Devoim participa en los Premios Boolino
En la categoría de
blog de lectura juvenil de +12 años
¡Bienvenido a Devoim!
Libros a contrarreembolso
Devoim lanza su iniciativa solidaria para
que ciertos libros encuentren un nuevo hogar
6 Sept 2016
¡Sorteo en Twitter!
Gana un ejemplar firmado de
"La maldición de Trefoil House"
Hasta el 31 de mayo

martes, 18 de julio de 2017

RESEÑA: "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen [LC]

13 imaginaciones
Pride and Prejudice by Jane Austen [Penguin Classics]

SINOPSIS
Cuando Elizabeth Bennet conoce por primera vez al codiciado soltero Fitzwilliam Darcy, lo encuentra arrogante y engreído, mientras que él lucha por permanecer indiferente a su belleza y vivacidad. Cuando más tarde descubre que Darcy ha sido el culpable de la relación fallida entre su amigo Bingley y su amada hermana Jane, Elizabeth comienza a sentir aún más aversión por él si cabe. En la brillante comedia costumbrista que sigue, Jane Austen habla del disparate de juzgar a las personas por las primeras impresiones y representa maravillosamente las amistades, los chismes y los esnobismos de la vida provinciana de la clase media.

FICHA TÉCNICA:

Título: Orgullo y prejuicio
Título original: Pride and Prejudice
Autora: Jane Austen
Editorial: Penguin Classics
Temática: Ficción clásica
Encuadernación: Tapa blanda
Número de páginas: 448
ISBN: 978-0-14-143951-8
Precio: £4,99 (Otros formatos: Tapa dura - £14,99; eBook - £4,99)

! Para más información, pincha aquí (novela el inglés) o aquí (novela en español).

RESEÑA:

No hay que fiarse de las primeras impresiones



Con motivo del bicentenario de Jane Austen, el club de lectura Folloner@s club ha organizado este año las lecturas conjuntas de las seis novelas de esta autora británica. Hace unos meses ya te hablé de Persuasión y hoy le toca el turno a la historia más famosa de Austen: Orgullo y prejuicio. ¿Y qué mejor día para colgar esta reseña que la fecha exacta en la que se cumple el bicentenario de la muerte de su autora?

Darcy y Elizabeth en la miniserie de la BBC de 1995Yo ya conocía el argumento de esta novela gracias tanto a la adaptación cinematográfica de 2005, como a la miniserie de la BBC de 1995 que, a día de hoy, más de 20 años después de su estreno, sigue siendo reconocida como la mejor adaptación de este clásico a la pantalla. Por no hablar de retellings cinematográficos como "Persiguiendo a Jane Austen" (2008), "En tierra de Jane Austen" (2013)"El diario de Bridget Jones" (2001)*

Aunque la historia de Orgullo y prejuicio no me disgustaba, tampoco entendía todo el furor que generaba como para que siempre fuera la obra favorita de Jane Austen de muchísimos lectores. Sin embargo, después de hacerla leído (en su idioma original), mi opinión ha cambiado totalmente y por fin he comprendido qué venían estos lectores en esta historia.

Para empezar, esta novela de Jane Austen tiene un comienzo de lo más potente que te incita a querer saber más sobre estas tres afirmaciones:
Es una verdad mundialmente reconocida que un hombre soltero, poseedor de una gran fortuna, necesita una esposa.
Sin embargo, poco se sabe de los sentimientos u opiniones de un hombre de tales condiciones cuando entra a formar parte de un vecindario. Esta verdad está tan arraigada en las mentes de algunas familias que lo rodean, que algunas le consideran de su legítima propiedad y otras de las de sus hijas (p. 5)
Orgullo y prejuicio nos habla de los Bennet, una familia de clase media formada por el señor y la señora Bennet y cinco hijas en edad casadera: Jane, Elizabeth, Mary, Kitty y Lydia. Dado que en su caso está estipulado que las hijas no pueden heredar las posesiones del padre, sino que han de recaer en un hijo varón o en el pariente masculino más cercano,  a la muerte del señor Bennet, la propiedad de Longbourn donde viven pasará a ser del señor Collins. Por ese motivo, a la llegada del señor Bingley al vecindario, la señora Bennet intentará por todos los medios que este joven se interese por una de sus hijas para así asegurarle un futuro no solo a ella, sino al resto de sus hijas y a ella misma. Por ello, puedes observar que en la novela el tema económico es muy relevante. De hecho, cuando se presenta un personaje masculino nuevo, lo primero que se dice de él es cuánto gana al año para indicar si es un buen partido o no.

Junto con el señor Bingley, llegan sus dos hermanas (una de ellas casada) y el señor Darcy, un hombre muy rico que, a pesar de su fortuna, no termina de gustar a los lugareños. De hecho, en la novela lo describen como "el hombre más orgulloso y más antipático del mundo", lo que contrasta enormemente con el carácter afable y franco de su amigo Bingley.

Elizabeth y Darcy en la película de 2005
Los caracteres del señor Darcy y de Elizabeth pronto chocarán y el orgullo de él y los prejuicios de ella se convertirán en una mezcla peligrosa, pero sumamente entretenida. Las pullas que se van lanzando en sus conversaciones te harán sonreír. *SPOILER* También resulta gracioso ver cómo personajes como Charlotte Lucas o la señora Gardiner no dejan de decirle a Elizabeth que ellas creen que le gusta a Darcy y cómo Elizabeth se indigna cada vez que lo insinúan. *FIN DEL SPOILER*

Algo que me ha gustado mucho del libro con respecto a la adaptación cinematográfica de Orgullo y prejuicio es que en la novela podemos saber más de lo que piensa Darcy. En la película de 2005, por ejemplo, la protagonista claramente es Elizabeth y prácticamente todo está contado desde su perspectiva, por lo que apenas sabemos lo que Darcy realmente opina de ella cuando la conoce. Al saberlo, como yo, quizás te lleves una buena sorpresa.

Y es que en Orgullo y prejuicio determinar quién es el protagonista es más complicado. A ver, obviamente el título te da pistas y te indica que dos personas son las más relevantes de la historia. Sin embargo, todos los personajes están muy bien definidos y a mí casi me convence más ver esta obra como una novela coral en la que cada personaje aporta algo a la historia y todos juntos van dibujando un cuadro muy concreto. Como en Persuasión, en este libro destaca la crítica social que hace Jane Austen de la época, aunque en este caso la autora se centra más en la importancia del dinero, la falsedad de las primeras impresiones y en la insignificancia de la mujer como mero objeto de transacción entre el padre y el marido. Me ha resultado francamente sorprendente ver cómo una mujer a principios del siglo XIX escribió una novela** con tantísimo fondo crítico y que, en vez de prohibirse, se tomara como una novelita romántica para mujeres. Hay romance sí, pero como ya mencioné en la reseña de Persuasión, no creo que sea lo más relevante de la novela.
[...] Una mujer debe tener un conocimiento profundo de música, canto, dibujo, baile y lenguas modernas. Y además de todo esto, debe poseer un algo especial en su aire y manera de andar, en el tono de su voz, en su trato y modo de expresarse; pues de lo contrario no merecería el calificativo más que a medias.
Debe poseer todo esto agregó Darcy, y a ello hay que añadir algo más sustancial en el desarrollo de su inteligencia por medio de abundantes lecturas.
No me sorprende ahora que conozca solo a seis mujeres perfectas. Lo que me extraña es que conozca a alguna. (p. 39)
Elizabeth Bennet es una joven que destaca no solo en su familia, sino en el resto de la sociedad de Longbourn y alrededores por su carácter y forma de pensar tan distintos al resto de las mujeres que la rodean. Es un personaje fuerte capaz de enfrentarse a personajes de gran estatus social como el propio Darcy o Lady Catherine de Bourgh. A pesar de ello de su importancia en la trama, no ha sido mi personaje favorito de la historia, ya que Darcy (por su gran evolución a lo largo de la historia y sus dilemas internos) y la señora Bennet (por su hipocresía francamente divertida) se han llevado a medias ese trofeo.

Las hermanas Bennet en la miniserie de la BBC de 1995
Y sí, ha llegado el momento de hablaros de la señora Bennet, la madre de Lizzy (apelativo cariñoso de Elizabeth). Se trata de una mujer de lo más superficial e inaguantable y a la que me imagino con una voz aguda de esas que te hacen daño en los oídos. Sin embargo, todas y cada una de sus intervenciones son una auténtica delicia. ¡Por favor! ¡Lo que me he podido reír con su hipocresía, sus salidas de tono y sus enfados! Sin duda, es un personaje brillantemente caracterizado a través de su lenguaje y su forma de hablar.

El señor Bennet, el padre de Elizabeth, es totalmente opuesto a su esposa. Se trata de un hombre aparentemente más cabal, con el que se puede mantener una conversación interesante y que, por no estar todo el día escuchando las tonterías de su esposa y de sus tres hijas menores, pasa las tardes recluido en su biblioteca. Aparentemente, parece mucha mejor opción como persona comparada con la señora Bennet, pero este vídeo de Javier Ruescas y Lola Rodríguez comentando la obra ha cambiado totalmente mi visión sobre el tema. ¿Es un hombre más razonable que su mujer? Sí. De hecho, por eso Lizzy congenia mejor con él que con su madre. PERO, también es cierto que él es un hombre al que parece que le da un poco igual el futuro de sus hijas. Se ha resignado a vivir el resto de sus días con unas mujeres a las que no soporta, por lo que parece que ha dejado de preocuparse por ellas. Sin embargo, la señora Bennet es la que se preocupa por asegurarles un futuro a sus hijas (y a ella misma) y por eso está desesperada porque se casen.
¡Señor Bennet! ¿Cómo puedes hablar así de tus hijas? Te encanta disgustarme. No tienes compasión de mis pobres nervios.
Te equivocas, querida. Les tengo mucho respeto a tus nervios. Son viejos amigos míos. Hace por lo menos veinte años que te oigo mencionarlos con mucha consideración. (p. 7)
Hablando de otros personajes, me gustaría mencionar a Lydia, la hermana menor de la familia Bennet, que es un caso perdido. Se parece mucho a su madre, pero en este caso no resulta nada divertida de leer, sino que te irrita en grado sumo. De Kitty y Mary Bennet no se dice demasiado. Su perfiles están clararamente definidos, pero para mí han sido mera comparsa. Tenían una finalidad muy clara, pero solo están en la novela para cumplir ese papel y ya está; no tienen trama propia. En las adaptaciones creo que se les ha sabido sacar más jugo.

Wickham y el señor Collins son dos personajes masculinos con una gran importancia para la trama. Con el primero de ellos no podrás sino llevarte una sorpresa porque no es lo que parece y el segundo es un personaje que desearás que desaparezca de tu vista porque es realmente desagradable: es superficial hasta decir basta, admira a las personas solo si tienen dinero, y es sumamente presuntuoso. Aún así, creo que es uno de los retratos mejor conseguidos de la novela y por eso tiene un gran valor.

Y es que independientemente de si los personajes te caen bien o mal, la pluma de Jane Austen, mediante un narrador omnisciente, los aprovechará para describirnos cómo era la sociedad de la época. Para ello, no abusará de las descripciones ni nos contará mediante el narrador qué ocurre, sino que lo hará a través de las interacciones de los personajes. En la combinación del texto y el subtexto es donde está todo el jugo de la novela. Los discursos de los personajes suelen estar bastante llenos de de los circunloquios típicos de la época, por lo que es habitual encontrar de tanto en tanto párrafos con frases largas, un tanto farragosos. Sin embargo, eso es así porque los personajes no dicen las cosas directamente. Jane Austen no da nada masticado. Orgullo y prejuicio es una novela llena de sutileza y de leer entre líneas.
[...] Pero a pesar de sus bonitas palabras, mi querida Elizabeth, puedes estar segura de que tu tío jamás habría cedido a no haberle creído movido por otro interés(p. 307)
En definitiva, Orgullo y prejuicio sin proponérselo ha adelantado a Persuasión en mi ranking de las historias de Jane Austen y se ha convertido en mi primera mejor lectura del año. Ha sido una absoluta delicia leerla. Todo, absolutamente todo lo que nos cuenta la autora está ahí por algo y es fascinante ir descubriendo por qué. Si aún no te has adentrado en sus páginas, de verdad, te recomiendo que lo hagas. No te fíes de la fama que pueda o no tener esta historia. Atrévete a descubrirla por ti mismo/a y juzga después. Eso sí, por favor, léela con calma: Orgullo y prejuicio es de esas novelas que hay que saborear.

* Esta película contaba con el actor Colin Firth para el personaje de Mark Darcy, el mismo actor que había interpretado años antes al señor Darcy en la miniserie de la BBC, detalle que encantó a los fans.
** Jane Austen publicó Sentido y sensibilidad (1811), Orgullo y prejuicio (1813), Mansfield Park (1814) y Emma (1815) de forma anónima. Su hermano, Henry Austen, indicó en las dos que se publicaron póstumamente (Persuasión y La abadía de Northtanger) que aquellas obras eran de la misma autoría que las otras cuatro, pero la identidad de la autora no se desveló hasta 1872, cuando James Edward Austen-Leigh publicó sus Memorias. 

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage postimage postimage

READING PROGRESS (cuidado, puede contener spoilers):

A continuación te dejo las impresiones que fui publicando en Goodreads a medida que avanzaba con la lectura. En esta ocasión, como ves, son muy detalladas...

Reading progress de Orgullo y prejuicio del blog Devoim

CURIOSIDADES SEMÁNTICAS Y TIPOGRÁFICAS:

Algo que me ha gustado especialmente de la novela es ver cómo el inglés ha evolucionado desde el momento de la publicación de Orgullo y prejuicio. En ese momento, palabras como "tomorrow" (mañana) aún no se habían configurado como tal y, por tanto, la autora las escribe como "to-morrow" (la siguiente mañana, considerando "mañana" como la parte inicial del día).

Por otro lado, también he aprendido algo sobre las reglas tipográficas en la escritura inglesa y se trata del uso de la raya larga en ejemplos como el de la página 75, cuando Jane Austen escribe: ———shire. Resulta que esto sirve para omitir a qué condado se está refiriendo la autora exactamente. Puedes encontrar toda la información al respecto en esta página.

¿QUIERES CONSEGUIR UN EJEMPLAR?

Estate atento/a al blog de Las inquilinas de NetherfieldDurante todo el mes de julio están haciendo un homenaje a la obra de Jane Austen y muy pronto le llegará el turno a Orgullo y prejuicio y sortearán un ejemplar de la novela, acompañado nada menos que de la miniserie en DVD.

¿Y tú?
¿Has leído esta novela? ¿Qué te ha parecido?
¿Cuál es tu novela favorita de Jane Austen? ¿Por qué?

miércoles, 12 de julio de 2017

Pasión por la palabra (VII)

20 imaginaciones
Pasión por la palabra (sección del blog Deja volar tu imaginación)

Las palabras que te traigo hoy las conocí gracias a la novela El libro de los portales de Laura Gallego, una novela que leí hace ya unos meses (pinchando en el enlace puedes leer su reseña). En este enlace puedes ver las ediciones anteriores de esta sección.

Triscar
¡Llevo triscando por estos parajes desde que era un mozo! (p. 101)
Aquí te dejo la definición oficial de la RAE (la acepción que corresponde a este caso es la cuarta):

Triscar - definición

Prístino/a
Sabía que las gentes humildes, sobre todo aquellos que vivían en ambientes rurales, y especialmente los de mayor edad, aún creían en los antiguos dioses que, según las leyendas, habitaban todos los lugares especiales, desde prístinos manantiales hasta cuevas misteriosas o cruces de caminos. (p. 101)
A continuación tienes la definición oficial de la RAE:

Prístino/a - definición

Espetón
Estará lista en un momento respondió la cocinera, sacando la pata de cabrito del espetón y sirviéndola en una fuente de barro. (p. 104)
La acepción de la definición oficial de la RAE a la que tienes que prestar atención en este caso es a la primera:

Espetón - definición

Imprecación
Los dos salieron de la cocina sin prestar atención a las imprecaciones de Darmod. El mayordomo no hizo nada por impedirlo [...]. (p. 116)
Dado que "imprecar" significa "proferir palabras con que se expresa el vivo deseo de que alguien sufra malo daño", aunque en este caso la acepción correspondiente sea la primera, puedes aceptar pulpo y echarle un ojo a la segunda acepción de la definición oficial de la RAE (obviando la parte de que se usa en retórica):

Imprecación - definición

Ladino/a
Uno de ellos, un individuo no muy alto, de aspecto ladino y gestos nerviosos, que llevaba ropas oscuras y el pelo recogido en la nuca, trataba de calmar al otro, un joven que vestía de granate. (p. 377)
Por último, en este caso, la acepción de la definición oficial de la RAE en la que te tienes que fijar es la primera:

Ladino/a - definición

¿Y tú?
¿Conocías estas palabras?
¿Has descubierto últimamente alguna nueva palabra?

domingo, 9 de julio de 2017

Laura Gallego y el final de su foro

36 imaginaciones
La verdad es que hoy pretendía hacer una entrada presentándote a Laura Gallego un poquito más a fondo, contando alguna de sus curiosidades, pero hace unos días ocurrió algo que me ha dejado algo trastocada y por lo que no me encuentro muy de humor para hacerle "publicidad", como quien dice. Si tienes en cuenta que mi amor por esta autora y su obra me ha llevado a "adoptarla", dedicándole un espacio en blog cada dos meses, podrás entender hasta qué punto me ha afectado.

Por eso, me he decidido a hacer una entrada más personal y a hablarte de un proyecto que empezó la autora hace 14 años y que en septiembre cerrará definitivamente sus puertas. Para mí ha sido, es y será muy, muy especial. Te hablo de los Foros de Laura Gallego.

Cabecera antigua de los foros de Laura Gallego

Yo llegué a este espacio allá por enero de 2007 después de conocer a esta autora con su archiconocida saga Memorias de Idhún. Por aquel entonces, internet no era como lo conocemos ahora y la Wikipedia no era tan completa como lo es hoy. Informarse sobre los autores que a uno le gustaban era bastante más complicado y recuerdo que la página web de Laura Gallego fue pionera en este aspecto: te permitía estar al día de qué proyecto tenía la autora en ese momento entre manos, de dónde podrías verla (ya sea en charlas de colegios o en presentaciones/firmas), saber más sobre ella y sus novelas ya publicadas, etc.

Desde ahí, accedí por primera vez a los foros. Para registrarme tuve que pensar un nick. Mi nombre real, por supuesto, ya estaba cogido, por lo que intenté pensar variaciones: Patty lo odio (al igual que el resto de diminutivos similares) y Pat técnicamente es para hombres. Entonces me dije: ¿y si le añado otra "t"? Y así es como surgió Patt, el nick por el que ahora mismo también me conoces en la blogosfera.

Imagen de perfil de Patt en los foros de Laura Gallego
También tuve que elegir un avatar y escogí la imagen que ves a la derecha porque, en cierta manera, me recordaba a mí misma en ese momento. Se trata de un dibujo de Gerde, un personaje de Memorías de Idhún.
Lo que aparece debajo del nick es el rango, que va cambiando en función de los mensajes. Hace unos meses cambiaron la versión del foro y el número de mensajes volvió a 0. De ahí que ahora mismo tenga tan poquitos mensajes después de más de 10 años en el foro. Como ves en la imagen siguiente ahora mismo me correspondería ser "aprendiz de segundo grado" y sin embargo soy "immortal". Con motivo del cierre del foro, los moderadores decidieron concedernos un deseo, cual hadas madrinas. Dado que ya va a ser imposible llegar a los 12.000 mensajes y siempre me ha hecho ilusión llegar a ese rango, yo pedí que se me concediera ese rango y ellos cumplieron mi deseo.

Descripción de los rangos del foro de Laura Gallego
[Para poder hacer zoom en la imagen, haz clic en el botón derecho del ratón → abrir imagen en una pestaña nueva]

En este foro he sido nombrada Guardiana de la puerta (rango especial que se otorgaba cada mes a un forista que destacaba por su implicación en la plataforma), fui la autora de dos novelas que finalmente no terminé de publicar en el foro (aunque una de ellas sí la acabé) y que sorprendentemente algunos foristas aún recuerdan, me atreví a crear y gestionar el temido Índice de historias para que a todo el mundo le fuera más sencillo encontrar los textos que iban creando los foristas y fundé mi concurso de poesía Naufragando entre versos, con cinco ediciones en su haber.

Firma de Patt en los foros de Laura Gallego

El pasado día 26 de junio, Lunnaris (el nick bajo el que se encuentra Laura Gallego) publicó un mensaje informando de su decisión de cerrar definitivamente los foros. Desde hace tiempo, este espacio no tenía tantísima afluencia y actividad como la tuvo con el boom de Memorias de Idhún. Sin embargo, los moderadores y ciertos foristas se esforzaron por aportar ideas nuevas que revitalizaran el lugar para que siguiera adelante. Justo cuando estas medidas estaban comenzando a aplicarse y a dar sus frutos, nos topamos con semejante noticia.

¿Y cuáles han sido sus motivos para el cierre? Principalmente dos:

1. El principal motivo del cierre de los foros es que ahora este sistema "ya no se lleva", ya que ahora hay nuevas maneras de comunicarse: las redes sociales (en adelante, RRSS). Por citar exactamente sus palabras:
[...] en la actualidad hay nuevas formas de relacionarse digitalmente, y las redes sociales están dejando obsoletos otros espacios de reunión online como los foros, los chats o incluso los blogs.
2. En el foro ya somos cuatro gatos y la masa de lectores se ha desplazado a las RRSS. De nuevo, según sus palabras:
[...] los espacios en las webs particulares se van convirtiendo poco a poco en islas solitarias en el océano digital. Lo notamos en el tráfico y en las visitas, pero no en el número de lectores.
Como puedes ver en todos los mensajes que fuimos publicando los foristas en ese hilo sobre el cierre, este espacio ha significado mucho para muchísimas personas por razones muy diversas. Aunque nos hubiera dolido que Laura Gallego nos hubiera explicado con un tono similar al que empleó cuando anunció su partida de los foros que ya había llegado el momento de cerrar esta etapa y comenzar otra, lo hubiéramos entendido (tal y como comprendimos en 2008 que ella no daba abasto para todo).

Si has sido ajeno a toda esta comunidad, probablemente estas razones te parezcan suficientes y totalmente legítimas. Y, dejando a un lado el tono, bueno, nosotros podríamos haber aceptado pulpo como animal de compañía, a no ser porque:

1. Un foro es una plataforma distinta a las RRSS y cada una sirve para lo que sirve. En las RRSS no se pueden llevar a cabo juegos de rol, debates, concursos creativos y publicación de historias como sí se hace en un foro. Digamos que el foro agrupa las funciones de diversas plataformas actuales: RRSS, blogs y wattpad, entre otras. No me malinterpretes, las RRSS son estupendas y muy útiles (yo misma las uso a diario), pero NO son la única vía de comunicación actual, por muchos usuarios que tengan. Hay personas que necesitan otro tipo de plataformas para expresarse.

2. Los foros han sido totalmente ignorados en esas RRSS tan maravillosas y, quizás por eso, no reciben tanta afluencia (de hecho, no ha habido ninguna mención oficial sobre el cierre en ninguna de las RRSS oficiales de la autora). La manera de buscar información ha cambiado y quizás ahora mismo las RRSS hubieran sido una buena manera de visibilizar este espacio cargado de creatividad. Además, el link a los foros de la web llevaba sin funcionar meses (hasta que ahora lo han actualizado con motivo del cierre).

3. A pesar de las quejas de los usuarios (unas más afortunadas que otras), no hemos recibido ninguna contestación oficial por parte de alguno de sus canales oficiales, más que un nuevo mensaje por parte de la autora en el mismo hilo del cierre, donde nos avisaba de cuáles serían las fechas exactas del cierre y nos decía que entendía que no le diéramos las gracias por crear este espacio y gestionarlo durante 5 años (cuando prácticamente todos lo habíamos hecho). Por último, añadía esta perla al final de su mensaje:
Eso sí: me veo obligada a avisar de que, si los administradores y moderadores no se ven capaces de hacer cumplir las normas básicas del foro en esta última etapa, si no se puede garantizar la convivencia y el buen ambiente para todos los usuarios, lamentablemente nos veremos obligados a cerrarlo antes de la fecha prevista.
Algunos foristas también piensan que el motivo de este anuncio tan precipitado esté provocado por la polémica que surgió hace mes y medio por un comentario que hizo la autora sobre el colectivo LGTB en un directo. En mi caso, yo creo que entendí lo que ella quería decir (y no creo que fuera para ofender a esas personas en absoluto), aunque sí es cierto que no eligió las palabras más afortunadas. Haciendo clic en el enlace 👆 puedes escucharlo por ti mismo y decidir según tu criterio si realmente ella consideraba al colectivo LGTB un panfleto o no. Lo que yo creo que quería decir con esas palabras lo mencioné más o menos hace unos días en un comentario que hice en una reseña de Caen estrellas fugaces.

Are blogs dying?Y ya de forma personal, me molestó especialmente esa afirmación de que "los blogs están obsoletos". Realmente no quiero extenderme en este debate, porque da para largo y realmente es otro tema, pero creo que si estás leyendo esto estarás de acuerdo en que no, los blogs no están muertos. Por muchos canales de YouTube y otras plataformas (???) que haya, los blogs y YouTube son plataformas distintas y aportan cosas diferentes. Lo más gracioso es que buscando una imagen para ilustrar este párrafo encontré este post fechado de 2011 en el que su autor ya negaba que los blogs estuvieran muertos. ¡En 2011! Y, mira por dónde, aquí seguimos...

Por supuesto, este dolor e indignación puede deberse a la nostalgia, no te digo yo que no. Después de diez años en este lugar, tanto otros foristas veteranos como yo hemos crecido y ahora tenemos otras prioridades y no nos pasamos tanto por los foros. Lo que nos da pena es que las nuevas generaciones de lectores que conozcan Laura Gallego ya no podrán disfrutar de un lugar tan especial para compartir su gusto por sus obras y donde conocer a gente maravillosa. Estos foros eran un espacio muy seguro con muy buen ambiente (aunque hayamos tenidos nuestros problemillas, como en sucede en todas las casas).

Luto por el cierre de los foros de LGG
En cualquier caso, yo ya me desahogué en su momento y lloré de pura frustración, pero he comprendido que las cosas cambian y evolucionan y que hemos de seguir adelante. Además, los foristas ahora estamos organizando la creación de un nuevo espacio para poder llevarnos todo lo bueno de este lugar a otra parte y seguir allí compartiendo impresiones y desarrollando nuestra creatividad. Es decir: ¡nos mudamos de casa!

El objetivo de esta entrada era dejar constancia de que este espacio existió. Laura Gallego creó algo muy, muy especial que ha durado 14 años (sí, el número mágico de la autora). Ahora quiere avanzar y pasar página, a pesar de las protestas de los usuarios de los foros, y es perfectamente legítimo: es su espacio y lo mantiene ella. Eso sí, no quería que se cerrara sin que tuvieras la oportunidad de echarle un vistazo y saber que durante estos 14 maravillosos años ha existido un lugar que ha ayudado a muchos lectores a superar su timidez, a afrontar sus miedos, a desarrollar su creatividad como escritores y, sobre todo, a compartir su gusto por la literatura con otros lectores.

¿Y tú?
¿Conocías este foro?
¿Qué opinas de que la autora quiera emprender una nueva etapa?

jueves, 6 de julio de 2017

RESEÑA: "Ella en la otra orilla" de Mitsuyo Kakuta

22 imaginaciones
Ella en la otra orilla de Mitsuyo Kakuta [Galaxia Gutenberg]

*Con la colaboración de Galaxia Gutenberg*
SINOPSIS
Sayoko, un ama de casa de treinta y cinco años con un niño de tres, empieza a trabajar para Aoi, una mujer universitaria de su misma edad y espíritu libre que tiene una agencia de viajes y un negocio de servicio de limpieza. Tímida e incapaz de conectar con otras madres en su barrio, Sayoko se siente atraída por el estilo de vida independiente de Aoi y su personalidad tolerante. Las dos congenian desde el principio, comenzando una amistad que es para Sayoko también una reafirmación del valor de la vida. Aoi, por su parte, no siempre ha sido la persona segura de sí misma que parece ser. De adolescente sufrió bulling en el instituto y tuvo que cambiar de centro, experiencia que la marcó de tal modo que a partir de entonces se ha pasado la vida evitando el contacto con los demás. La amistad entre Sayoko y Aoi, por un lado, y las penurias de la Aoi adolescente, por otro, conforman una narrativa a dos niveles que converge en el arrebatador capítulo final. Una novela rica en sensibilidad y en análisis psicológicos sobre la dificultad profesional de las jóvenes madres y el dolor de ser diferente en una sociedad que privilegia la uniformidad.

FICHA TÉCNICA:

Título: Ella en la otra orilla
Título original: Taigan no kanojo
Autora: Mitsuyo Kakuta
Traductores: Yoko Ogihara y Fernando Cordobés
Editorial: Galaxia Gutenberg
Temática: Ficción contemporánea
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
Número de páginas: 224
ISBN: 978-84-810-9736-8
Precio: 18,00 € (Otros formatos: eBook - 11,99 €)

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:

De cómo ciertas personas te ayudan a evolucionar



Ella en la otra orilla de Mitsuyo Kakuta fue una de las novelas que incluí en mi selección de las novedades de octubre de 2016. Publicada en español de mano de Galaxia Gutenberg, llamó mi atención porque su sinopsis prometía dos personajes femeninos muy interesantes, Sayoko y Aoi, a las puertas de una gran evolución.

Esta historia cuenta con dos líneas temporales: el pasado de Aoi, siendo una adolescente que acababa de cambiarse de instituto y el presente de Sayoko (en el que conoce a una Aoi adulta).

Sayoko es una mujer de treinta y cinco años que, tras ser madre, se ha dedicado a cuidar a su hija Akari y a ser ama de casa. A Sayoko le cuesta congeniar con la gente y socializar como lo hacen las otras madres. Al ver que Akari comienza a mostrar las mismas deficiencias sociales que tiene ella, decide dar un nuevo rumbo a su vida, buscando un trabajo para poder pagar una guardería a su hija y que ella aprenda a desenvolverse con otros niños. En su búsqueda, dará con la empresa Platinum Planet, una agencia de viajes que está a punto de abrir una nueva línea de negocio: la limpieza del hogar para las familias cuando se van de viaje. A pesar de no tener nada que ver con lo que hacía antes de tener a Akari, Sayoko acude a la entrevista con mucha ilusión y allí conoce a Aoi Narahashi, una mujer de su misma edad y que estudió en su misma universidad, pero que tiene una visión de la vida totalmente diferente. Este cambio que Sayoko emprende única y exclusivamente por su hija terminará afectándola a ella misma de muchas maneras...
A partir del tercer trimestre del segundo curso, prácticamente dejó de ir a clase. No odiaba a las compañeras que se burlaban de ella, se limitó a culparse a sí misma. No podía entender lo que pasaba. «Hay algo en mí que irrita a los demás y hace que me ignoren, se repetía sin cesar.» (p. 23)
La Aoi que conoce Sayoko es muy diferente de la Aoi que descubrimos en la segunda línea temporal. Tras haber sufrido bulling en su anterior instituto, sus padres se mudan de ciudad y ella empieza una nueva etapa en un centro educativo nuevo. Allí conoce a Nanako, una adolescente con la que congenia al instante. A Nanako le resbala lo que los demás alumnos digan sobre ella y eso es algo que Aoi admira muchísimo porque ella no es capaz de olvidar "el qué dirán". Insegura pero feliz de tener una nueva oportunidad, Aoi se volcará en su relación con su nueva amiga, lo que la hará olvidar los reproches de su madre, quien echa de menos la otra ciudad.

La relación entre Aoi y Nanako me ha resultado entrañable y va de menos a más. Al principio se tratan como dos simples conocidas, sin implicarse demasiado. Sin embargo, poco a poco vemos cómo la complicidad va surgiendo entre ellas hasta dar lugar a situaciones como la que puedes leer en la siguiente cita. Lo que me ha llamado la atención de este momento en particular de Ella en la otra orilla es su sorprendente similitud con un juego en el que yo misma participé en el colegio en el que, cuando dos personas decían lo mismo, se decían la una a la otra: "¡chispa!" y quien lo dijera primero obligaba a la otra a estar callada hasta que se le levantara el "castigo". Es una clara prueba de que, a pesar de la distancia y de las diferencias culturales, las relaciones entre personas al final no son tan diferentes unas de otras.
¡Ay, qué amarga está! dijeron las dos como si se hubieran puesto de acuerdo.
Happy Ice Cream!
Entre las chicas se había puesto de moda ese juego sin sentido, según el cual cuando dos de ellas decían lo mismo, tenían que tocar a la otra lo antes posible. La última en hacerlo invitaba a helado. Se dieron un golpe y rieron a carcajadas" (p. 54)
Relacionado con esto, llamó mi atención la mención que se hace Ella en la otra orilla en la página 51 a Ana de las Tejas Verdes, serie de libros de la que ya te hablé en la entrada sobre mis manías literarias. Se trata de una obra canadiense y me ha resultado curioso que se mencione en una novela japonesa, pero ¿qué mejor prueba de que el mundo realmente está globalizado? Al comentar este detalle con Laura (administradora de Paseando entre páginas), ella me dijo que quizás en el libro en versión original hubiera otra referencia, como ella había visto en otras ocasiones, pero hubo algo que me hizo pensar que lo más probable es que no fuera así y que realmente la autora hubiera utilizado la obra de L. M. Montgomery en su novela: la existencia de notas al pie en la traducción.

A lo largo de este libro, los traductores facilitan numerosas notas al pie para explicar al lector algunos términos de la cultura japonesa que aparecen en la historia, como Calpis (bebida a base de fermento lácteo) o Goro Noguchi (cantante pop e ídolo de los años sesenta). Este detalle se agradece muchísimo, ya que nos impide perdernos en los términos y desconectar de la historia de cuando en cuando (como ocurría en Ausländer) y nos brinda la oportunidad de descubrir cosas nuevas sobre la cultura de las protagonistas de esta novela. Por este motivo, ¿para qué iban a sentir la necesidad los traductores de cambiar una referencia cinematográfica cuando podían explicarla fácilmente mediante las notas al pie?

Ella en la otra orilla cuenta con una estructura circular que me ha resultado de lo más acertada. Uno de los personajes evoluciona aparentemente de forma lineal, alejándose de la monotonía en la que se había convertido su vida. Y, sin embargo, lo que realmente hace es alejarse de un letargo en el que se había sumido para volver a su modo de vida previo. El otro personaje se transforma en aquello que pensaba que nunca podría ser y se convierte en lo que, hace tiempo, otra persona fue para sí. En ambos casos vemos cómo los personajes inician y cierran sendos círculos, que terminan coincidiendo en una intersección. 
¿Te importa si me quedo un poco más?
[...]
¿Cómo?
La voz de su marido sonó fría. No sabía si estaba enfadado o si no lo escuchaba bien. Miró el reloj. Las ocho pasadas.
Es mi fiesta de bienvenida y si la han organizado el sábado ha sido precisamente por mí. Me sabe mal decir ahora que tengo que marcharme.
Me vas a endilgar este plan todos los fines de semana.
¿Endilgar? (p. 64)
Uno de los temas que sobrevuela la parte de la novela dedicada a Sayoko es la convivencia con un machismo no violento, pero no por ello menos machismo. La cita que has podido leer justo antes de este párrafo es una conversación entre Sayoko y su marido Shuji. La palabra "endilgar" sorprende a nuestro personaje a medio evolucionar y nos trasmite de una forma clara y precisa ante qué tipo de hombre nos encontramos: un marido de esos a los que no les importa que trabajes, si eso te entretiene, pero que cuando llegan a casa de su trabajo, se sientan tranquilamente en el sofá mientras que la mujer comienza su segunda jornada laboral que incluye el cuidado del retoño familiar. Otro momento muy esclarecedor y que me provocó una carcajada de pura incredulidad fue el del cumpleaños de la madre de Shuji. Todos los años Sayoko se encargaba de comprar el regalo, pero en esa ocasión no puede y, además, no le es posible acudir a la fiesta por temas laborales. Cuando vuelve a casa y pregunta a Shuji qué tal ha ido, él le cuenta que tampoco ha ido: total, si ella no iba, ¿qué sentido tenía que él fuera solo al cumpleaños de su propia madre?

Ella en la otra orilla es una novela que te atrapa y que cuenta con un ritmo ágil y una prosa delicada y sutil que es una verdadera delicia. Además, Mitsuyo Kakuta utiliza de vez en cuando elipsis para no aburrirnos y centrarse en lo relevante, evitándonos información innecesaria. Estas elipsis también ayudarán a generarte una curiosidad que te incitará a seguir leyendo: ¿qué es lo que ha ocurrido en ese tiempo? ¿Por qué ha habido un salto? Sin embargo, hay una elipsis, cuya explicación llega bastantes capítulos después, que resulta confusa. No se entiende muy bien qué ha ocurrido y resulta casi obligado hacer una relectura del pasaje previo a la elipsis una vez finalizada la novela para intentar comprenderlo. 
–[...] Es como si la gente dejara de pensar por sí misma cuando le dan instrucciones, de ver las cosas con sus ojos, de tener experiencias que no estén programadas. Si dejas propina, por ejemplo, invariablemente te olvidas de la persona a la que se la dejaste y como mucho recuerdas la cantidad. dar las gracias, darlas de todo corazón, se convierte en algo inolvidable. (p. 109)
En definitiva, Ella en la otra orilla de Mitsuyo Kakuta ha sido una novela que ha cumplido mis expectativas iniciales. La autora nos narra dos historias en una con una sutileza explícita que esconde un mensaje implícito muy potente. Contada en dos tiempos, con numerosas elipsis y sin darle al lector la historia totalmente mascada, nos presenta a dos mujeres muy diferentes que se ayudarán la una a la otra a cambiar el chip. Además, trata temas como la soledad, el miedo a relacionarse con otras personas, el hastío de la vida cotidiana, la conciliación laboral y familiar por parte de la mujer, la amistad, etc. Si buscas una novela delicada en la que unos personajes ayuden a otros a evolucionar y encontrar su camino, sin duda, este libro es para ti.

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage postimage

READING PROGRESS (cuidado, puede contener spoilers):

Aquí te dejo las impresiones que fui publicando en Goodreads a medida que avanzaba con la lectura:

Reading progress de Ella en la otra orilla del blog Devoim

FE DE ERRATAS:

En la página 174: "En más de una ocasión le había tocado repasar su parte cuando se suponía había terminado" [Falta la palabra "que" antes de "había"]

¿Y tú?
¿Has leído esta novela? ¿Qué te ha parecido?
¿Tienes algún autor/a japonés/a favorito que te gustaría recomendarme?

lunes, 3 de julio de 2017

"Con un canto en los dientes" de b vocal [Teatro Bellas Artes]

8 imaginaciones
Con un canto en los dientes de b vocal [Teatro Bellas Artes]

Compañía: b vocal

Argumento:

Una nueva aventura musical del grupo referencia de la música a cappella en España: b vocal
El nuevo espectáculo del quinteto aúna toda la esencia de su arte y la ofrece en un carrusel de sensaciones en las que las voces adquieren todo el protagonismo y el humor sutil las acompaña como perfecto complemento.
Nuevos temas que llegan al corazón y a la sonrisa del espectador, sketches musicales que desgranan de forma divertida y magistral lo cotidiano, escenas con una visión hilarante, optimista e irónica de la realidad, sonidos increíbles que surgen de la voz humana; números musicales que aúnan el ritmo, la armonía, la sensibilidad y el humor; cantos que salen de la boca… ¡cantos en los dientes!
Con este divertido juego de palabras el quinteto anuncia que están en plena forma, y que sus 21 años sobre los escenarios les han colocado en el top artístico a nivel nacional e internacional.
Por eso, en este nuevo show, b vocal se da “Con un canto en los dientes”, ofreciendo su música a cappella ante la continua sonrisa del espectador.

Ya no solo cantan... ¡también bailan!


Fue allá por 2007 cuando conocí al grupo de música a capella b vocal cuando aterrizaron por primera vez en Madrid en el Teatro Bellas Artes. Por aquel entonces, ellos ya llevaban más de diez años previos de trayectoria, pero en la capital eran unos desconocidos que venían de Zaragoza a dar un espectáculo solo con sus voces. ¿Solo con sus voces? Bueno... con sus voces y con un encanto especial.

Ese primer espectáculo que vi me cautivó por completo: me reí muchísimo con ellos y, además, me dejaron alucinada con lo que eran capaces de hacer. ¡No les hacían falta instrumentos! Ellos solitos con sus gargantas se bastaban y se sobraban. ¿Pero dónde se había visto eso? 

Disco Seis voces... ¿nada más? [bvocal]Un año después, volvieron por estos lares y fui a verles una segunda vez. A la salida, no lo dudé y me hice con uno de sus discos titulado precisamente "seis voces... ¿nada más?" Como puedes ver a la derecha, además, conseguí la firma de Alberto Marco, uno de sus miembros. Me llamó la atención el título porque decía que eran "seis voces", pero yo solo había visto a cinco personas en el escenario y es que resulta que, cuando grabaron de este disco, el grupo estaba formado por seis integrantes. Eso sí, yo ya lo conocí con los cinco actuales: Alberto, Augusto, Carlos, Fermín y Juan Luis.

Diez años después han vuelto a Madrid y, en cuanto me enteré, corrí al Bellas Artes para ver qué nos tenían preparado a los madrileños esta vez.


Viendo "Con un canto en los dientes" tuve dos sensaciones contradictorias. Por un lado, me pareció que no había pasado el tiempo, ya que el quinteto seguían trasmitiendo el mismo buen rollo con el que les había conocido. Por otro lado, noté una evolución tremenda por parte de todos y cada uno de sus miembros, pero en especial de Juan Luis, que nos dejó con la boca abierta a todos con su baile flamenco.

El nuevo espectáculo que se representa actualmente en el teatro Bellas Artes abre con un popurrí, en el que destaca la canción "¡Qué viva España!" de Manolo Escobar, al que siguió "All of me" de John Legend interpretada por Carlos. Estos dos números tuvieron lugar sin ningún tipo de presentación por parte de los componentes de b vocal hacia el público y, a pesar de que la balada fue preciosa, el comienzo fue lo más flojito de la función. ¿Quizás hubiera sido mejor opción algún tipo de interacción con el público entre ambos números? ¿Un discurso de los de Augusto? Por unos minutos tuve miedo de que mi mente me hubiera traicionado y que b vocal no fueran en realidad como los recordaba mi yo adolescente. Ese pensamiento se desintegró en cuanto uno de ellos preguntó al público: "¿os gusta el heavy metal?"

b vocal

Y a partir de ahí empezaron las sorpresas.

De Bon Jovi pasaron a Europe. Si bien (obviamente) con sus voces tienen menos potencia que las guitarras eléctricas me dejaron totalmente alucinada con este añadido a su repertorio. Elegir cantar a capella canciones como "The final countdown" es, cuanto menos, valiente.

Su faceta cómica siguió presente durante todo el espectáculo con su número "En Panamá" que servía como hilo conductor y en el que hacían una crítica a la corrupción que reina ahora mismo en España. Fermín volvió a deleitarnos con sus discursos a la velocidad de la luz sin pies ni cabeza que, a pesar de todo, consiguen estar hilados.

Juan Luis de b vocal bailando flamenco
Juan Luis dio el primer campanazo con "Proud Mary", cuando apareció travestido y sobre unos señores zancos para imitar a Tina Turner con un estilo que no pude evitar que me recordara a la escena que aparece en "Miss agente especial 2". Al principio temimos por su equilibrio, pero en seguida nos demostró que es un maestro en el arte de ir sobre tacones. Pero este número se quedó en nada cuando nos descubrió su faceta como bailarín de flamenco. Solo puedo decirte una cosa, Juan Luis: ¡olé tú!

Algo maravilloso de b vocal es la variedad de géneros que presentan en sus espectáculos: pasan de la milonga argentina a grupos como "Roxette" sin despeinarse para de pronto ponerse a cantar en latín música de iglesia y seguir con "Uptown Funk", con coreografía incluida.  ¿Y os gusta la ópera? Pues Alberto Marco se marca en "Con un canto en los dientes" el aria de "La reina de la noche" de Mozart sin mayor problema.

Augusto sigue siendo un genial maestro de ceremonias y se mete al público en el bolsillo en cuanto aparece y Carlos Marco me alucinó con su talento para el beatbox en su número de rapero/pincha discos. ¡Menuda evolución!

En definitiva, que si no conoces a b vocal tienes que ir a verles. Sí o sí. Te divertirán y te sorprenderán y te demostrarán que, quien quiere, puede. Si eres de Madrid, hasta el 8 de julio puedes ir a verles en el Teatro Bellas Artes. Si eres de fuera, estate atento a su agenda. De verdad, viéndoles no podrás más que darte con un canto en los dientes.
*Con la colaboración del Teatro Bellas Artes*



Valoración:

postimage postimage postimage postimage

¿Dónde y cuándo se representa Con un canto en los dientes?

Esta función se representa en el Teatro Bellas Artes de Madrid hasta el 8 de julio de miércoles a viernes a las 20:30h. y el sábado 8 cierran con doble función, una a las 19h. y otra a las 21:30h.

! Para más información, pincha aquí

Y si quieres seguirles en su gira por España, visita su web

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib