BINOMIO TEATRAL: Cinco horas con Mario VS Señora de rojo sobre fondo gris

José Sacristán VS Lola Herrera


Las dos caras de una misma moneda


Si hay algo en lo que piense cuando me dicen el nombre de Lola Herrera es en Cinco horas con Mario. Desde hace años he querido ver esta función y cuando la retomó hace unos años, no pude ir a verla, por lo que al volver a los escenarios otra vez no quise perdérmelo, ya que ir a ver en directo el papel icónico de Lola Herrera era una experiencia que quería tener. 

En este montaje, Herrera vuelve de la mano de Josefina Molina en la puesta en escena y José Sámano en la producción, los mismos que también adaptaron la obra y la estrenaron en 1979.

El texto es fantástico y creíble: utiliza muchos recursos del lenguaje hablado, como las repeticiones, está cargado de tópicos y juicios que hacen que veamos fácilmente en el personaje de Carmen a la idea de "señora de pueblo" que muchos tenemos en la cabeza o incluso a nuestras abuelas. Es importante lo que se dice, pero casi igual de importante como lo que no se dice. Y la naturalidad al hablar y realizar acciones cotidianas como servirse una taza de té que suponían pausas en el discurso le daban aún más vida a un texto en el que ya las propias letras palpitan.

Hace unos meses también vi Señora de rojo sobre fondo gris, interpretada por José Sacristán y dirigida y producida por José Sámano, y al compararlas, estas obras parecen la otra cara de la moneda de la otra. Ambas son monólogos en los que el miembro superviviente de la pareja nos habla sobre su pareja. En una de ellas es una mujer y en la otra es un hombre. Y cabe destacar la diferencia entre los personajes femeninos de ambas obras. Tal y como dijo Delibes, se trata de "Dos mujeres de alguna manera representativas de la España de la segunda mitad del siglo XX”: Mientras que Carmen Sotillo es conservadora y agria, la Ana de Señora de rojo sobre fondo gris es progresista y alegre (esta última está inspirada en Ángeles de Castro, esposa del propio Delibes). 

Lo curioso sin embargo es que en ambas obras, el finado (en un caso hombre, en otro mujer) es el personaje que parece más progresista, más luchador, menos conformista. ¿Sería algún mensaje oculto en este hecho o simplemente es una casualidad? Estaré encantada de debatir en los comentarios contigo al respecto.

Mientras que de Cinco Horas con Mario sí que había oído hablar (de hecho, he leído la novela) y tenía referencias de la obra, no conocía la otra obra. Y como se suele decir, las expectativas no son buenas. Y es lo que me ocurrió con esta función. La actuación de Herrara fue impecable, pero por algún motivo no consiguió llegarme y emocionarme como la de Sacristán. 

Además, el montaje de Señora de rojo sobre fondo gris también me resultó más interesante: mientras que en el caso de Cinco horas con Mario se representaba la vivienda de Carmen y Mario con muebles bastante estándar y detalles que querían representar la intimidad de la situación, como el té humeante, en Señora de rojo sobre fondo gris me llamó mucho la atención el contraste entre el color rojo intenso de la banqueta desde la que nos habla Nicolás, que hace juego con su jersey antes del flashback y el color de su bebida con el color y ambiente gris predominante en el escenario mientras nos cuenta la historia de su pasado con Ana. El propio decorado nos trasmitía la tristeza, la pena de haber perdido a ese ser querido y nos rememoraba el pasado, como si casi fuera una película en blanco y negro.

Personalmente, me alegro sinceramente de haber podido ver las dos obras con tan poco tiempo de diferencia para haber podido analizar sus semejanzas y diferencias y disfrutando del trabajo de dos grandes actores de nuestro país. Y aprovecho estas últimas líneas para recomendártelas si aún no las has visto/leído.

¿Y tú?
¿Has leído estas obras o has visto las funciones?
¿Qué te han parecido? ¿Cuál te gustó más?



INFORMACIÓN ADICIONAL:

Argumento Señora de rojo sobre fondo gris:


Un pintor, con muchos años en el oficio, lleva tiempo sumido en una crisis creativa. Desde que falleció de forma imprevista su mujer, que era todo para él, prácticamente no ha podido volver a pintar.

Estamos en el verano y otoño de 1975. La hija mayor de ambos está en la cárcel por sus actividades políticas, y es en esas fechas cuando surgen los primeros síntomas de la enfermedad de su madre que la hija vivirá desde dentro de la prisión. Es otro recuerdo permanente en la vida de su padre, que también ahora revive.

Esta obra teatral es el relato de una historia de amor en camino desenfrenado hacia la muerte, que nos sitúa en aquella España con rasgos inequívocos, que nos habla de la felicidad y de su pérdida, y que llega a la intimidad de cada ser humano, y a su emoción, por el camino recto y simple de la verdad.

¿Dónde y cuándo se ha representado Señora de rojo sobre fondo gris?

Esta función se representa en el Teatro Bellas Artes desde el 5 de mayo al 27 de junio de 2021 de martes a viernes a las 20:00h y sábados, domingos y festivos a las 19:00h.

! Para más información, pincha aquí.


Argumento Cinco horas con Mario:


Estamos en Marzo de 1966. Carmen Sotillo acaba de perder a su marido Mario de forma inesperada. Una vez que las visitas y la familia se han retirado, ella sola vela durante la última noche el cadáver de su marido e inicia con él un monólogo–diálogo en el que descubrimos sus personalidades y los conflictos de su matrimonio.

Con una forma entrecortada, detallista al mínimo, reiterativa y llena de tópicos, Carmen Sotillo dice cosas, manifiesta sentimientos y emite juicios que a muchas personas hoy les pueden parecer increíbles. Pero damos fe de que ese lenguaje existía, de que esos juicios se emitían, de que esas “cosas” de Carmen estaban en la vida de todos los días.

“Cinco horas con Mario” es, entre otras muchas cosas, un documento vivo de esos años. De las preocupaciones económicas, religiosas, políticas, sexuales y morales entonces imperantes que Delibes, a través del lenguaje de su protagonista, dejó retratadas con nitidez, de forma que la vida española de entonces llega a palpitar viva en sus palabras.

Pero, por encima de todo esto, “Cinco horas con Mario” nos habla de los asuntos eternos del ser humano: de la culpa, de la soledad, de la incomunicación, del sentido de la vida. Como siempre en Delibes partiendo de un localismo concreto encarna en sus personajes y en sus conflictos las realidades más profundas y complejas que condicionan nuestra vida.

¿Dónde y cuándo se ha representado Cinco horas con Mario?

Esta función se representa en el Teatro Bellas Artes desde el 1 de septiembre hasta el 28 de noviembre de 2021 de miércoles a viernes a las 20:00h y sábados, domingos y festivos a las 19:00h.

! Para más información, pincha aquí.

No hay comentarios:

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

Con la tecnología de Blogger.