CRÍTICA TEATRAL: "Nine, el musical" [Teatro Amaya]

Nine, el musical [Teatro Amaya]

Libreto: Arthur Kopit
Música y letra: Maury Yeston
Dirección: Javier Adolfo
Argumento:

Guido Contini, un galardono director de cine, lucha por encontrar la historia para su nuevo guion mientras es dominado por una decena de hermosa mujeres, todas ansiosas por ser amadas por él, y solo por él. Su viaje a través de su pasado y presente, lo hace navegar en un mar desconocido hasta encontrar la historia ideal para su película: un musical sobre Casanova.

Nine juega entre la realidad y la ficción, la verdad y la mentira, las decisiones y el temor a crecer. Protagonizado por Roko y Álvaro Puertas y con música en directo.

"8½" + música = "Nine" (9)


Hacía mucho tiempo que quería ir a ver este musical. Conocía algunas de sus canciones más famosas, pero aún no había tenido la ocasión de ver la obra completa. Showtime Producciones ha preparado un montaje que actualmente se puede ver en el Teatro Amaya, donde he tenido oportunidad de ver por fin este musical. La dirección corre a cargo de Javier Adolfo y la coreografía a cargo de Eider Bonilla, igual que en "Viva Broadway", un musical que, si bien no fue perfecto, me entretuvo. Por eso, tenía curiosidad por saber qué nos habían traído a los espectadores en esta ocasión.

Escenografía de Nine, el musicalLa primera impresión al ver el escenario fue un poco agobiante. La escenografía es demasiado invasiva y estática y no aporta gran cosa al mensaje de la obra. Sin embargo, la elección de vestuario me pareció perfecta desde el principio. Hay mucha lentejuela, mucho colorido y muchos cambios de vestuario. Esto me da la idea de que es una gran producción y me siento a disfrutar de la obra.

"Nine" nos habla sobre Guido Contini (Álvaro Puertas), un cineasta que entra en una crisis de inspiración cuando llega a los 40. A su alrededor tiene a diversas mujeres (como su mujer, su amante, su productora...) en las que se apoya, pero a las que ningunea, a pesar de que las necesita.

Hay música en directo. El elenco canta bien, con mención especial a Roko, que da vida Luisa del Forno, la mujer de Guido. Sinceramente, me impresionó. Sus números de "Mi marido filma" y "Be on your own" cautivaron a los espectadores. Puertas, por su parte se luce en especial en su lamento "No puedo hacer esta película". Una pena que su voz consiga brillar tan tarde.

A pesar de estos buenos ingredientes, el sonido que llega al espectador en "Nine" no funciona siempre: en las canciones más movidas, la música se come a los cantantes y la batería se come a la música. Esto provoca que, por un lado, a veces el sonido llegue a ser desagradable y que, por otro lado, la letra no se entienda. Y esto último es fundamental, ya que las canciones afectan a la narrativa de la historia.

Número de Mi marido filma en NineAún así, los números musicales son muy vistosos. La coreografía es muy lucida y el cuerpo de baile (que creo que es el mismo de "Viva Broadway") me pareció fantástico. Me gustaría hacer una mención especial al número de "Folies Bergère", con Marcela Paoli como protagonista en su papel de Liliane La Fleur, la productora de la película de Guido. La escenografía está llena de luz y Paoli se come el escenario, haciendo disfrutar a los espectadores de tal manera que los aplausos tras el número duran bastante más tiempo que los de los demás números. Otro número muy conseguido es "El gran canal", que cuenta con un vestuario estupendo, colorido, con máscaras venecianas y abanicos. Hay contrastes en la iluminación que se agradecen mucho y que compensan las transiciones a trompicones que hay en algunos momentos.

Respecto a la narrativa de "Nine", el comienzo del musical se me hizo muy lento. Cuesta entrar en la historia y descubrir qué ocurre si se desconoce la historia previamente. Sin embargo, pasados los primeros números, todo comienza a coger ritmo y a entrar en la historia en sí.

A pesar de estos baches, se percibe desde las butacas que todo el equipo ha hecho un gran esfuerzo y todo el elenco entretiene a un público entregado, que valora las mejores canciones con aplausos largos y vítores. ¿Es una producción que te quitará el hipo? No. Eso, sí si te apetece pasar una tarde entretenida viendo un musical y salir con una sonrisa del teatro, "Nine" podría ser tu opción.


Valoración:

postimage postimage postimage

Curiosidad

Al salir de la obra, lo que mi acompañante y yo nos preguntábamos era por qué el musical se titularía "Nine". Había nueve mujeres en escena, sí, pero solo seis eran actrices. Las otras tres eran parte del cuerpo de baile. ¿Entonces? Pues bien, resulta que este musical está basado en una película semiautobiográfica de Federico Fellini. Este cineasta tituló su película "8½" como reconocimiento al trabajo que había realizado hasta ese momento, que estaba formado por seis largometrajes, dos cortometrajes y una película en la que fue co-director. El título de Yeston para la adaptación musical añade otro medio crédito al de Fellini. Según parece, este número se refiere a la edad de Guido durante su primera secuencia de alucinación en la historia y Yeston llamó al musical "Nine" porque, si se agrega música a 8½, "es como la mitad de un número más". Interesante.

¿Dónde y cuándo se representa Nine?

Esta función se representa actualmente en el Teatro Amaya de Madrid hasta el 8 de julio de 2018 en los siguientes horarios:
  • Miércoles, jueves y viernes, 20:30 horas
  • Sábados, 19:00 horas y 21:30h
  • Domingos, 19:30h

! Para más información, pincha aquí.

4 comentarios:

  1. Hola! No sabía que estaban dando el musical, ojalá la traigan a Barcelona. Gracias por la crítica.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Beatriz:

      Espero que llegue hasta allí y tengas la oportunidad de verlo.

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar
  2. A mí me gustó bastante la experiencia. Hay momentos en los que la puesta en escena consigue meterte de lleno en el juego del musical y los actores te erizan la piel. Los personajes de Guido y Luisa, tan distantes entre sí, han sido los pilares, el primero con ese carácter tan caprichoso e infantil y la segunda como la manifestación del estoicismo y la elegancia ante la adversidad.

    Lo que me ha faltado, o al menos así lo he interpretado, ha sido un poco de cohesión en la historia: había momentos en los que el guión no lograba concretar del todo la narración, dejando como resultado la sensación de haberme saltado un par de capítulos.

    Obviamente, es comprensible que esto no deba considerarse como un fallo de la obra, muchísimo menos de los actores. Lo entiendo, simplemente, como una licencia del guionista original, cuya intención puede entenderse de mejor o peor manera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Gold:

      Estoy totalmente de acuerdo en lo que comentas sobre Guido y Luisa. Me alegro de que disfrutaras del musical. ¡Muchas gracias por compartir tu reflexión!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

Con la tecnología de Blogger.