Devoim participa en los Premios Boolino
En la categoría de
blog de lectura juvenil de +12 años
¡Bienvenido a Devoim!
Libros a contrarreembolso
Devoim lanza su iniciativa solidaria para
que ciertos libros encuentren un nuevo hogar
6 Sept 2016
¡Sorteo en Twitter!
Gana un ejemplar firmado de
"La maldición de Trefoil House"
Hasta el 31 de mayo

jueves, 22 de junio de 2017

RESEÑA: "El alguacil" de Carlos Pérez Casas

4 imaginaciones
El alguacil de Carlos Pérez Casas [Autopublicado]

*Con la colaboración del autor*
SINOPSIS
Ajenos a las sucesiones de reyes y coronas, los vecinos de Lacorvilla prosiguen con sus vidas. Sancho el Negro es un pobre carbonero que malvive como puede y es consciente de que el invierno no solo trae el frío y el hambre, sino también la muerte. Un grupo de bandidos, conocidos como los albares, se ha instalado en las inmediaciones de Lacorvilla y tiene planeado atacar la aldea.

Sancho no comparte el entusiasmo de sus vecinos por unirse al alguacil en una lucha contra los albares: ni cree en la victoria ni en el liderazgo del hombre que ejecutó a su padre. El odio es mutuo, pues hace años que el alguacil busca un modo de expulsar al carbonero del pueblo. A cualquier precio.

En medio de esta lucha por la supervivencia, un caballero misterioso llegará al pueblo proclamando ser un héroe salvador, pero en realidad pretende apropiarse de lo que algunos más aprecian. ¿Qué sucederá cuando descubran sus intenciones? ¿Qué pasa con los albares? ¿Y qué papel jugarán las mujeres de Lacorvilla, dispuestas a no ser ninguneadas?

FICHA TÉCNICA:

Título: El alguacil
Autor: Carlos Pérez Casas
Editorial: Autopublicado
Temática: Histórica
Encuadernación: Kindle
Número de páginas: 238 (aprox.)
ASIN: B01HSPKS2E
Precio: 2,99 € (Otros formatos: Tapa blanda - 10,39 €)

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:

Cuando el protagonista es irritante, pero...



Hace ya unos cuantos meses, Carlos Pérez Casas, el autor de El alguacil, se puso en contacto conmigo para ofrecerme la lectura de su nueva novela. Y ha sido toda una sorpresa. Ha sido uno de mis últimos libros "de transporte" y debo confesar que no podía evitar desear que el trayecto durara un poquito más para poder seguir leyendo.

El autor nos presenta la historia de Jimeno, el alguacil de Lacorvilla, un hombre del medievo con grandes ínfulas que está tratando de ascender en su posición social y de poder. Este objetivo peligrará con la aparición de un misterioso caballero, que tratará de ayudar a los vecinos con el problema al que se están enfrentando con los albares, un grupo de bandidos despiadados.

El estilo de Carlos Pérez Casas engancha, alternando descripciones minuciosas (y bastante crudas en el caso de las batallas) con la intriga del "qué va a pasar después". El autor incluye numerosos detalles que aportan realismo a la narración y que se agradecen muchísimo. Por ejemplo, me llamó la atención la manera de nombrar los años. El alguacil se sitúa en el año 1134 y los personajes lo nombran como el año "mil y cien y treinta y cuatro". Además, se incluyen refranes coherentes con la época de la que se está hablando, como "dar la misma validez que a la palabra de un converso", para decir que algo no tiene ninguna validez.

Sin embargo, en algunos momentos puntuales, la novela se vuelve excesivamente explicativa, contrastando negativamente con la sutileza exquisita con la que el autor ha abordado la orientación sexual de uno de los personajes.

Por otro lado, en esta novela destacan los cambios de ritmo en la narración y el uso de onomatopeyas a la hora de describir. Es una combinación que funciona especialmente bien a la hora de describir las batallas que tienen lugar en esta novela, como puedes observar en el siguiente ejemplo:
El viento arrastraba el choque del metal contra el metal. Rápido y continuo. Clang-clang. Los brazos se alzaban y bajaban con celeridad. Los espadachines buscaban arrancar vidas. Avanzaban. Retrocedían. Clan-clang. Se agachaban. Giraban. Clang-clang. Avanzaban de nuevo. La lucha a muerte era una danza frenética. No había lugar para pasos en falso. (pos 202)
Otro de los recursos que utiliza Pérez Casas para otorgar ritmo a la narración es la división de frases que, a priori, no tendrían por qué ir divididas por un punto y seguido. De esta manera, también consigue aportar énfasis en determinados momentos. Sin embargo, este recurso se le va de las manos de cuando en cuando (en especial hacia el final), partiendo oraciones que no tiene sentido que vayan por separado, dando lugar a errores de puntuación bastante notorios: "Con los dineros ahorrados había construido aquella taberna que era su único sustento. Dejando que su cuerpo ganara volumen por una vida de inactividad" (pos 572). Las oraciones no se deben dividir así porque sí. De esta manera, lo único que se consigue es que el recurso deje de realizar su función de destacar un momento en concreto y que al lector le resulte cansino.

En contraste, además de unas cuantas intrigas y manipulaciones que te tendrán pegado a las páginas, en El alguacil encontrarás unos personajes con una personalidades muy bien definidas y que, para bien o para mal, no te dejarán indiferente. Sus descripciones son realistas y, en algunos casos, bastante gráficas. Por mencionar alguna, me gustó particularmente la siguiente: "Su gran barriga le acompañó dando botes" (pos 780). No pude evitar visualizar a ese personaje en cuestión mientras caminaba de un lugar a otro de la estancia.

Jimeno, el alguacil, es el centro de esta historia. Se trata de un hombre vanidoso, arrogante y muy pagado de sí mismo. Además, es un metomentodo y no acepta que la edad comienza a correr por su cuerpo. ¡Ah! Y, por supuesto, cuando habla es el ejemplo perfecto de lo que sería un machista de la Edad Media. En definitiva, un personaje al que te dan ganas de arrearle un par de guantazos cada vez que aparece en escena. Y aún así, se puede llegar a "comprender" su frustración cuando llega un personaje que amenaza con desbaratarle todos sus planes. Además, a pesar de no llegar a sentir empatía por él, al ser el protagonista de esta historia ha sido mi impulso para seguir leyendo: quería averiguar si finalmente conseguía salirse con la suya o no.
Solo es una leyenda, hijo mío. Está para enseñarnos una moraleja explicó: si luchas bien nunca tendrás que sufrir la vergüenza de ser rescatado por mujeres (pos 760)
Como contrapunto a este personaje encontrarás a Sancho el Negro, un pobre hombre que lleva el pasado de su padre sobre sus hombros y que es el principal objetivo de la inquina de Jimeno. A pesar de ser un poco ingenuo, es un verdadero maestro en el arte de sobrevivir. Me ha resultado un personaje de lo más interesante.

Thoas y Raphaël son dos personajes que aparecen hacia el 40% de la novela y que serán relevantes para la frustración de Jimeno. No menciono el momento cuando aparecen por capricho, sino porque creo que es relevante para comentar el principal problema que le he visto a la novela: su estructura. Esta no es meramente la historia sobre un pueblo que lucha contra unos bandidos, sino sobre algo más, sobre algo relacionado con el objetivo personal del personaje principal. Por ese motivo, hubiera sido deseable que la aparición de ese objetivo (y su obstáculo inmediato) hubiera ocurrido antes o bien que en la novela hubiera ocurrido algo más. No he podido evitar tener la sensación de que el nudo era demasiado breve para una introducción tan larga. Por otro lado, he echado de menos algún tipo de evolución en el personaje de Jimeno para otorgarle un arco narrativo más rico, aunque entiendo que, tal cual está planteada la novela, es coherente que el personaje sea así. ¿Quizás es entonces un problema de planteamiento?

Arlena es la mujer de Jimeno y creo que ha sido mi personaje favorito de esta novela. Es una mujer fuerte, que a pesar de vivir en la época en la que vive es consciente del trato degradante con el que trata su marido a las mujeres, ella incluida. De hecho, al principio de la novela hay una escena en la que ella es capaz de poner a este hombre en su sitio de una manera que me dio ganas de aplaudir.

Con este personaje se trata en El alguacil el tema de la sumisión de la mujer. En muchos blogs han alabado el monólogo que hace Arlena hacia el final de la novela dirigiéndose a su hijo no nato (ella está embarazada). Por supuesto, no voy a ser quién diga que no está de acuerdo con lo que dice, porque ¿quién en su sano juicio lo diría? De hecho, me resultó un lamento precioso por parte de una mujer enjaulada en una sociedad y en un tiempo que no le permite aspirar a más como mujer. Ahora bien, lo vi algo forzado. Me explico: mientras que el autor ha conseguido ser sutil con diversos temas de la historia, me ha sorprendido bastante que, después de muchísimas páginas sin ninguna referencia al contenido feminista que aparece en este discurso, de pronto te lo incluya de esta manera, "a lo loco". A mí me resultó raro. Me dio la sensación que quedaba como un pegote para paliar todas las barbaridades dichas anteriormente por Jimeno. ¿Quizás el autor temía que se le fuera a tachar de machista si no lo incluía? El alguacil es una novela basada en la Edad Media y, como tal, los valores que se tenían en esa época van a estar presentes. Que uno escriba barbaridades en boca de un personaje no tiene por qué significar que está de acuerdo con ellas. De hecho, lo puede decir para criticarlo precisamente. Qué mejor ejemplo que la canción Love the way you lie. Por lo tanto, no era imprescindible incluirlo. Eso sí, como digo, es un discurso precioso y merece la pena conservarlo. Por lo tanto, lo único que hubiera sido necesario sería haber incluido alguna otra referencia a este tema en las páginas previas para que apareciera de forma más natural.
Y no creas que trabajar los campos es algo que normalmente hacen ellos solos; allí estamos tantas horas como los hombres, con la espalda doblada y las rodillas peladas de trabajar. Y cuando legamos a casa nuestras agotadas manos aún tienen que hacer un último esfuerzo por limpiar, preparar comidas y cuidar de los hijos. (pos 2250)
En esta novela de Carlos Pérez Casas también encontrarás otros temas abordados de una manera muy interesante como la violencia de género (aunque sea anacrónico llamarlo así) o la importancia de que las cosas queden por escrito (varios personajes son conscientes de que las palabras se las lleva el viento).

En algunos momentos de El alguacil aparecen frases sueltas en francés, que carecen de notas al pie con su correspondiente traducción. A no ser que la intención del autor haya sido que el lector que desconoce el idioma esté al nivel de los corvillanos, creo que sería interesante incluirlas.

Y no podía olvidarme de ese final. Si bien te deja con una sensación agridulce, para mí fue el final perfecto. La novela no podía acabar de otra manera si quería ser coherente consigo misma y además el autor te ofrece un giro que, si no te lo veías venir, te resultará muy, muy sorprendente.

En conclusión, El alguacil de Carlos Pérez Casas ha sido todo un descubrimiento. A pesar de que la estructura no me ha terminado de convencer, es una novela que engancha desde el primer momento y que cuenta con un final coherente y muy real que, desgraciadamente, sigue de plena actualidad. Además, se trata de un caso curioso: el protagonista es irritante, pero a pesar de ello la novela es capaz de atraparte.

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage

FE DE ERRATAS:
  • Pos 202: "Las espadachines buscaban arrancar vidas" [Los]
  • Pos 440: "–No le habéis dicho que lo matamos entre los tres –acusó el Negro mirándole desde el borde de la mesa–. A uno de ellos." [Sería "les", ya que se están dirigiendo a una audiencia en el bar del pueblo.]
  • Pos 1025: "Cuando regresó al salón los vecinos seguían atentos de lo que don Yéquera fuera a decir" [La preposición que acompaña a "estar atento" es "a". En esta entrada puedes ampliar la información al respecto.]
  • Pos 1374: "Que alguien pudiera haberle hecho a su hermano hizo que Sancho se estremeciera." [Entre "hecho" y "a" faltaría la palabra "algo" para que la frase tuviera sentido.]
  • Pos 1410: "No sabría que decirles" [qué]
  • Pos 1433: "Dientes blancos en una boca rosada, rostros agraciado, nariz graciosa..." [Sobra la "s", ya que se está refiriendo a una única persona]
  • Pos 1523: "De poco sirvieron las amenazas y golpes que Jimeno propinó a algunos de los desertores, como les gritaba a medida que empequeñecían en la lejanía." [Este "cómo" llevaría tilde y yo uniría las oraciones con la conjunción "y" en vez de con una coma]
  • Pos 1586: "Después, se rió" [Al ser una palabra monosilábica, "rio" se escribe sin tilde. Este error se repite de nuevo en frases en las posiciones (pos) 1730, 2211, 2377 y 3387. Aunque ya lo expliqué en el apartado de "curiosidades" de la reseña de El nombre del viento, puedes encontrar más información al respecto en esta entrada.] 
  • Pos 2340: "Tiene miedo –afirmo Jimeno" [afirmó]

CURIOSIDAD:

En los libros electrónicos (o eBooks), la numeración no es como en los libros. En mi caso, tengo un Kindle y, según voy avanzando en la lectura, abajo del todo me va apareciendo la palabra "pos" seguida de un número que va ascendiendo. ¿Y esto qué es? Se trata de las posiciones dentro del libro. En este comentario en Amazon puedes encontrar toda la explicación.

¿Y tú?
¿Has leído esta novela? ¿Qué te ha parecido?
¿Crees que Jimeno se saldrá con la suya al final de la novela y conseguirá su objetivo?

domingo, 18 de junio de 2017

Pasión por la palabra (VI)

12 imaginaciones
Pasión por la palabra (sección del blog Deja volar tu imaginación)

Las palabras que te traigo hoy las conocí gracias a la novela Medio Rey de Jonathan Abercrombie, una novela que leí hace ya unos meses y de la que espero poder hablarte próximamente.

Pugnaz
Tendría unos trece años, la mirada pugnaz y un cabello oscuro que le llegaba a la altura de los marcados pómulos. (p. 30)
Aquí te dejo la definición oficial de la RAE:

Pugnaz - definición

Hornacina
Por encima de ellos, en unas hornacinas que bordeaban la cúpula del techo, relucían las figuras de ámbar de los dioses menores. (p. 34)
A continuación tienes la definición oficial de la RAE:

Hornacina - definición

Escaldo
[...] ¿Por qué mis escaldos no están componiendo el cantar de esta historia? ¿Acaso mi triunfo no se merecería una alegre tonadilla? (p. 75)
Aquí te dejo la definición oficial de la RAE:

Escaldo - definición

Perno
Lo inmovilizaron sobre un viejo tocón y, entre sus resuellos, un hombre lo sostuvo firme mientras otro traía el perno todavía amarillo de la ardiente fragua, sosteniendo en unas tenazas, y lo pasaba por las aberturas de su argolla. (p. 76)
En este caso, la acepción de la definición oficial de la RAE en la que te tienes que fijar es la primera:

Perno - definición

Balano
Comparado con los esbeltos y veloces barcos de Gettlandia, la embarcación era un monstruo perezoso, de poco calado y mucha cintura, con el bordaje mal cuidado y lleno de algas verdes y balanos, dos mástiles rechonchos, dos docenas de grandes remos en cada lado y, en su proa poco afinada y en su popa, sendos castillos encorvados con estrechos tragaluces. (p. 87)
Es curioso que en esta novela esta palabra viniera sin tilde, que parece que es la forma menos usada. Por contexto, en este caso la acepción correspondiente de la definición oficial de la RAE es la segunda:

Balano - definición

Halar / Escálamo / Adusto
Halad.
Y los escálamos retumbaban y las cadenas repiqueteaban,las sogas chirriaban y los maderos crujían, los remeros gimoteaban, maldecían, rezaban o guardaban un silencio adusto y el Viento del Sur avanzaba palmo a palmo. (p. 97)
En estas pocas líneas, tienes tres palabras que quizás no conozcas. La primera la tuve que buscar porque, aunque se parecía mucho a jalar (palabra que conocía de un juego online), no estaba segura de que fuera lo mismo, pero sí: se trata de la primera acepción de la definición oficial de la RAE:

Halar - definición

Esta segunda palabra solo tiene una acepción, por lo que no necesitas de más explicaciones.

Escálamo - definición

Yo diría que para esta frase, la acepción correspondiente es la segunda:

Adusto - definición

Acorullar
Entonces Shadikshirram les dedicaba su sonrisa de oro y, con las formas de una madre sufridora pero que al final acababa consistiendo los caprichos de su desagradecida progenie, ordenaba que acorullaran los remos y que desplegaran las toscas velas de lana con bordes de cuero, antes de lamentar con frivolidad que la compasión fuese su mayor debilidad. (p. 98)
La definición oficial de la RAE es:

Acorullar - definición


Cómitre / Sobrecargo
Trigg era el cómitre, el amo de las cadenas, el mango del látigo, el contramaestre que además era socio de aquella empresa. [...] Ankran era el sobrecargo, y no tenía ni una pizca de justicia en el alma. (p. 106)
De nuevo aparece en Medio Rey un párrafo con un par de palabras poco conocidas (si no sabes de navegación). Las definiciones oficiales de la RAE son (primera acepción para ambas palabras):


Cómitre - definición

Sobrecargo - definición

Artejo
Supongo que un poco más que el año pasado Shadikshirram se lamió un artejo para poder pasarle una baratija de particular mal gusto por encima. (p. 114)
Según la definición oficial de la RAE, "artejo" es otra manera de decir "nudillo":

Artejo - definición

Jarcia / Gavia
El castillo de proa estaba incendiado, las jarcias hechas líneas de llama y la gavia a la que acostumbraba a trepar Sumael convertida en antorcha. (p. 173)
Yo diría que aquí se refiere a la segunda acepción de ambas definiciones oficiales de la RAE:

Jarcia - definición

Gavia - definición

Exangüe
Jaud la levantó con brusquedad de los tobillos, y Yarvi se acercó a su cabeza exangüe, que dejaba un surco en la nieve, le metió dos dedos en la boca, dio la vuelta a la mano y se los introdujo en la garganta. (p. 199)
La definición oficial de la RAE es la siguiente (para esta frase "exangüe" sería un sinónimo de "muerto"):

Exangüe - definición

Pulpejo
Lo echaré de menos dijo Yarvi, luchando por contener las lágrimas.
Los demás también dijo Jaud al tiempo que se limpiaba las propias con el pulpejo de la mano. (p. 259)
Esta es una palabra que se repetía bastante a lo largo de la novela y la acepción correspondiente de la definición oficial de la RAE sería la primera:

Pulpejo - definición

¿Y tú?
¿Conocías estas palabras?
¿Has descubierto últimamente alguna nueva palabra?

viernes, 16 de junio de 2017

CRÍTICA TEATRAL DOBLE: "Burundanga" [Teatro Lara] + "La mentira" [Teatro Maravillas]

10 imaginaciones
Burundanga [Teatro Lara]

Texto : Jordi Galcerán

Dirección: Gabriel Olivares

Argumento:

Berta, una joven estudiante, está embarazada de Manel, su novio, pero todavía no se ha atrevido a decírselo.Y es que no sabe qué hacer. Por no saber, no sabe ni si su novio realmente la quiere.

Silvia, su compañera de piso, le ofrece la solución: burundanga, la droga de la verdad, una sustancia que hace perder la voluntad a quien la toma y provoca la sinceridad más auténtica.

Si se la administra a Manel podrá saber la verdad sobre todo aquello que desee. Y Berta lo hace, le da la droga a su novio y descubre no sólo lo que pretendía averiguar si no otra verdad mucho más inesperada que hace estallar un enredo de consecuencias imprevisibles.

Burundanga y la clave de su éxito


Fui a ver Burundanga (el final de una banda) por primera vez hace ya un año, cuando daban inicio a su 5ª temporada. Estrenada en 2011, y junto con La llamada (2013), es una de las dos obras de cabecera del Teatro Lara desde hace años.  En su momento no redacté la crítica de esta obra, por lo que en esta ocasión me gustaría resarcirme y explicarte por qué, si eres de Madrid o vienes a la capital en algún momento, tienes que ver esta obra sí o sí.

Quiero iniciar esta entrada con la primera oración de la crítica que hizo Javier Vallejo allá por 2011, que creo que recoge el quid del éxito de esta función: "Cuando un pueblo hace humor de sus tragedias, está en trance de superarlas." Jordi Galcerán ha conseguido crear un texto brillante e hilarante alrededor de un tema que ha sido muy duro para España durante varias décadas: la organización terrorista ETA. Nunca se había hecho antes algo así: ¡Una comedia sobre ETA! ¡Habrase visto! El autor afirmó que no pretende ofender a nadie y creo lo consigue, trasmitiendo un mensaje esperanzador sobre este tema tan peliagudo. Gabriel Olivares complementa este texto con su dirección y, después de seis años, Burundanga sigue llenando el teatro y arrancando las carcajadas del público, coronándose como la obra que actualmente más tiempo lleva en la cartelera de Madrid de forma ininterrumpida.

Elenco de BurundangaBurundanga (el final de una banda) nos habla de dos amigas que comparten piso: Berta y Silvia. Berta acaba de enterarse de que está embarazada y no sabe cómo decírselo a su novio Manel porque teme cómo vaya a reaccionar. Su amiga Silvia idea un plan: cuando llegue, le administrará una dosis de burundanga, la droga de la verdad, y Berta podrá contarle lo que sucede. En función de lo que ocurra, como luego Manel no recordará lo que ha pasado, Berta podrá decidir si decírselo o no. Cuando interrogan a Manel, una de las cosas que él les dirá es que ha invitado a un amigo que conoció en el País Vasco y los efectos de la droga le hará revelar que ambos forman parte de ETA. Esta revelación dará lugar a toda una serie de situaciones estrambóticas e hilarantes que irán a más cuando Gorka, el amigo de Manel, entre en escena y que llegarán a su culmen con la aparición del tío de Silvia.

En esta segunda visita a Burundanga, tuve la suerte de reencontrarme prácticamente con el mismo elenco que la primera vez. La única excepción fue la actriz que interpretaba a Berta: Ruth Nuñez. Aunque estuvo correcta, si tuviera que elegir, creo que elegiría la actuación de Mar Arroyo de hace un año. Antonio Hortelano de nuevo estuvo estupendo en su papel de Manel y Tusti de las Heras nos ofreció una Silvia muy cómica con sello propio. Eso sí, sin lugar a dudas, el personaje con el que más ganas tenía de reencontrarme era con el Gorka de César Camino, un personaje que es un quiero y no puedo y que se mete al público en el bolsillo desde su primera aparición. Eloy Arenas es el clásico de esta función y borda su papel de mentor de Gorka en una situación de los más surrealista.

Elenco de Burundanga posando para la cámara
Algo diferente que he notado con respecto a la vez anterior que vi Burundanga (el final de una banda) ha sido la actualización del texto con detalles o gags de actualidad como la referencia al Caso del 3%, a la ministra Cospedal o las menciones de programas televisivos actuales, como El hormiguero.

No me gustaría olvidarme de mencionar el interludio que separa los dos días que conforman el tiempo narrativo de la función: mientras suena la canción oficial de la obra (puedes escucharla en los primeros segundos de este vídeo) a velocidad rápida, las dos actrices van entrando y saliendo de escena como si realmente fueran a cámara rápida. El efecto que se consigue da el pego y es curioso de ver. 

Como he empezado con una cita suya, para cerrar el círculo, también me gustaría terminar con algo que escribió Javier Vallejo en 2011. En su crítica, dijo: "Si la empresa no se amilana, hay comedia para rato" y el tiempo le ha dado la razón.

Valoración:

postimage postimage postimage postimage

¿Dónde y cuándo se representa Burundanga?

Esta función se representa en el Teatro Lara de Madrid de momento de forma indefinida de martes a viernes a las 20h. los sábados a las 19h. y a las 21h. y los domingos a las 18h.

! Para más información, pincha aquí

__________________________________________________________________


La mentira [Teatro Maravillas]

Texto: Florian Zeller

Dirección: Claudio Tolcachir

Argumento:

Alicia sorprende al marido de su mejor amiga con otra mujer. Esa misma noche van a cenar con la pareja. ¿Debe contarlo? Su propio marido insiste con vehemencia en que no lo haga. ¿Por qué? ¿Tiene él algo que ocultar?
Un juego de mentiras y verdades que, con una perfecta maquinaria, nos dirige a un sorprendente final.

Estrenada esta temporada en el Teatro Edouard VII de París, se convierte en una de las obras de referencia de la cartelera parisina. La obra es un auténtico tratado sobre la vida conyugal. ¿Dónde nos lleva la verdad y la mentira dentro del matrimonio? Cada mentira que se cuenta tiene una consecuencia dentro de la relación que no tendrá vuelta atrás y solo se podrán arreglar con otra nueva o, lo que puede ser peor, con una verdad que resulte más convincente…

¿Mentir puede ser mejor opción que decir la verdad?

Un escenario con una puesta en escena tradicional similar a la que se ve en El test, que nos traslada a un piso moderno de una pareja de clase media-alta, nos da la bienvenida a La mentira, una obra de Florian Zeller. Después de unos meses de gira, esta función vuelve a Madrid y actualmente se representa en el Teatro Maravillas.

Dirigida por Claudio Tolcachir, La mentira nos plantea la siguiente pregunta: ¿hay que decir siempre la verdad a tu pareja o es recomendable mentir en según qué situaciones? Un elenco de cuatro actores, entre los que hay una clara pareja protagonista, tratarán de dar respuesta a esta pregunta mientras dan rienda suelta a las carcajadas de público que les observa desde el patio de butacas.

Elenco de La mentira
Alicia (Natalia Millán) y Pablo (Carlos Hipólito) están esperando a unos amigos que vienen a cenar: Laura (Mapi Sagaseta) y Miguel (Armando del Río). En principio, se tenía previsto que fuera una cena de parejas tal y como las vienen celebrando desde hace años. Sin embargo, ese día es diferente. Mientras el besugo se termina de hacer en el horno, Pablo nota rara a Alicia y le pregunta qué le ocurre. Después de un intercambio de frases un tanto trivial, pero muy descriptivo del tipo de pareja ante la que nos encontramos, Alicia finalmente desvela que quiere cancelar la cena. Atónito, Pablo querrá saber por qué y Alicia le dirá que ha visto a Miguel con otra mujer por la calle y que no quiere tener que mentir a Laura.

Esta premisa de La mentira nos conducirá a lo largo de toda una obra en la que los personajes debatirán sobre si preferirían conocer la verdad en cualquier situación, hablando de forma abstracta en el caso del matrimonio invitado y de forma concreta en el caso de los anfitriones. Esta conversación se verá cargada de pullas por parte de Alicia que Pablo tratará de sortear como buenamente pueda para evitar que sus amigos se den por aludidos.

Florian Zeller nos ofrece un texto divertido que nos refleja el debate interno por el que tienen que pasar muchas personas, ya sea con respecto a sus parejas o a sus amigos. Si bien es una historia que a mí me ha resultado previsible, eso no evita que sus cuatro actores, en especial los dos protagonistas, hagan las delicias del público que les contempla desde las butacas. 

Natalia Millán posando para el pase de gráficos de La Mentira Carlos Hipólito posando para el pase de gráficos de La Mentira

Y es que La Mentira tiene dos claros protagonistas, tanto en el fondo como como en la forma. Carlos Hipólito y Natalia Millán eclipsan a sus compañeros de reparto, tanto por el tiempo en escena como por la calidad de sus actuaciones per se, dejando a Mapi Sagaseta  y Armando del Río en un muy discreto segundo plano.

Millán nos ofrece a una mujer muy, pero que muy insistente, que se toma las cosas muy a pecho y que tiende a juzgar siempre a los demás antes que a sí misma. Sus cambios de vestuario llamaron mi atención, al pasar del negro total al blanco blanquísimo y terminando en un traje que combinaba ambos colores. Creo que esta elección de tonalidades expresa de una manera muy acertada las distintas fases por las que va pasando su personaje a lo largo de la función.

Pablo y Alicia en La mentira
Como contrapunto a Alicia, Carlos Hipólito nos presenta a un hombre bonachón que trata de quitar hierro a las cosas, que intenta rehuir los conflictos y que parece la inocencia personificada. Su amor por Alicia le harán caer en las tretas a las que ella le somete, aunque luego trate de resolverlas como buenamente pueda. En su texto, el autor ha incluido perlas como "Mentir es una demostración de amistad" o "No me enfado. Hablo alto porque tengo las cosas claras".

La mentira cuenta con dos giros argumentales que narrativamente hablando cumplen su función. Sin embargo, la última escena a modo de flashback que se incluye para rematar la historia quizás hubiera sido más interesante suprimirla. De esta manera, todo hubiera quedado más ambiguo y menos masticado y el espectador hubiera sido el que hubiera tenido la oportunidad de decidir su propio final.

En cualquier caso, La mentira cumplió con mis expectativas: es una obra divertida y entretenida que cuenta con algunas frases para enmarcar por parte del que, para mí, ha sido EL personaje de la obra: Pablo. Además, esta obra de teatro trata un tema que ha estado, está o estará presente en la vida de muchas personas, por lo que es sencillo sentirse identificado.

*Con la colaboración de AG Comunicación*
Valoración:

postimage postimage postimage

¿Dónde y cuándo se representa La mentira?

Esta función se representa en el Teatro Maravillas de Madrid desde el 9 de junio de 2017. Los horarios son los siguientes:
  • Miércoles, jueves y viernes, 20:30 h.
  • Sábados, 19:00 y 21:00 h.
  • Domingos, 19:00 h.
! Para más información, pincha aquí


Curiosidad:

Esta obra ha sido a la primera a la que he acudido para su pase de gráficos, por lo que todas las imágenes de esta crítica (salvo la del cartel) están realizadas por mí. Eso sí, he aprendido que, para la próxima vez, será recomendable llevar una cámara en vez de hacerlas con el móvil.

lunes, 12 de junio de 2017

RESEÑA: "Confesiones de un amigo imaginario" de Michelle Cuevas

14 imaginaciones
Confesiones de un amigo imaginario de Michelle Cuevas [Puck]

*Con la colaboración de Puck*
SINOPSIS
¿Quién dice que los amigos imaginarios no existen?

Jacques y Fleur Papier no solo son hermanos gemelos; también son los mejores amigos del mundo. Lo comparten todo: literas, baños, helados, secretos, ronquidos. Están tan unidos que una vez llegaron a compartir –preparaos- un chicle. Tan unidos que Fleur sabe lo que piensa Jacques incluso antes que él. Por eso, cuando Jacques se entera de que Fleur le ha ocultado un secreto gigante, un secreto monumental, el secreto más alucinante del mundo, no se lo puede creer: ¡Fleur tiene un amigo imaginario! Imaginaos cómo se quedará cuando Jacques empiece a atar cabos y descubra que ese amigo imaginario es... él mismo. Un momento… ¿qué? ¿Que Jacques es imaginario?¿Intangible? ¿Invisible? ¡Llamad a los bomberos, al hospital, a la policía! ¡Jacques está a punto de sufrir un ataque al corazón! (Si acaso los seres imaginarios tienen corazón.)

Aunque Fleur sea la mejor hermana del mundo, Jacques no quiere ser un hermano imaginario. Quiere ser libre. Y está a punto de emprender un sorprendente, conmovedor y divertido viaje para descubrir quién es… y adónde pertenece.

FICHA TÉCNICA:

Título: Confesiones de un amigo imaginario tal como se las contó a Michelle Cuevas
Título original: Confessions of an Imaginary Friend As Told to Michelle Cuevas
Autora: Michelle Cuevas
Traductora: Marta Torent López
Editorial: Puck
Temática: Fantasía y realismo mágico | Juvenil
Encuadernación: Rústica con solapas
Número de páginas: 176
ISBN: 978-84-96886-54-4
Precio: 12,00 € (Otros formatos: eBook - 5,99 €; Modalidad suscripción - 3,99 €/mes)

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:

¿Qué es lo que le hace a uno ser real?



Si eres un/a lector/a habitual de este espacio dedicado a la literatura y el teatro, probablemente sabrás de mi pasión por las historias sobre amigos imaginarios. Despertó en su momento con Memorias de un amigo imaginario de Mathew Dicks y se afianzó con Los imaginarios de A. F. Harrold

Durante la Book Con BCN (un encuentro anual para lectores similar a la Blogger Lit Con que ha comenzado este año en Barcelona), se anunció el lanzamiento de una de las novedades de Puck para abril. Se trataba ni más ni menos que de Confesiones de un amigo imaginario tal como se las contó a Michelle Cuevas, una novela que llamó inmediatamente mi atención (hasta el punto de incluirla en mi entrada de novedades de ese mes) y que es la que hoy vengo a reseñar

Tal y como adelanté en mi review de Goodreads, Confesiones de un amigo imaginario es el ejemplo perfecto de un libro infantil que esconde una segunda lectura detrás bastante más profunda, pero que puede leerse perfectamente como un mero libro infantil. Está cargado de imaginación y de momentos humorísticos y les encantará tanto a los peques de la casa como a los mayores. De hecho, este libro se lo leí en voz alta a mi madre y le encantó.

Esta novela nos presenta a Jaques Papier, un niño que vive con sus padres, su hermana melliza Fleur (en el libro se dice que es su hermana gemela, pero técnicamente es imposible que un niño y una niña sean gemelos), con la que tiene una relación muy, muy especial, y François, el horrible perro salchicha. Él es feliz porque se siente muy compenetrado con su hermana y viven juntos mil aventuras, pero fuera de esa relación se siente ignorado y no sabe por qué. Cuando la profesora pregunta en el colegio y él es el único que tiene la mano levantada, le ignora y sigue insistiendo en si no hay nadie que sepa la respuesta. Esta situación le comenzará a atormentar y en un momento dado tendrá que enfrentarse a una verdad que cambiará su vida tal y como la ha conocido.
Y es que, en realidad, eso es lo que todos queremos, que nos conozcan así, que nos vean. No hablo del pelo o la ropa, hablo de que nos vean como realmente somos. Todos queremos encontrar a esa persona que conozca nuestro auténtico yo, todas nuestras manías, a aun así nos entienda. ¿Alguna vez te ha visto alguien? ¿Alguien ha visto de verdad esa parte íntima que parece invisible al resto del mundo?
Espero que sí.
A mí sí me han visto.
Yo siempre he tenido a Fleur(p. 21)
Uno de los motivos por los que me apasionan la historias sobre amigos imaginarios es que plantean cuestiones filosóficas, como la propia existencia, y morales, como el dilema sobre si seguir existiendo y no dejar que el niño que te ha imaginado siga creciendo o dejar de existir y dejarle ir. En Confesiones de un amigo imaginario de Michelle Cuevas, Jaques se plantea todo este tipo de cuestiones. En la página 76, sin ir más lejos, encontramos cómo le cuenta a su amiga Vaquera lo que ha estado pensando en los últimos días: "¿Quién es Jaques Papier? ¿Qué es Jaques Papier? ¿Qué quiere Jacques Papier? ¿Qué necesita Jacques Papier? ¿Qué hará feliz a Jacques Papier?". Además, debido a su procedencia, algo que le angustia es no saber si tiene corazón o no.

Y hablando de este tema, me gustaría hacer una breve mención a una referencia que se hace en en la página 132 a El señor de las moscas de William Golding (1954), una novela bastante dura sobre la maldad humana protagonizada por niños. Detalles como este prueban que esta es una historia infantil que esconde mucho más detrás.
¿Quién eres cuando todo lo que sabías de ti mismo se ha esfumado?
¿Quién eres cuando no hay nadie que recuerde tu función, ni hay recuerdos que lamentar o que te reconforten? (p. 162)
Como personaje, Jaques Papier me ha fascinado. Por un lado tiene una mente infantil y piensa como cualquier niño, pero por otro lado se hace muchísimas preguntas que quizás no sean tan propias de su edad. Además, no es un personaje conformista: siempre quiere más. Por tanto, en un punto de la novela, deseará ser libre

Además de Jaques, en esta novela encontrarás otros personajes entrañables, como Fleur –que defiende a su hermano contra viento y marea–, Vaquera –una amiga imaginaria con la que nos iremos topando en distintas ocasiones a lo largo de la novela– o Bernie –un niño muy especial del que poco más te puedo contar sin desvelarte nada.

Y hablando de desvelar cosas, algo que me gustaría agradecer a la editorial es la sinopsis. Como yo, probablemente tú también estarás harto/a de leer sinopsis que nos destripan una parte relevante de la trama y, aunque parece que puede ser una de ellas, hazme caso: no lo es. Si te fijas, lo más relevante que viene en la sinopsis ya viene en el propio título de la novela. La redacción de la sinopsis en esta ocasión ha dejado que la historia me sorprenda.

Otro de los puntos positivos de Confesiones de un amigo imaginario es que es una novela muy breve, ideal para que la lean (o se la lean a) los peques de la casa, para llevarla contigo en el transporte público, para llevarla en el bolso y que no te pese mucho... Y este hecho hace que se lea en un suspiro, como puedes ver en el reading progress que te incluyo más adelante.

Y las citas. El libro está plagado de citas para enmarcar. Ya te adelanté una de ellas en la última entrega de la iniciativa "Tres días, tres citas", a la que fui nominada.

Además, esta novela incluye una maquetación muy cuidada, en la que se incluyen formularios, listas... lo que le haga falta a la historia. No hay que olvidar que esta novela es como un diario de Jaques Papier. Entre las páginas también podrás incluir diversas ilustraciones, que parecen realmente dibujadas por un niño de esa edad y que le dan un toque distintivo al libro. A continuación te dejo un par de ejemplos:

Ejemplo de ilustraciones de Confesiones de un amigo imaginario

A la narración y a los personajes entrañables que componen esta historia, hay que añadirle una dosis bastante elevada de humor, sarcasmo e imaginación, que llegan incluso a dar lugar a situaciones estrambóticas, como la que puedes leer en este exabrupto que suelta el padre de Jaques y Fleur.
¡SE ACABÓ! ¡Estoy harto! ¡Esto es... el colmo..., el colmo de la imaginaciónchilló. [...]. Esto ha ido demasiado lejos continuó. Una niña que tiene un amigo imaginario es una cosa, y un amigo imaginario que tiene su propio amigo imaginario otra. No, no, de ninguna de las maneras. ¡Es como una matrioska de la imaginación! ¡Es como un cuadro de un cuadro! Es como si el viento pilla un resfriado por culpa del viento o una ola se da un chapuzón en el mar. Es como leer una novela que se limita a describir otra novela. Es como si la música zapateara al compás de una melodía diciendo: «¡Oh, me encanta esta canción!» (p. 34)
Y no podía olvidarme de ese final... Ese final tan maravilloso que tiene la novela. Todo encaja a la perfección y te hará derramar alguna que otra lagrimita de pura emoción.

Confesiones de un amigo imaginario tal como se las contó a Michelle Cuevas es por tanto una novela cortita, llena de personajes entrañables, con un vocabulario bastante rico teniendo en cuenta el público al que va dirigido, que se lee enseguida, que te hará plantearte alguna que otra cosilla y que se cierra con un broche perfecto. Recomendada 100%.

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage postimage postimage

READING PROGRESS (cuidado, puede contener spoilers):

Aquí te dejo las impresiones que fui publicando en Goodreads a medida que avanzaba con la lectura (que en esta ocasión están fusionadas en un solo comentario).

Reading progress de Confesiones de un amigo imaginario del blog Devoim

FE DE ERRATAS:
  • En la página 36: "–Ya... –dijo la vaquera de los patines–. Problemas imaginarios. Son los peores" [Falta el punto que cierra la frase.]

CURIOSIDAD SINTÁCTICA:

En la página 104 aparece la siguiente frase: 
¿La de los lápices? inquirió Merla. Pues claro. Mira qué gastados están la mitad de los colores(p. 104)
Al principio, mi impulso corrector me hizo agarrar un lápiz e indicar que debería ser "qué gastada está la mitad de los colores", puesto que lo primero que pensé fue que gastado tenía que concordar con mitad, núcleo del sintagma "la mitad de los colores". Después me dije: bueno, es una niña la que está hablando, por que puede ser un error aceptable. Y luego pensé en que realmente nadie diría "mira qué gastada está la mitad de los colores". Estoy casi segura que el 99% de los hablantes harían la concordancia tal y como viene en la novela. Y entonces me puse a investigar...

¿Y bien? Pues en este caso ambas formas están aceptadas

Tal y como nos explica la RAE, en el caso de construcciones paritivas (punto 3.8) ha de haber concordancia de género y número. Cuando se da esta estructura: sujeto de cuantificador + de + sustantivo en plural (punto 4.8) hay dos opciones respecto a la concordancia de número:
  1. La mayoría de estos cuantificadores (palabras que nos ayudan a designar una parte de un todo, como mitad, mayoría, minoría...) pueden concordarse con el verbo de la oración TANTO en SINGULAR como en PLURAL. ¿De qué depende que elijamos una opción u otra? De si consideramos como núcleo del sujeto el cuantificador singular o el sustantivo en plural al que hace referencia. Aun así, en la mayoría de los casos SE SUELE utilizar la concordancia en plural. Y este es el caso de esta novela.
  2. Cuando se da el caso de que el verbo lleve un atributo (de + sintagma nominal) o un complemento predicativo (es decir, cuando decimos "la mitad de las personas son..." o "cantidad de manifestantes son...") SIEMPRE se establece la concordancia en PLURAL. Ejemplo: «La mayoría de estos asesinos son muy inteligentes». Lo mismo ocurre cuando utilizamos estos sustantivos cuantificadores sin determinante (infinidad, cantidad, multitud). Ejemplo: «Multitud de personas se reunieron en la plaza»
Si quieres ampliar información, te recomiendo también esta página, en la que la explicación está redactada de una manera más clara que en la de la RAE.

¿Y tú?
¿Has leído esta novela? ¿Qué te ha parecido?
¿Conoces alguna otra novela sobre amigos imaginarios que puedas recomendarme?

viernes, 9 de junio de 2017

Crónica de la Blogger Lit Con 2017

14 imaginaciones
Hace unos días colgué una entrada hablándote de la octava quedada bloguera literaria llamada Blogger Lit Con (también conocida como BLC) y, después de un par de días de retraso por problemas técnicos, hoy por fin te traigo mi crónica del encuentro. Antes de nada, me gustaría apuntar que yo solo acudí el día 3, el día de la quedada en sí. Al final me fue imposible acudir a la pre-BLC y a la post-BLC. A ver si al año que viene puedo hacerlo...

Te prevengo de que la entrada va a ser larga y detallada... y el que avisa no es traidor. ¡Comenzamos!

Crónica de la BLC 2017 (por Devoim)

Camiseta de coordinadora de la BLC 2017
En la entrada de la que te hablaba antes, te comenté que este año sería especial para mí pero no te dije por qué, hasta que publiqué este tweet. Cuando los organizadores pidieron voluntarios para la coordinación, no lo dudé y presenté mi candidatura porque me apetecía vivir la BLC desde una perspectiva diferente. ¡Y me admitieron en el equipo! Así que sí, este año fui una de las coordinadoras y, por tanto, tuve que llegar un poquito antes de la hora de encuentro oficial para preparar todo y que los organizadores (Bella, Hermochi y Khardan) nos contaran cómo íbamos a organizarnos como equipo. Este año, el equipo de coordinadores estuvo formado por Cece, Lidia, Elena, Andrea, Lornian Adaobat, Alexandre López, Rox, Saysa, Lourdes, Arual, Esther G. R., Alejandro Oviedo, Víctor y una servidora.

Hacia las diez menos cuarto comenzaron a llegar las primeras personas y en poco minutos la entrada del Retiro de la puerta de Alcalá se llenó de lectores deseosos de comenzar el encuentro. En este momento, me reencontré con Carlos, un bloguero al que conocí hace nada menos que cuatro años en un encuentro con Annabel Pitcher. ¡Fue genial verte de nuevo! Busqué a Kimara, pero este año no pudo ir. ¡Nos veremos al año que viene!

Llegada la hora, los coordinadores y organizadores nos colocamos en una fila y todos y cada uno de ellos fueron pasando para recoger el horario y todas las cositas que les fuimos entregando y que puedes ver en la imagen de abajo a la derecha:

Programa de la Blogger Lit Con 2017 Detalles de bienvenida de la BLC 2017

Una vez que todos hubieron recogido los detallitos y comprado (si querían) la chapita de recuerdo de la BLC 2017 para poder entrar en un sorteo de 12 packs de 5 libros cada uno, nos reunimos para hacer la foto de familia tradicional (este año no salgo porque estaba detrás de la cámara, pero me hizo mucha ilusión hacerla).

Blogueros reunidos antes de la foto de familia de la BLC 2017 Foto de familia de la BLC 2017

De ahí, me fui hacia el césped de detrás de las casetas 65-66 con el resto del equipo de coordinación para dejar todos los bártulos. Antes de que empezara la charla organizada por Ediciones Urano sobre cómo se idea una portada, me paseé por las casetas próximas.

Javier Ruescas firmando en la FLM 2017En una de ellas estaba firmando Javier Ruescas. Había muchísima cola y no me había llevado ningún libro suyo para que me firmara, por lo que simplemente aproveché para hacer algunas fotos porque me pareció que habían preparado una firma curiosa con ese cartelito que simulaba un marco.

De vuelta en el césped, Luis Tinoco (ilustrador) y Esther Sanz (editora) nos hablaron de cómo habían cambiado el planteamiento de las portadas para las novelas de la editorial Urano y sus sellos, haciéndolas más personales, llamativas y, sobre todo, coherentes con el contenido de la historia a la que presentaban. Nos pusieron como ejemplo esas portadas típicas de novela romántica en la que sale un hombre sin camiseta abrazado a una mujer y con algún elemento adicional en el fondo que puede ni estar relacionado con el libro: de eso es de lo que se querían alejar. Si te fijas, el sello Titania no ofrece esas portadas tópicas desde hace un tiempo.

Al comienzo de la charla nos repartieron una papeleta a cada uno. A mí me tocó el número 1. Estos números se utilizaron para un sorteo que se hizo al final del encuentro. Hubo bastantes títulos en juego, entre los que me llamaban muchísimo la atención Tan solo un segundo y El odio que das, pero no hubo suerte y no pude hacerme con ninguno.

Jesús Marchamalo firmando en la FLM 2017Durante la charla me escapé un momentito para ir a la caseta de la librería La Central, donde firmaba Jesús Marchamalo a partir de las 12. Es un escritor al que le tengo mucho cariño desde hace años gracias a su libro La tienda de las palabras. Es una historia metaliteraria en la que, con la excusa de un protagonista que trata de averiguar qué conspiración se esconde detrás de una tienda muy extraña que ha descubierto en su barrio, el autor nos desvela muchísimas curiosidades, como los palíndromos, palabras inventadas o esquemas para dar un discurso sin decir nada. Ahora que lo pienso nunca he hablado de esta novela en el blog, por lo que pronto redactaré una nueva recomendación literaria para hablarte un poquito más sobre ella y explicarte por qué tienes que leer este libro sí o sí. Marchamalo llegó con unos minutillos de retraso a causa de la demora de una entrevista y, para disculparse y compensar la espera, ¡me regaló un albaricoque! Así, de repente. En este enlace puedes ver una imagen del libro, de la firma y del albaricoque.

Después de la charla de Ediciones Urano, había organizado en el mismo lugar un encuentro con Maite Carranza, una de mis escritoras de cabecera desde que leí su libro El desierto de hielo (segunda parte de la trilogía La guerra de las brujas) y, posteriormente, Palabras envenenadas. Durante la horita que estuvimos con ella en el césped, nos habló de su nueva novela: ¡Calla, Cándida, calla! Se trata de una historia en clave de humor sobre Cándida, un personaje adolescente al que creó en los 80 y que ahora ha actualizado. Nos la presentó de tal manera que me entraron unas ganas terribles de leerla. Después de su presentación, tuvimos la oportunidad de hacerle preguntas y supimos de su faceta como guionista. Al final, nos repartieron una libretita que te enseñaré más adelante.

Encuentro con Maite Carranza en la BLC 2017

Tras el encuentro con Maite Carranza, llegó uno de mis momentos cumbres como coordinadora: ¡ir a cargar con cajas repletas de libros! Todo el equipo organizativo nos repartimos para recoger los libros que más tarde serían repartidos como premios tras los juegos. Si al año que viene te apetece presentarte como voluntario, ten esto en cuenta: habrá un momento en el que te convertirás en una mula y descubrirás lo que pueden llegar a pesar una veintena de libros.

Comida en la BLC 2017
Tras esto llegó el momento de la comida. Volvimos al punto de encuentro tras las casetas 65-66 y todos los asistentes se fueron sentando en el césped en grupitos para descansar y llenar los estómagos. Bueno, todos menos Alejandro y yo, que vimos un banco libre y allá que nos fuimos. ¡Necesitábamos un respaldo! Además, era de estos bancos que tenían pedales delante para que puedas hacer ejercicio/rehabilitación, por lo que podría decirse que fue una comida muy sana. Una vez que nos comimos el bocata, nos reunimos con los demás coordinadores en la toalla gigante que trajo Rox. Eso sí, en un momento dado, me escapé un ratito para reunirme con cuatro folloneras (participantes del club de lectura Folloner@s club) y conocernos en persona. Se trataba de Rose (del blog The books and you), Jenny (del blog Lo que fue de ella), Carolina (de The blood lines) y Dispersa (de Vida de una lectora dispersa). Si no los conoces, te recomiendo que te pases por los cuatro blogs. ¡Fue genial conoceros, chicas!

Tras la comida dieron comienzo los juegos. Este año, como coordinadora, me encargué de moderar uno de ellos y me tocó el de mímica, que consistía en entregar un papelito con el nombre de un personaje a uno de los miembros del grupo que viniera a participar y este tenía que hacer que los demás lo acertaran simplemente utilizando gestos. Para formar los grupos, cada coordinador reunimos un grupo de veinte personas y les asignamos un número: el mío fue el grupo 10 y se llamaron Los diagones. Siguiendo su hoja de ruta, fueron pasando por donde yo estaba distintos grupos. En mi prueba casi todos los grupos acertaron el mismo número de papelitos (unos diez en los siete minutos que tenían), por lo que fue una prueba bastante igualada. Durante los juegos, tuve la oportunidad de conocer en persona a Sihana Dash, la administradora de Foreverland, una de las blogueras con las que organicé el pasado Gran sorteo Día del Libro. ¡Menos mal que te diste cuenta tú, que si no... no nos vemos!

Ganadores de los premios de la BLC 2017Una vez acabados los juegos, los coordinadores nos reunimos para preparar la entrega de premios y contar las votaciones que habían ido rellenando todos los participantes de los juegos para ver a qué blogueros se les entregaban los diplomas de este año. Mientras unos compañeros contaban, los demás fuimos haciendo la entrega de los premios del sorteo de las chapitas (¿recuerdas que a la entrada de la BLC se podía comprar una chapita de recuerdo?). Sin comerlo ni beberlo, me convertí en la depositaria de las papeletas ganadoras (tras la comprobación del número por parte de Rox) y en la fotógrafa oficial. A la derecha, puedes ver la foto de casi todos los afortunados del sorteo (hubo algunas personas que prefirieron no fotografiarse). Como puedes ver, hay más de 12 ganadores y eso fue porque, además de los packs de cinco libros, se sortearon otros tantos packs de dos libros + palo de selfie. ¡Fue genial sortear tantísimos libros!

Durante esta entrega de premios sucedió algo curioso y es que una de las asistentes ganó dos de los packs de cinco libros. Ella había comprado cinco chapas y tuvo la suerte de que dos de sus papeletas tocaran. Sin embargo, hubo personas que la abuchearon y, desde aquí, me gustaría expresar mi desconcierto. ¿Si tú comprases dos boletos de lotería en Navidad y los dos tocasen, crees que no sería justo que te dieran los dos premios? Menos mal que Bella estuvo rápida y en un momento sofocó la polémica: era totalmente legítimo que ganase.

También se repartieron los premios a los ganadores de los juegos. Hubo un empate en el primer puesto y los grupos Pompitas 2.0 (grupo al que pertenecí el año pasado) y El pentágono de las Bermudas consiguieron dos ejemplares para cada uno de sus miembros (80 libros como premios). Como teníamos muchos libros aún para repartir (ya te digo que hubo muchísimas cajas para cargar), creo que dimos un segundo, un tercer y hasta un cuarto premio. Estos grupos consiguieron un libro por persona, lo que se traduce en otros 80 libros repartidos).

Entre tanta entrega de premios, mis compañeros que se encargaban de las votaciones terminaron de contar y llegó el momento de la entrega de los diplomas. Aruv (del blog Flights of a dreamer) se alzó con un triplete y obtuvo los diplomas de Mejor blog, Blog más constante y Mejor diseño. Por otro lado, Son (de Susurros de libros) se coronó como Mejor booktuber después de una intensa campaña durante toda la BLC. Javier Merienda páginas y Elena la Trotamundos se alzaron como Mister Blogger y Miss Blogger respectivamente. A continuación tienes las fotos de todos los ganadores:

Ganadores de los diplomas de la BLC 2017

Tras los juegos y la entrega de premios, estuve un ratito con otra follonera, Andrea, que también era coordinadora de esta edición de la Blogger Lit Con. Después, llegó mi momento para conseguir las firmas de los autores cuyos libros me había traído desde casa.

Fernando J. López firmando en la FLM 2017A la primera firma de la tarde a la que fui fue a la de Fernando J. López, autor de Dilo en voz alta y nos reímos todos y antiguo profesor mío. Se trata de un libro humorístico sobre todas las peripecias por las que tienen que pasar los profesores y me hizo mucha ilusión verle después de tantos años y que me lo firmara.

Después de charlar un rato con él, me fui a la caseta de Lo que leo para conseguir un par de firmas de Maite Carranza. Tenía muchísimas ganas de ir a una firma suya porque la anterior a la que acudí hace unos años en la Feria del Libro de Madrid se canceló y desde entonces no había vuelto. Le llevé de casa los libros de El desierto de hielo y el de Palabras envenenadas y, mientras que le contaba la anécdota, descubrimos las dos con sorpresa que ¡el primero ya lo tenía firmado por ella con fecha de 2011! Resulta que años antes de esa firma chafada, fui a otra ¡y ni me acordaba! En la caseta me hice con ¡Calla, Cándida, calla! y me lo firmó también. Fue mi única adquisición en la Feria del Libro de este año. En esta foto puedes ver los dos ejemplares que me firmó y la libreta de la que te he hablado antes.

Libros firmados por Maite Carranza en la BLC 2017

A continuación, acudí a la caseta donde firmaba José Calvo Poyato, autor de El sueño de Hipatia, una novela que me compré nada más ver Ágora (2009). El personaje de Hipatia me impresionó y enseguida quise saber más sobre esta mujer tan excepcional. Y después de su firma, acudí a la caseta donde firmaba Rosa Montero con mi ejemplar de La carne. A continuación te dejo la imagen de los tres libros de los que te he hablado y que me firmaron sus autores (a parte de los de Maite Carranza):

Libros firmados en la FLM 2017

Por último, me pasé por el homenaje que le hicieron a José Luis Sampedro en la carpa de Bankia. Su mujer, su editora y otras tres mujeres se sentaron en una mesa frente al público para hablar de los cien adjetivos que definían a este escritor. Me pareció una bonita iniciativa para recordar a esta figura literaria tan relevante. Hablaron de su manía obsesiva por preparar las conferencias minuciosamente desde meses antes de que tuviera lugar el evento hasta minutos antes de que llegara el taxi. "Él siempre decía que sentía un tremendo respeto por el público", dijo su mujer. Y precisamente por eso, la charla no me terminó de convencer: fue muy improvisada. Si estás homenajeando a una persona así, qué menos que preparar mejor el momento, ¿no? Además, me hizo cierta gracia que dos de los adjetivos que se mencionaran fueran "escritor" y "economista", que son sustantivos. A la salida, nos repartieron a los asistentes un pequeño texto inédito llamado La balada del agua. Yo me hice con dos ejemplares de más para poder sortearlos. ¿Te gustaría?

Homenaje a Jose Luis Sampedro en la FLM 2017 Ejemplares para sorteo de La balada del agua

La charla terminó tarde y estaba tan cansada que no tuve fuerzas para volver al punto de encuentro para ver quién quedaba y despedirme, por lo que aprovecho esta oportunidad para despedirme de ti si no tuve la oportunidad a lo largo de la tarde o más tarde por redes sociales.

En conjunto, fue una experiencia fantástica y, si puedo, me encantaría repetir como coordinadora. Si has llegado hasta aquí, te doy la enhorabuena.

¿Y tú?
¿Fuiste a la BLC este año?
¿Te gustaría ir/volver el año que viene?

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib