RESEÑA: "Butter" de Erin Jade Lange

Butter de Erin Jade Lange [Naufragio de letras]

*Con la colaboración de Naufragio de Letras*
SINOPSIS
Butter tiene 17 años y pesa 190 kilos.

Su madre trata de hacerle feliz a través de la comida y su padre no le dirige la palabra desde hace años. Antes, trataba de sobrevivir al instituto por las mañanas y, por las noches, tocaba el saxofón a la luz de la luna, mientras pensaba en la chica de la que está enamorado.

Y ahora, Butter es el chico más popular del instituto.

Pero esa popularidad tiene fecha de caducidad: Nochevieja. La noche en la que prometió conectar su webcam y cumplir su plan de comer hasta morir, la noche por la que todos lo admiran y la noche que tanto teme.

Brutal y genuina, Butter es una novela sobre el silencio ante el acoso escolar que, a través de la desgarradora voz de su protagonista, narra una historia que podría estar pasando en tu propio instituto.

FICHA TÉCNICA:

Título: Butter
Título original: Butter
Autora: Erin Jade Lange
Traductora: Natalia Aróstegui
Editorial: Naufragio de letras
Temática: Juvenil | Acoso escolar, suicidio
Encuadernación: Rústica con solapas
Número de páginas: 352
ISBN: 978-84-945974-2-8
Precio: 16,95 €

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:


190 kilos de complejidad


Desde la presentación sobre La maldición de Trefoil House a la que asistí allá por mayo, llevaba esperando con ganas este nuevo título que nos trae Naufragio de letras (y que en ese momento era top secret). Y por fin ha llegado el momento de leerlo.

Butter de Erin Jade Lange es una novela que nos habla sobre el acoso escolar y el suicidio desde el punto de vista de un chico de 17 años que pesa 190 kilos. Eso sí, el enfoque es totalmente diferente a la  ahora tan famosa Por trece razones, que seguramente te habrá venido a la cabeza al leer los temas.

El protagonista de esta historia, Butter, es un personaje complejo y, quizás, pueda resultarte algo complicado de comprender. Por un lado, es una persona divertida y un músico realmente bueno para la edad que tiene, pero por otro es bastante derrotista: está harto de su peso porque provoca que su padre lo ignore, no poder tocar un repertorio largo con su saxofón porque se agota, ser invisible en el instituto... pero no piensa que él tenga ni la culpa ni que le pueda poner solución. Porque él solo engorda. Y no hay vuelta de hoja. Y es por eso por lo que decide poner fin a su vida para dejar de sufrir. Escoge la noche de fin de año para hacerlo y lo anuncia en una página web. Los chicos "populares" del instituto lo ven y, de repente, lo convierten en el chico más guay del instituto.
Donuts y amigos del campamento. Tucker estaba hablando de detonantes.

Los orientadores de FitFab siempre nos enseñan a conocer nuestros detontantes, las pequeñas cosas que cuando ocurren nos dan ganas de comer. Nos pedían que indagáramos en nosotros mismos, que encontráramos ese algo que disparaba nuestro peso y que nos enfrentáramos a ello. Como si fuera una sola cosa. 

Esa cosa está aquí mismo. Se llama genética

[...]

–[...] Es que tío, das por hecho que todo es una mierda antes de probarlo. No le das una oportunidad a nada, porque tienes miedo de que te decepcione. Y por eso comes. Porque la comida nunca te decepciona. (pp. 120-122)
En Butter podemos acompañar al protagonista durante los días previos a la toma de esa decisión y descubrimos cuál es la relación que tiene con su familia, con los otros alumnos del instituto, con sus profesores, cómo se comporta en Internet, por qué lo apodan Butter... Todo ese retrato inicial que nos ofrece Erin Jade Lange, con todas sus contradicciones y todos sus matices, te hará comprender cómo una persona puede llegar a tomar una decisión tan drástica como querer suicidarse. La autora te hace ver el mundo a través de los ojos de una persona que es tratada de una manera diferente por el simple hecho de su peso. Pero esos tratos no son todos iguales: hay personas que quieren ayudarlo, (como el doctor Bean o su madre, aunque el enfoque de cada uno es diferente), personas que lo ignoran (como muchos de los alumnos del instituto o su padre) y personas que lo acosan (cierto grupito de "populares"). 

Precisamente, el acoso escolar es uno de los temas centrales de la novela. Erin Jade Lange nos habla sobre él desde dos puntos de vista opuestos: cuando la víctima es invisible y cuando es popular. Porque sí, resulta que para ser acosado no tienes que ser obligatoriamente invisible. En Butter serás testigo de cómo los acosadores no ven a sus víctimas como personas sino como gente que puede ofrecer espectáculo y con la que pueden pasar un buen rato. Como lector, asistirás con la boca abierta a cómo el anuncio de un suicidio se convierte en el tema de moda y vuelve Butter en un chico "admirado". También observarás cómo en un microcosmos, como es un instituto, todo se puede tapar de manera que lo que no interesa no llegue a profesores y padres. Todo este clima me ha recordado muchísimo a lo que se vive al final de la adaptación cinematográfica de Nerve (2016).
Tu sentido del humor y tu música harán que una buena chica ni siquiera se fije en eso, pero tenemos que bajar esos niveles. Por ti. ¿Lo entiendes? Primero nos queremos a nosotros mismos y después a las señoritas. ¿Sí? (p. 34)
Siguiendo con el tema de los personajes, algo que me ha gustado mucho es la complejidad que tienen los personajes secundarios. Erin Jade Lange retrata a muchos de ellos con apenas un par de trazos, pero es la información justa para que nos hagamos una idea bastante exacta de cómo son. Ninguno de ellos es el típico personaje perfecto: todos tienen sus miedos, sus defectos, meten la pata... Si tuviera que mencionar alguno, me inclinaría por los padres de Butter (¡sí, en esta novela juvenil salen los padres!) y el Maestro (el profesor de música del instituto). Los primeros te sorprenden un par de veces a lo largo de la novela y el segundo representa a ese maestro que lucha porque su alumno vea que tiene un potencial tremendo y lo aproveche.

En Butter, el estilo de la autora y el ritmo que le da a la trama hacen que te enganches desde la primera página y no puedas soltar el libro hasta el final (y te lo dice alguien que últimamente se toma las lecturas con mucha calma). Además, este libro está escrito con un tono desenfadado, y un vocabulario bastante coloquial, que consigue que la temática tan dura que trata se lleve mucho mejor. Por otro lado, el enfoque que le da al romance me ha gustado: no es una trama en sí, sino algo que impulsa a Butter a tomar diferentes decisiones. Sin embargo, ha habido ciertos momentos que no me han terminado de convencer, como el excesivo infantilismo con el que se relacionan Butter con su médico. El chico tiene 17 años, no cuatro.
–¿Qué tal el día? –me preguntó.

Aburrido. Estresante. La chica de la que estoy enamorado ha desaparecido después de primera hora y no la he vuelto a ver hasta después de clase, cuando, como siempre, estaba rodeada de un equipo de Barbies de plástico y de Kens descerebrados que no me dejaban verla ni a ella ni a su perfecta cara. [...]

Me encogí de hombros.

Bien. (p. 31)
Y ahora, me gustaría hablarte del diseño. La cubierta de esta edición que nos trae Naufragio de letras me ha parecido realmente original: con una serie de frases de la novela, la diseñadora ha creado la silueta del protagonista. Se trata de un texto que, por un lado, conforma una imagen, pero por otro funciona como texto: puedes seguir perfectamente el hilo del discurso si te fijas y vas leyendo palabra a palabra. Además, esas letras-imagen tienen relieve, lo que hace que el libro sea muy agradable al tacto. ¡Ah! Y se me olvidaba: el nombre de la traductora de este libro aparece en la cubierta, lo que se agradece.

En cuanto a la maquetación, la novela está dividida en tres partes y cada parte comienza con una portadilla en la que vemos una hoja de bloc de notas arrancada en la que el protagonista va apuntando algo que será muy relevante en la trama. Estas hojas están cargadas de detalle: según va avanzando la historia, la hoja está más deteriorada (más sucia, con pequeños rotos aquí y allá...). Sin embargo, en cuanto al texto hay unos cuantos errores de maquetación del tipo: diferente espaciado entre caracteres, saltos de línea o signos de puntuación que no están donde deberían estar, falta de algunos espacios entre palabras, algún tamaño de fuente erróneo... No dificultan en exceso la lectura, pero sí sería recomendable corregirlos en una próxima edición. Por otra parte, si bien las entradas de la web en la que escribe Butter están perfectamente delimitadas, los bocadillos que se incluyen para representar chats tipo whatsapp apenas se distinguen.

En definitiva, Butter de Erin Jade Lange es una novela de corte juvenil (quizás demasiado para mi gusto en momentos puntuales) que nos plantea un tema tan duro como es el suicidio, en la que podemos conocer los motivos por los que el protagonista toma esa decisión y cómo, con su nueva situación, comienza a plantearse si quiere seguir adelante o no. ¿Es preferible volver a la invisibilidad o quedar como un héroe? Cuenta con un personaje principal complejo y lleno de contradicciones y unos secundarios que distan mucho de ser personas ejemplares que forman parte de una trama que te engancha desde la primera página y que termina con un final muy redondo, que te dejará reflexionando un buen ratito después de cerrar el libro. Tienes que leerlo. Te impactará.

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage postimage

READING PROGRESS (cuidado, puede contener spoilers):

A continuación te dejo las impresiones que fui publicando en Goodreads a medida que avanzaba con la lectura:

Reading progress de Butter del blog Devoim

CURIOSIDAD:

En la página 91 parece que hay una alusión directa al lector, lo que provoca que (durante unos segundos) se rompa la "cuarta pared" de la historia y de pronto te sientas muy, muy cerca de su protagonista: "Despertarse la mañana después del día en el que decides suicidarte tiene algo de especial. Esperas que el cielo esté gris, que haya humedad en el ambiente y que no salga el sol. Que el tiempo denote aunque sea un poco de empatía, ¿sabes?".

¿Y tú?
¿Has leído esta novela? ¿Qué te ha parecido?
¿Crees que hacen falta más libros que traten estas temáticas?

10 comentarios:

  1. Hola! No conocía el libro y pese a que trata un tema interesante no creo que sea para mi así que lo dejaré pasar. Muchas gracias por la reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz:

      Vaya, qué pena. La verdad es que es un libro muy interesante, pero como siempre digo: para gustos... ¡Mil gracias por tu comentario!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      PD: ¡De nuevo la primera! ¡Felicidades!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Patt! Me apetecía mucho leer esta reseña, sobre todo porque sabía que el libro te había gustado.
    Pues no, a mí no me vino a la cabeza Por trece razones, no porque haya olvidado ese libro, sino porque me parece que la sinopsis es muy diferente.
    Por lo que veo, está claro que el carácter del chico es complejo, ya que si dices que parece divertido y luego es derrotista. Creo que todos cometemos el error de pensar que las personas que se suicida se comportan como almas en pena, pero en verdad, es probable que las actitudes exteriores de muchos de ellos no te hagan pensar que quieren morir.
    Que los personajes no sean simples y que el lenguaje no sea enrevesado, hacen que sin duda quiera darle una oportunidad, además, tu buena opinión motiva.
    Si tengo la oportunidad en el futuro, lo leeré :-)
    Y lo de la traductora en la portada... no quiero ni pensar lo mucho que te alegró ese detalle :D
    ¡Saludos! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Omaira:

      Efectivamente, la sinopsis es muy diferente, pero como esa historia ha tenido mucho boom y trata el tema del suicidio... por si las moscas, yo aviso.

      El personaje principal de la historia me ha encantado. He leído en alguna reseña que cuesta sentir empatía por él y, quizás haya gente a la que le ocurra, pero la verdad es que, desde que comienzas a entenderlo, conectas con él a la primera. ¡Seguro que te gusta esta lectura!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      PD: Respecto a lo de la traductora... ¡no te haces una idea! ;)

      Eliminar
  3. Hola!
    No lo conocía y la verdad es que me ha llamado la atención, así que me lo llevo apuntado, ya que me suelen gustar este tipo de libros :D
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gema:

      Ay, tengo tan abandonado tu blog que me da vergüenza hasta contestarte. ¡Pero te tengo presente y en mi lista de blogs pendientes de visitar! Me alegro de que te haya gustado esta novela y de que, con eso, me perdones por mi tardanza. ¡Mil gracias por pasarte de nuevo por aquí!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  4. Hola!
    Ya lo estuvimos hablando ayer, que te comenté que el libro me llamaba la atención pero no las tenía todas conmigo por si se frivolizaba con el tema... Después de tu opinión y lo que ya me comentaste ayer, este pasa directo a mi lista de pendientes. Muy buena reseña Patt! ;)
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Lit:

      ¡Cuánto me alegro! Espero que lo disfrutes mucho. ¡Gracias por pasarte a comentar!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  5. Verás, ya he escrito este comentario como tres veces, cada vez que le doy a "Publicar" no sé qué rayos pasa y no lo hace. Aquí es donde me dices que tienes la bandeja de comentarios por revisar saturada por mi.

    En fin...¡Hola, Patt!

    Descubrí este libro por ti y desde entonces me dije que tenia que leerlo porque si, quizá no lo haga en lo que queda de año pero ya esta apuntado a mi lista de libros por leer. Luego de esta reseña no me lo puedo perder.

    Me intriga mucho que hayas descrito a su protagonista como complejo, no sé, eso dice mucho sobre lo que posiblemente nos encontremos en la historia, lo que significa: UNA MAGNIFICA HISTORIA.

    Cuando lo lea te daré mi opinion.
    Abrazos, nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mary:

      ¡Vaya! ¡Qué mal! Pero no, no, solo me ha llegado este comentario. ¡Los otros se volatilizaron! Muchísimas gracias por seguir insistiendo.

      Desde luego, tienes que leer esta historia. No te dejará indiferente, eso te lo puedo asegurar. ¡Ya me contarás!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

Con la tecnología de Blogger.