FOTO-RESEÑA: "Coqueto, mejor ver", Verne y Sara Caballería


Coqueto, mejor ver de Verne y Sara Caballería [Grijalbo]

SINOPSIS
Buscar piso nunca fue tarea fácil, pero hacerlo en plena burbuja del alquiler es un infierno y Laura está a punto de adentrarse en él. A sus veintiocho años, está harta de compartir habitación con su hermana pequeña, así que, cuando por fin logra un contrato indefinido, decide emanciparse. Con la ilusión de encontrar el piso de sus sueños, pese a tener un presupuesto limitado, se lanza a esta aventura descargándose la app Irrealista.

Semanas de llamadas a todas horas, ofertas absurdas, visitas a zulos, y mucha, muchísima, frustración, aun así Laura no se da por vencida. Por suerte, contará con la experiencia y solidaridad de sus amigos que la aconsejaran y le ofrecerán trucos de un auténtico ninja hasta que se convierta en una verdadera experta. ¿Logrará encontrar un piso decente o acabará desistiendo?


FICHA TÉCNICA:

Título original: Coqueto, mejor ver
Autor: Verne
Ilustradora: Sara Caballería
Editorial: Grijalbo
Temática: Cómic | Humor | Literatura contemporánea
Encuadernación: Tapa blanda con solapa
Número de páginas: 112
ISBN:  978-84-253-5728-2
Precio: 15,90€ (Otros formatos: e-Book - 6,99€)
! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:


La pesadilla del alquiler en clave de humor


El otro día estuve curioseando boletines de novedades de distintas editoriales y en el de Grijalbo Coqueto, mejor ver me llamó poderosamente la atención. Trata el tema de las odiseas que tenemos que pasar los jóvenes (e incluso los no tan jóvenes) hoy en día para encontrar un hogar más o menos decente en el que poder independizarnos con los sueldos mileuristas que ganamos la mayoría. La portada y el argumento me recordaron a Mujer sin blanca soltera busca de Montserrat y Marta Bros. En su día disfruté mucho de esta audiolectura, por lo que me lancé a leer este con la esperanza de que me gustara tanto o más. Y así ha sido.

Buscar un piso con las famosas tres bes (bueno, bonito y barato) hoy en día puede resultar un auténtico drama, por no decir imposible. Al comienzo de esta historia, Laura, nuestra protagonista, acaba de conseguir un contrato fijo y quiere hacer realidad su sueño de independizarse. No debe ser una tarea demasiado complicada, ¿no? Hacer unas cuantas búsquedas por internet, elegir un piso y mudarse. Sus amigos se ríen ante su inocencia y le hablan de unas penurias que ella empezará a descubrir muy pronto...

La burbuja del alquiler [Coqueto, mejor ver]

Lo que a Laura le parecía que tenía que ser (encontrar un piso por un precio razonable, digamos, en torno al 30-40% de su sueldo) descubre que no existe. En Coqueto, mejor ver, sus amigos le explican por qué la situación está como está y le hablan del agente gentrificador y del Roban Hood. En la viñeta que incluyo a continuación puedes descubrir quiénes son.
Nota: El término «gentrificación» hace referencia al proceso de transformación de una zona urbana decadente en una más nueva y atractiva a partir de nuevas edificaciones y/o rehabilitación de edificios ya existentes, lo que conlleva un aumento de los alquileres y la llegada de negocios que ofertan productos más caros (dado que esos locales también son más caros). Esto provoca que los residentes tradicionales dejen el barrio, marchándose a la periferia, dejándolo en manos clases sociales más altas que puedan permitirse esos costes más elevados. Este término proviene del inglés «gentry», que significa «baja nobleza». Más información aquí.

El agente gentrificador y Roban Hood [Coqueto, mejor ver]

Este proceso de gentrificación provoca en las grandes ciudades el auge de los pisos turísticos en el centro, lo que está obligando a los ciudadanos que vivían ahí a mudarse a las afueras, ya que a los caseros les interesa más alquilar dichas viviendas a extranjeros que vienen de vacaciones. Es más rentable. De eso no hay duda. Pero claro, eso también provoca que, poco a poco, esos centros de las ciudades pierdan su propia esencia, al convertirse en zonas «de paso», no habitadas por gente del lugar que hagan vida allí.

Pisos turísticos ilegales [Coqueto, mejor ver]

A pesar del tema que trata, Coqueto, mejor ver nos muestra a una protagonista que no quiere darse por vencida. Quiere cumplir su sueño, aunque le cueste trabajo. Pero claro, ese sueño es un trabajo en sí mismo, tal y como nos explica el Oráculo, la mujer que entrenará a Laura para que pueda conseguir su objetivo:

Encontrar piso no es un hobby [Coqueto, mejor ver]

Además, este libro nos habla a través de estas viñetas del drama que vivimos hoy en día: cómo lo que antes era considerado una basura de sueldo ahora es un objetivo a alcanzar (o directamente una meta inalcanzable). Si no lo has hecho ya, esto te hará reflexionar sobre qué futuro nos espera a esta generación que cada vez tarda más en emanciparse, que cada vez tarda más en poder mantenerse por sí misma, a pesar de ser considerada «la generación mejor preparada de la historia», de la frustración por no poder conseguir lo que se nos prometió que conseguiríamos si hacíamos tal o cual. A pesar de todo, el optimismo no se llega a perder en estas páginas, lo que casa perfectamente con el tipo de protagonista que nos presentan.

El mileurista, un animal en peligro de extinción [Coqueto, mejor ver]

En cuanto a la ilustración, en Coqueto, mejor ver encontrarás un dibujo que apuesta por fondos bastante limpios, en el que predomina el verde y que se centra en los personajes y un estilo narrativo que efectivamente me ha recordado a Mujer sin blanca soltera busca, tal y como intuía (aunque en esta ocasión el formato cambia de novela a novela gráfica). A través de ellos, Sara Caballería nos ilustra las anécdotas que lectores y lectoras publicaron en el blog homónimo de Verne y que ahora podemos leer en forma de historia.

En conclusión, Coqueto, mejor ver de Verne y Sara Caballería es una novela gráfica que nos retrata la realidad de muchas personas en la actualidad. Divertido de leer (porque recordemos que es mejor reír que llorar y desesperarse), me ha parecido una lectura fresca y entretenida que se lee en un suspiro. Incluso, con ella puedes aprender algún que otro «consejito» (en el siguiente apartado entenderás por qué lo entrecomillo) que te será muy útil si no estás entrenado en esto de la búsqueda de pisos

FE DE ERRATAS:

Me ha llamado la atención la pequeña contradicción que se da al final del encuentro de Laura con el Oráculo, cuando esta última dice «y mi último consejo» cuando al principio ha dicho «¡no encontrarás piso con consejos! [...] ¡Buscas entrenamiento!». No puedo indicar la página porque este libro no viene paginado.

¿Y tú?
¿También has tenido problemas para alquilar?
¿Te gustaría leer esta novela gráfica y echarte unas risas para darle la vuelta a la tortilla?

6 comentarios:

  1. Hola! Parece chulo pero no es mi tipo de lectura y no creo que me anime con él. Gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz:

      Es chulo, es chulo. Y es catártico el hecho de poder reírnos de algo que es como una pesadilla en nuestras vidas :) A pesar de que no lo consideres tu tipo de lectura, yo te lo recomiendo. Se lee en un suspiro. ¡Gracias por comentar!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  2. Habrá que esperar a que llegue a Colombia a ver si se le da una oportunidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª Angélica:

      ¡Crucemos los dedos para que sea pronto! Muchísimas gracias por volver por este rinconcito.

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  3. Desde luego es un tema que da mucho juego pero creo que hoy en día es un problema de tod@s y últimamente esta volviendo a ponerse complicado con las últimas subidas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Fesaro:

      Tal cual. ¡Gracias por leerme y dejar un comentario!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

Con la tecnología de Blogger.