domingo, 20 de abril de 2014

Amigos inseparables [RESEÑA]

Un gato callejero llamado Bob

James Bowen


*Con la colaboración de La esfera de los libros*

SINOPSIS
Cuando el músico callejero James Bowen encontró a un gato pelirrojo herido acurrucado en el descansillo de su piso, no podía imaginar hasta qué punto su vida iba a cambiar. James vivía al día en las calles de Londres y lo último que necesitaba era una mascota.

Sin embargo, no pudo resistirse a ayudar a un gato tan sorprendentemente listo, al que rápidamente bautizó como Bob. Enseguida los dos se hicieron inseparables y sus variadas, cómicas y, ocasionalmente, peligrosas aventuras acabarían transformando las vidas de ambos y curando las heridas de sus turbulentos pasados.

FICHA TÉCNICA:

Título: Un gato callejero llamado Bob
Título original: A Street Cat Named Bob
Autor: James Bowen
Editorial: La esfera de los libros
Encuadernación: Rústica
Número de páginas: 264
ISBN: 978-84-9970-945-1
Precio: 15,90 €

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA:

Hoy os traigo la reseña de un libro que he disfrutado muchísimo. Lo he leído muy pausadamente, reteniendo cada palabra porque, la verdad, es que nos presenta una historia preciosa, muy esperanzadora y que rompe con muchos prejuicios.

Estoy segura que nadie me tacharía de generalizar si digo que todos —y cuando digo todos, es todos— hemos pasado de largo, incluso acelerando el paso, cuando hemos visto a algún pobre tocando en la calle o mendigando o vendiendo algún periódico. Esta gente, por las pintas que suelen tener, nos generan rechazo e incluso nos pueden parecer peligrosas. Con esta novela, James Bowen nos acerca a ese otro punto de vista: el de alguien que vive en las calles y tiene que enfrentarse con ese rechazo social para salir adelante.
No es fácil trabajar en las calles. La gente no quiere darte una oportunidad. Antes de tener a Bob, si trataba de acercarme a la gente de los pubs con mi guitarra, solían despedirme con un: «No, lo siento», antes incluso de que hubiera podido decir hola.
Ya podía acercarme a ellos para preguntarles la hora que, antes incluso de haber abierto la boca, me abrían dicho: «No tengo suelto, lo siento». Eso sucedía todo el tiempo. Ni siquiera me daban la oportunidad.
La gente no quiere escuchar. Lo único que ven es a alguien que piensan que quiere aprovecharse de ellos. No entienden que estoy trabajando. Que no estoy mendigando. Que intento ganarme la vida. Solo porque no llevo traje y corbata ni un maletín ni un ordenador portátil, solo porque no tengo una nómina ni un P45, no significa que sea un gorrón.
Tener a Bob conmigo me dio la oportunidad de interactuar con la gente.
James Bowen llevaba años yendo por el camino incorrecto antes de conocer a Bob. Había estado enganchado a la heroína y, cuando encontró a ese gato anaranjado delante de la puerta de su casa, llevaba un tiempo tratando de desintoxicarse y viviendo en un apartamento en Tottenham. La llegada del felino revoluciona la vida de este músico callejero y le hace replantearse muchas cosas sobre su forma de ser.

Desde el principio, James y Bob conectan y se vuelven inseparables. El músico pronto comprende hasta qué punto ese gato es importante para él y, como dice varias veces en el libro, le considera su bebé. Pero eso no quita que durante los primeros meses, incluso durante los primeros años, James no pierda ese miedo a que Bob se marche tan inesperadamente como apareció.
Los gatos son increíblemente quisquillosos sobre las personas que les gustan. Y si a un gato no le gusta su dueño, le dejará y buscará a otro. Lo hacen constantemente. Se largan y viven con alguien diferente. Verme con mi gato me hacía más agradable a sus ojos. Me humanizaba, sobre todo después de haber estado tan deshumanizado. De algún modo, me devolvía mi identidad. Había sido alguien inexistente; y ahora volvía a ser de nuevo una persona.
Pero Bob no solo engatusa a James Bowen, sino que provoca un flechazo instantáneo en todas las personas con las que se cruza y enseguida comienza a tener decenas de admiradores, primero en Covent Garden y más tarde en la zona de la boca de metro de Angel en Islington.
Desde entonces al menos media docena de personas —o mejor dicho, mujeres— habían ido trayendo distintas prendas de punto para Bob.
Una de ellas incluso bordó el nombre de Bob en la pequeña bufanda que había confeccionado para él. Me di cuenta con grana sombro de que Bob se estaba convirtiendo en un modelo. Lucía con regularidad cualquier nueva creación que un alma caritativa hubiera hecho para él, dándole un nuevo sentido a la palabra «pasarela»
El estilo de esta novela es muy sencillito y muy directo. James Bowen nos cuenta las cosas sin tapujos y sin demasiadas florituras. Pero no por ello, se trata de un lenguaje vulgar u ordinario. De alguna forma me resulta como si James Bowen estuviera delante del lector y le estuviera contando la historia de forma oral. Este estilo provoca que haya bastante repetición, sobre todo en cuanto a las descripciones de Bob. Al principio, pensaba que estas repeticiones iban a ser un punto flaco en la historia y que me iban a hacer dejar la historia a la mitad. Sin embargo, en el fondo son alabanzas a Bob por parte de su dueño. Como ya he mencionado antes, para él es como su hijo. ¿Y cuántas veces nos dicen las mismas cosas nuestras madres?

James Bowen no era escritor. Y, de hecho, hacia el final del libro, cuando comenta que una agente le propone escribir una novela con su historia, dice que pensó que era una idea descabellada. En los agradecimientos, indica que el escritor Garry Jenkins fue el que le ayudó a que toda la novela cobrara forma. Y, sin embargo, a pesar de su nula experiencia en al campo, nos presenta una historia encantadora y que llega al corazón del lector. Y seguro que él diría que es por Bob. ¿Cualquier otro libro sobre un hombre y su gato nos hubiera llamado tanto la atención? La verdad, no lo sé. Pero desde luego que de estas páginas se palpa que Bob es especial, muy especial.

Y, para concluir, me gustaría decir que el subtítulo de esta novela está perfectamente escogido y resume perfectamente qué es lo que vamos a encontrar en sus páginas. Porque Un gato callejero llamado Bob es precisamente la historia de «cómo un hombre y su gato encontraron esperanza en las calles».


PUNTUACIÓN DEL MAESTRO LIBRERO Y SU APRENDIZ:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic


CURIOSIDADES:

1.- Aquí os dejo un pequeño documental sobre esta peculiar pareja:


2.- Este es un video de YouTube de 2011, antes de que este libro se escribiera. Por esos entonces, Bob ya era una estrella del canal. De hecho, este vídeo se menciona en la propia novela:


¿Y vosotros? ¿Conocíais a Bob ya de antes?
¿Habéis leído esta novela? ¿Qué os ha parecido?
¿Alguno de vosotros consideráis que tenéis una mascota tan especial?

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

3 imaginaciones:

  1. Me encanta la foto del gatito chocando la mano con el hombre de la guitarra xD *_* No me acaba de llamar la atención, pero esperaré a ver más reseñas por la blogosfera :) Un besin.

    ResponderEliminar
  2. ¡Tiene muy buena pinta! Es una reseña muy completa, me ha gustado mucho.

    Besos ^^

    ResponderEliminar
  3. Me gusta *^* Quiero leerlo, me ha entrado una curiosidad enorme. Me lo apunto a la cabeza de mi wishlist, tiene pinta de ser una historia P R E C I O S A.

    ¡Gracias por la reseña!

    ResponderEliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib