¡A Dios le gusta Whitney Houston! [CRÍTICA TEATRAL]

agosto 07, 2016

La llamada

Escrita y dirigida por: Javier Ambrossi y Javier Calvo

Argumento:

Segovia. Agosto 2013. Campamento cristiano La Brújula.

Bernarda, una monja recién llegada, quiere salvar el campamento con su canción “Viviremos firmes en la fe”. La Hermana Milagros, una joven con dudas, recuerda lo mucho que le gustaba Presuntos Implicados. Y María y Susana, dos adolescentes castigadas, tienen un grupo que se llama Suma Latina.

Pero desde que Dios se le aparece a María una noche, todo está cambiando. Y es que a Dios le encanta Whitney Houston. “La Llamada” es una epopeya en clave Disney con números musicales que sigue el desarrollo de una comedia romántica, pero trasciende y juega con todos estos géneros para terminar siendo un canto a la libertad y al primer amor.

La llamada comenzó como un proyecto de dos días en el hall del teatro Lara como parte de sus espectáculos calificados como "off" en el que un grupo de amigos interpretaron una idea que había salido de las cabezas de Javier Ambrossi y Javier Calvo y, así como si nada, acabaron en la sala grande del teatro, yéndose de gira por España, llegando a Moscú y, de nuevo, volviendo al Lara. Así que, después de 3 años queriendo ir a ver La llamada, por fin he conseguido ir, coincidiendo con la última función en la que actuaban las actrices Belén Cuesta y Anna Castillo, que han abandonado el musical para poder dedicarse a otros proyectos.

La obra comienza con Susana Abaitua (o Nuria Herrero, según la función), que da vida a María, despertándose al oír a Richard Collins-Moore (Dios) cantar "I Wanna Dance With Somebody" de Whitney Houston. María se encuentra en el campamento cristiano La Brújula y esta visita de Dios comienza a turbarla, ya que no sabe lo que Él quiere de ella.

En la misma litera de María duerme Susana (interpretada por Angy Fernández o, hasta esta función, Anna Castillo), una joven totalmente opuesta a su amiga. Le gusta salir de fiesta, aunque esté prohibido abandonar el campamento por las noches, y quiere revivir el grupo musical que formaban ella y María llamado Suma Latina.

Estas dos amigas y su conducta poco apropiada se las tendrán que ver con Sor Bernarda (interpretada por Soledad Mallol), una monja recién llegada que tratará de poner las cosas en su sitio y de orientar a María en su vida espiritual, y con la Hermana Milagros (interpretada por Belen Cuesta u Olalla Hernández), una joven monja con muchas dudas.

Este musical cuenta con una banda sonora que mezcla canciones originales como "Si esto es fé" de Alberto Jiménez, "Viviremos en la fe" de Toño Casado (minuto 1:11 a 2:02) o "Lo hacemos y ya vemos" de Alberto Jiménez y Jorge Cardona con canciones conocidísimas como "I Have Nothing" y "Step By Step" de Whitney Houston o "Hallelujah" de Leonard Cohen. La música es en directo con una pequeña banda compuesta por cuatro miembros que se encuentra en un lado del escenario. Estos momentos musicales, junto con alguna que otra escena (por ejemplo, la llamada para pedir un taxi) han sido para mí lo mejor de la obra, ya que hay ciertas escenas dialogadas, sobre todo hacia el final, que resultan algo largas y que se podían haber solucionado en menos tiempo. Eso sí, aunque hacia el medio-final haya algún altibajo, el inicio y el final de la obra son muy potentes, para meterte en la historia de lleno y para dejarte un buen sabor de boca.

La puesta en escena aprovecha no solo el escenario, sino también el patio de butacas. Dios, por ejemplo, desciende por unas escaleras nebulosas que se encuentran al fondo del patio y frente al escenario. Y los actores hacen sus entradas y salidas tanto por los pasillos del patio como desde el escenario.

El elenco del que pude disfrutar en la función a la que fui yo estaba compuesto por Belén Cuesta, Anna Castillo, Susana Abaitua, Soledad Mallol y Richard Collins-Moore. Cuesta hacía percibir la inocencia de Milagros desde la última fila del teatro con su tartamudeo y sus movimientos. Sin duda, el personaje que más me hizo reír. Eso sí, en ocasiones costaba un poco entender lo que decía, no sé si por el acento o la velocidad a la que habla o por ambas cosas. Castillo inundaba de personalidad a su Susana, una joven bastante contradictoria y algo mal hablada. Después de haberla visto en El Olivo (2016), no he podido evitar pensar que esta actriz es un poco como Hugh Grant: una actriz que, independientemente del papel que haga, transmite su personalidad al personaje de tal manera que te olvidas del personaje y ves simplemente a la actriz. Es como si este papel hubiera sido diseñado para ella. Es cierto que no he visto a Angy Fernández, pero lo digo porque ha sido algo que me ha llamado la atención. Abaitua conseguía transmitir las dudas de María y su inseguridad por dar un paso adelante hacia Dios. De Mallol, si bien su voz cantante no ha sido de mis preferidas, me gustaría destacar su tremenda energía y vis cómica y de Collins-Moore ese espectacular vozarrón que tiene. Al ser la última función, las actuaciones de Cuesta y Castillo fueron especialmente emocionantes; se percibía en el ambiente y en las voces quebradizas de las actrices en ciertos momentos.

Algo que me pareció un detallazo fue la despedida que les organizaron a las dos actrices que comenzó con un discurso de Richard Collins-Moore lamentando que "las dos cabronas se marchaban a la vez" y que culminó con "I Will Always Love You" de Whitney Houston, con coro incluido. Entre aplausos del público, que se levantó en su totalidad, y lágrimas, las dos actrices dieron su adiós a las tablas en las que tanto tiempo han pasado.

La llamada es una obra para pasarlo bien, reírse y salir con una sonrisa en los labios. Es un espectáculo muy familiar en el que el buen rollo entre el equipo se palpa en el ambiente. Eso sí, dura 2 horas (del tirón) que pueden hacerse un poquito largas debido a algunos altibajos que hay en el texto donde no puedes evitar desear que llegue el próximo número musical para que anime un poco la sala. Esta obra se sustenta en una premisa tan archiconocida como la llamada del Señor, pero llevada a cabo de una manera de lo más original y actual (pese a que suceda en 2013). Es una gran opción para desconectar y pasar un buen rato.

Curiosidad

Dada la duración que está teniendo La llamada, los actores que interpretan cada uno de los papeles han ido cambiando. Todos, salvo Richard Collins-Moore, que se mantiene desde los inicios del proyecto.

Valoración:

postimage postimage postimage postimage


¿Dónde y cuándo se representa La llamada?

Esta función se representa en el Teatro Lara de Madrid desde hace 3 años y, de momento, no tiene fecha de finalización. De hecho, empezarán la 4ª temporada el próximo 12 de agosto. Viernes a las 22:30h, sábados a las 23:30h y domingos a las 21:30h.

! Para más información, pincha aquí y/o aquí.

2 comentarios:

  1. Mi web estuvo allí esta semana, pero nos decidimos por ver Burundanga
    Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!

      "Burundanga" está genial. Yo la he visto también y me parece de lo mejorcito que hay ahora mismo en el Teatro Lara. Espero que la disfrutaseis :) "La llamada" es otro estilo, pero también está divertida. ¡Gracias por pasarte!

      Un saludo imaginativo...

      Patt

      Eliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

Con la tecnología de Blogger.