miércoles, 10 de julio de 2013

Entre el cliché y las grandes reflexiones

Croquetas y wasaps

Begoña Oro


SINOPSIS
¿Te has preguntado alguna vez qué quedará de ti cuando ya no estés? Clara sí. Justo cuando está al borde de la piscina. Y tiene dos opciones: tirarse de cabeza cuando todo su cuerpo grita para que lo haga, o quedarse quieta tapándose las orejas con las manos.

WASAPS EN LA CARÁTULA DEL LIBRO
¿Esto de qué va?
De croquetas.

Pues yo no veo ninguna.
Es que también va de eso:
de la ausencia, de lo que no está

¿¿Ein??
Y de lanzarse a la piscina.

¿Pero no iba de croquetas?
Sí, es también.

¿De jamón?
No lo sabrás hasta que no las
pruebes. Pero te gustarán.

¿Seguro? ¿Cómo lo sabes?
Solo te digo que te gustarán.

FICHA TÉCNICA:

Título: Croquetas y wasaps
Autor: Begoña Oro
Editorial: SM
Formato: Rústica
Número de páginas: 232
ISBN: 978-84-67551-90-7
Precio: 9,95 €

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA

Este libro lo conocí gracias a la Blogger Lit Con (que diréis, "jolín, qué pesada, siempre con ese encuentro", pero es que es así, allí pasaron muchas cosas). Y, después de ver el trailer de la novela, me entraron unas ganas tremendas de leerlo porque la verdad es que ahí, la autora y la editorial lo venden muy requetebién.

No es el primer libro publicado por Begoña Oro; es el segundo. El primero fue Pomelo y limón, un libro que según algunas crónicas que he leído, ha parecido tener una gran acogida en la blogosfera. Sin embargo, como os imaginaréis, no lo he leído, así que no tengo opinión sobre él. Esta novela también tiene booktrailer y ya sabemos que para gustos los colores, pero el de Croquetas y wasaps me da la sensación de que llama más al lector. Es más curioso.

El booktrailer del libro que nos ocupa he dicho que es más curioso. Llama más. Porque promete algo diferente. Algo que no está en el argumento (al menos el de la primera parte, que es la excusa para el que se desencadena en la segunda, es demasiado cliché), sino en el regusto que se va quedando según se va avanzando al siguiente párrafo.

Oro nos presenta a Clara (o Garza, como la llama su amigo Unai), una adolescente que anda locamente enamorada de Lucas, pero que ve que su amor no es correspondido y se siente muy desgraciada por ello. Como dice la autora en el trailer, ella vive en un trabalenguas, el cual entenderéis si os adentráis en las 229 páginas que ha escrito.
Querer a Lucas es fácil. Lucas es guapo y tiene una sonrisa desarmante. Lucas es como un paquete de chicles en la caja de un hipermercado.
Lo ves y lo quieres. Así, sin preparación.
Durante toda la primera parte de la novela, realmente Clara se me ha hecho un personaje de lo más insoportable y atontado. Así, lo digo sin rodeos. Sobre todo en el primer tercio he sentido unas ganas tremendas de dejar el libro porque no la aguantaba más. Como bien explicó este año un profesor que tuve, no podemos no querer a nuestros protagonistas o hacer que sean más importantes los secundarios porque eso hace que la historia, que en teoría se quiere contar, falle. En Croquetas y wasaps no ocurre lo segundo exactamente, pero la verdad, si he acabado la novela, no ha sido por Clara.

Desde la mitad hacia el final, Clara, al principio casi imperciptiblemente, empieza a cambiar y esto provocaba que consiguiera pasar más capítulos (de entre una y tres páginas cada uno) cada vez sin cerrar el libro, respirar, y volverlo a abrir. Y, aunque realmente, como ya he dicho, no he seguido la historia por ella, su voz ha conseguido narrarme su historia de forma más cautivadora.

Clara es la protagonista y la que cuenta lo que ocurre. Pero hay otros personajes, cada cual más interesante que el anterior. En primer lugar, están la madre y el padre de Clara, dos opuestos. Ella es una mujer apasionada de las palabras esdrújulas y que habla de forma algo rimbonbante. Suele discutir con su padre, el abuelo de Clara, y según Clara, no tiene mucho tiempo para su hija. Por otro lado, el padre de Clara, según ella, es aburridísimo y hace cosas aburridísimas, lo cual muchas veces es un bálsamo para ella.

En segundo lugar, está el abuelo de Clara, un geropunk que no sabe decir una frase sin meter un par de tacos en ella. Pero se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Es un hombre vital, que estrena cada semana una camiseta nueva y es muy cotillo. Tras esa imagen, se esconde un hombre destrozado por la muerte de su mujer, la abuela de Clara. Desde su muerte, lleva siempre bajo el brazo el último cuadro que su esposa dejó a medio terminar.
Cielos, estoy a punto de entregarme a mi propia fantasía romántica en el desierto con un beduino misterioso que oculta su sonrisa tras un turbante. ¿No es patético? ¿No es ridículo? ¿Es esdrújulo? ¿Es frecuente? ¿Es normal?
¿Qué opinas, papá? ¿Qué opinas, mamá?
¿Y tú? ¿Qué opinas tú?
Y en tercer lugar está Unai, un chico algo misterioso que siempre viste de negro. El booktrailer no lo pinta especialmente atractivo, pero desde su primera aparición fue el personaje que más me llamó la atención. Parecía tan sencillo, tan inmune a los ataques de Clara... y tan lejano del estereotipo de "chico misterioso". A pesar de que no hay muchos encuentros entre ellos dos, desde el principio, se ve que si Clara dejase de estar menos ciega con Lucas, se daría cuenta de que es alguien en quien, ya sea de amigo o de algo más, se podría confiar. Además, oculta un secreto que, como lectora, tenía muchas ganas de desentrañar (y uno de los motivos por los que continué leyendo)

La novela presenta un tono de confesión, en el que Clara nos cuenta el viaje interior que ha realizado y nos lo ofrece a modo de enseñanza para alguien que se encuentre en la misma situación que ella o como vacuna para que alguien que no se encuentre en esa situación, nunca llegue a padecer esa "enfermedad". Y eso es lo que nos muestra Begoña Oro en su trailer. Porque ESO es lo que atrapa de la novela, no el argumento inicial de una chica que sufre muchísimo por un amor no correspondido y que se vuelve muy melodramática.

Esas letras mayúsculas me llevan a otro aspecto positivo y curioso del libro, que tiene cierto aspecto de diario. Clara escribe las palabras clave en MAYÚSCULAS, sus fantasías en un color grisáceo, los mensajes de whatsapp en negro y en negrita e ingluye emoticonos y dibujos. Esto hace que el formato y no solo el contenido transmita información. Algo original y acertado, desde mi punto de vista.

Y ya por último, me gustaría hablar de las reflexiones. Hay un par de ellas que realmente me han impactado, aunque haya algunas con las que no estoy de acuerdo. Ellas muestran a la Clara de verdad, su interior, lo que pasa por su cabeza y no deja salir al exterior. Con ellas, muchas veces -incluso al principio- su voz me atrapaba para después sacarme disparada de las páginas cuando volvía a su tran-tran. Creo que estas mini reflexiones (digo mini porque muy extensas no pueden ser dada la extensión de los capítulos) son lo mejor de la novela y con lo que sin duda me quedo. De modo que, para terminar esta reseña, os dejo una. Muy en la línea de Clara, muy expresada con su voz... y muy positiva.
Y solo quería regodearme en mi triunfo, que cuando algo bueno nos pasa, hay que vivirlo. Hay que lanzarse de cabeza a esa piscina de felicidad, zambullirse sin miedo, perder el traje de baño, empaparse el pelo, irritarse los ojos, tragar agua, apurar hasta quedarse casi sin aire... Dame todos los daños colaterales de la felicidad, pero dame felicidad.


PUNTUACIÓN DE BF:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 

BOOKTRAILER:
 
 

¿Y vosotros? 
¿Habéis leído esta novela? ¿Qué os ha parecido? 
¿Habíais leído Pomelo y limón? ¿Me la recomendaríais?

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

1 imaginaciones:

  1. Hola :) Opino igual que tú respecto a la protagonista no me cayó bien. En cambio las reflexiones que hace la escritora son geniales.
    Un besito.

    ResponderEliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib