domingo, 28 de mayo de 2017

Lectura quincenal - Mayo 2017

La lectura quincenal que te traigo hoy es el primer capítulo de una novela que te presenté tanto en las novedades de febrero de este año como en el último EMB hace ya un par de meses. Se trata de Sin compromiso Curtis Sittenfeld, un retelling de Orgullo y prejuicio (de Jane Austen) en la actualidad. Está siendo mi lectura de antes de ir a acostarme y, como es un libro bastante gordito y a esas horas no puedo avanzar mucho, me está durando bastante. Eso sí, lo estoy disfrutando mucho. Con capítulos muy cortitos que te incitan a seguir, es una novela muy divertida y me parece que la adaptación al presente de este clásico por parte de la autora está muy lograda. Sin más dilación...

Sin compromiso de Curtis Sittenfeld [Siruela]

Sin compromiso

Curtis Sittenfeld

.
Capítulo 1


Mucho antes de que llegase a Cincinnati, todo el mundo sabía que Chip Bingley andaba buscando esposa. Dos años antes, Chip —graduado por el Dartmouth College y por la Facultad de Medicina de Harvard, vástago de los Bingley de Pensilvania, que durante el siglo XX habían hecho fortuna con el negocio de las piezas de fontanería— había aparecido, por lo visto con alguna reticencia, en el famosísimo reality televisivo Tal para cual. A lo largo de ocho semanas, durante el otoño de 2011, veinticinco solteras habían convivido en una mansión de Rancho Cucamonga, en California, compitiendo por el corazón de Chip: celebraban citas en las que iban a jugar al blackjack a Las Vegas o a catas de vino en los viñedos del valle de Napa mientras se peleaban y se ponían a parir entre ellas delante del pretendiente y también a sus espaldas. Al final de cada episodio, le daba a cada una o bien un beso en los labios, lo que significaba que continuaba compitiendo, o bien un beso en la mejilla, que quería decir que tenía que volverse a su casa de inmediato. En el último episodio, cuando solo quedaban dos mujeres —Kara, una antigua animadora universitaria de veintitrés años con unos ojazos y una melena rubia rizada, profesora de instituto en Jackson, Misisipi; y Marcy, una dentista morena de veintiocho años, hipócrita pero atractiva, de Morristown, Nueva Jersey—, Chip se puso a llorar como una magdalena y rehusó proponer matrimonio a ninguna de las dos. Ambas eran increíbles, extraordinarias, inteligentes y sofisticadas, afirmó, pero no sentía hacia ninguna de las dos lo que él llamaba «una conexión espiritual». En cumplimiento de las normas de la Comisión Federal de Comunicaciones, la consecuente diatriba de Marcy quedó reducida a una serie de palabras interrumpidas por pitidos que a duras penas ocultaban su cólera.

—No quiero que conozca a las chicas por haber estado en esa chorrada de programa —le decía la señora Bennet a su marido durante el desayuno una mañana de finales de junio. Los Bennet vivían en Grandin Road, en una amplia casa de estilo Tudor de ocho habitaciones en el barrio de Hyde Park de Cincinnati—. Ni siquiera lo he visto. Pero estudió en la Facultad de Medicina de Harvard, ¿sabes?

—Eso me comentaste —respondió el señor Bennet.

—Después de todo lo que hemos pasado, no me importaría tener un médico en la familia. Llámalo interés si quieres, pero yo más bien diría que es una cuestión de inteligencia.

—¿Interesada tú? —repitió el señor Bennet.

Cinco semanas antes, el hombre había pasado por una revascularización coronaria de urgencia; tras una convalecencia complicadita, hacía pocos días que había recuperado su habitual actitud sardónica.

—Chip Bingley ni siquiera quería presentarse en Tal para cual, pero su hermana lo propuso como candidato. 

Entonces un reality no es muy distinto del Premio Nobel de la Paz, pues en ambos se requiere de candidatos propuestos por terceros.

—Me pregunto si está de alquiler o ha comprado la casa —dijo la señora Bennet—. Eso nos indicaría cuánto tiempo tiene pensado quedarse en Cincinnati.

El señor Bennet bajó su rebanada de pan.

—Teniendo en cuenta que hablas de un completo desconocido, tu interés en los pormenores de su vida me parece desmedido.

—Yo tampoco lo consideraría un desconocido. Trabaja en Urgencias en el Christ Hospital, lo que significa que Dirk Lucas debe de conocerlo. Chip es bienhablado, no como esos jóvenes vulgares que suelen salir en la tele. Y es muy atractivo, además.

—Pensaba que nunca habías visto el programa.

—Me tragué unos minutos de pasada mientras las chicas lo veían. —Miró malhumorada a su marido—. No deberías discutir conmigo; es malo para la recuperación. En cualquier caso, Chip podría haber hecho carrera en la televisión pero decidió volver a la Medicina. Y se nota que viene de buena familia. Fred, estoy convencida de que el hecho de que se haya mudado aquí justo cuando Jane y Liz se encuentran en casa supone un resquicio de esperanza para nuestros problemas.

Las dos hijas mayores de las cinco hermanas Bennet llevaban una década y media viviendo en Nueva York; a causa del susto motivado por la salud de su padre habían vuelto repentina, si bien temporalmente.

—Cariño, si una marioneta hecha con un calcetín, que tuviera herencia y un diploma de Medicina de Harvard, se mudase aquí, tú estarías convencida de que su destino era casarse con una de nuestras chicas.

—Búrlate todo lo que quieras, pero el tiempo no pasa en balde. No, Jane no aparenta los cuarenta que va a cumplir en noviembre, pero cualquier hombre que sepa su edad le dará vueltas y vueltas a lo que ello supone. Y Liz la sigue de cerca.

—Muchos hombres no quieren hijos. —El señor Bennet le dio un sorbo al café—. Ni yo lo tengo claro todavía.

Una mujer de cuarenta puede dar a luz, pero no es tan fácil como los medios de comunicación nos hacen creer. La hija de Phyllis y Bob ha probado toda clase de métodos y al final se tuvo que conformar con el pequeño Ying de Shanghái. —Se levantó y se miró el reloj de oro ovalado—. Voy a llamar por teléfono a Helen Lucas, a ver si puede organizar algo para presentarme a Chip.



¿Qué te ha parecido esta lectura quincenal?
¿Te interesa esta idea de un retelling de la famosa Orgullo y prejuicio?
¿Te animarías a seguir leyendo la historia habiendo leído solo este primer capítulo?

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

8 imaginaciones:

  1. ¡Hola! Tiene buena pinta, me llama mucho la atención y me da curiosidad es saber que es un retelling de Orgullo y Prejuicio, que aunque no lo he leido, tiene tan buenas criticas, que leer algo parecido pero ambientado en la actualidad me llama la atención. Espero leerlo pronto y ver que tal, mientras disfrutalo y ya nos contaras que tal estuvo.

    Saludos ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bárbara:

      A mí me llamó la atención justo por lo mismo: tenía muchas ganas de ver cómo actualizaban este clásico. De momento no está nada mal. Pronto traeré la reseña ^^ ¡Muchas gracias por comentar!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  2. Interesante. Me gustan por lo general los retellings, aunque soy muy quisquillosa, porque ha de ser de un libro que ya haya leído y no solo han de actualizar la historia, sino que han de tener un importante componente de originalidad. Quizás con la reseña me convenzas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Laura:

      Pues si has leído "Orgullo y prejuicio" creo que esta historia te convencerá. Aún no la he terminado, pero por el momento me está gustando como la autora ha actualizado la historia. Por ejemplo, Jane Bennet quiere ser madre por encima de todo y decide inseminarse artificialmente y entonces... conoce a Chip Bingley. Y ahí te dejo ;)

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
    2. Sí, he leído Orgullo y Prejuicio, lo que comentas es interesante, estaré atenta a la reseña.

      PD: ¿Tienen todos los personajes nombres y apellidos como los de la novela? Ese tipo de cosas me rechina mucho, es en plan "¡qué casualidad!¬¬". En caso de respuesta afirmativa, ¿hacen referencia a la novela en algún momento?

      Eliminar
    3. Sí, casi todos tienen los mismos nombres. Creo que la única excepción que se me ocurre es Wickham. Además, los personajes que no tienen nombre en la novela original (como el señor y la señora Bennet) aquí sí lo tienen. No hacen referencia a la novela nunca porque digamos que es esa novela en la actualidad. Es como la adaptación de Sherlock de la BBC. Los personajes se llaman igual porque es la "misma" historia.

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  3. ¡Hola, Patt! No sé si me dará tiempo ponerme al día con todas tus entradas, pero espero que sí, que se me están acumulando muchas xD
    No sé si ya has terminado esta lectura, pero me alegra que la estuvieras disfrutando :)
    No soy muy fan de los retelling, pero reconozco que algunas historias saben aprovechar las partes buenas de otras.
    A ver, voy a leer el fragmento, aunque rara vez los principios consiguen encandilarme...
    Por los nombres, parece que estamos hablando de niños y que la historia es de cachondeo al 100%.
    No me siento muy interesada en leer este libro, ni he sonreído ni ha despertado mi curiosidad, pero que a ti te divierta, me intriga...
    He leído "Orgullo y prejuicio" y, si Darcy hubiera hablado un poco más, ese libro me hubiera parecido perfecto, así que eso también hace que tenga cierta esperanza en que leer una versión diferente de la historia podría gustarme.
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Omaira:

      Precisamente por eso me llamó la atención: porque tenía pinta de tener mucho humor entre sus páginas, aunque tampoco es un libro con el que sueltes carcajadas. Eso sí, es el típico libro que te hace sonreír constantemente. Igual como libro independiente no tendría mucho sentido, pero al ser la adaptación al clásico, ves cómo han ido adaptando cada personaje a la época actual y es que...

      ¿Te gustó "Orgullo y prejuicio"? Si es así, ¿has visto la miniserie "Lost in Austen"?

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de 48h. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib