miércoles, 31 de julio de 2013

Lectura quincenal

0 imaginaciones
Falsos recuerdos

Dan Kronos


CAPÍTULO UNO

En la zona de restauración me topo con un vigilante apoyado en una columna. Barre las me­sas con la mirada y sus dedos juguetean con el silbato que lleva colgado a la altura del esternón. Con la mano izquierda marca un ritmo sobre uno de sus mus­los. Según su placa identificativa, se llama C. Lyle.
Me acerco a él. Pasan cinco segundos antes de que me mire.
—Hola —saludo—. He perdido la memoria. Me preguntaba si podría ayudarme. 
—¿Has perdido la memoria? 
No sé por qué lo repite. No hay duda de que me ha oído perfectamente. 
Se endereza impulsándose contra la columna. En la barbilla le crecen unos cuantos pelillos rubios y tiene la frente llena de acné; una parte de él no ha supe­rado todavía la pubertad. 
—¿Cómo te llamas? —pregunta. 
—Miranda North.
—¿Y cuántos años tienes?
—Diecisiete. 
Cuando sube un solo lado de la boca me percato de que pretende mentir: nadie sonríe así de forma natural. Eso sí que lo recuerdo.
—Por lo visto no la has perdido del todo. Sabes quién eres. 
Eso es verdad a medias. Recuerdo mi nombre y mi edad, recuerdo qué es un vigilante jurado, pero no 
recuerdo nada de mi vida. Espero que eso sea normal en los amnésicos.
La muchedumbre me empuja, me obliga a acer­carme a C. Lyle. Intento resistirme; estar expuesta de 
este modo hace que me pique la piel, no sé por qué. 
—No recuerdo nada más —contesto. 
Es cierto. Esta mañana me he despertado en un banco, contemplando la Terminal Tower. Como sé que 
ese edificio está en Cleveland, nada más verlo he pensado que ya era mala suerte despertarse sin memoria en Cleveland. No en San Diego ni en Dallas, donde hace sol más de un par de días al año. La única razón lógica de que me encuentre aquí es que esta ciudad es mi hogar. 
Sé que me llamo Miranda North y que tengo die­cisiete años y medio. Llevo cuatrocientos dólares en el 
bolsillo. 
—¿Por qué iba a mentir? —inquiero. 
—Porque eres una cría y a las crías les gusta vaci­lar a los vigilantes.
No me imagino por qué. Si quiere que me quede aquí hasta que se vea obligado a atenderme, juguemos. 
Después de dar una vuelta por la ciudad encontré un espejo en unos lavabos públicos y no reconocí a la 
chica que me clavaba los ojos. Bueno, en realidad sí, sabía que esa chica era yo, claro, pero si antes de eso 
alguien me hubiera preguntado por el color de mi ca­bello, no hubiera sabido qué responder. Es castaño rojizo, liso, y me llega por debajo de los hombros. Soy musculosa, como si me pasara el día en el gimnasio. La línea de mis abdominales es visible sin contraerlos. No soy corpulenta, pero tampoco blanda, en absoluto. Puede que sea gimnasta. Tengo los ojos del mismo co­lor que el pelo: qué raro. 
Estuve dando vueltas hasta que entré en el centro comercial. Al principio me sentía cómoda, no tenía 
miedo, porque no sabía qué temer. La pérdida de me­moria podía ser algo temporal. Sin embargo, al cabo de un rato mis ojos empezaron a buscar cobijo por su cuenta, lugares donde esconderme. Escudriñaba las ca­ras de la gente y juzgaba sus expresiones como amisto­sas o amenazadoras. Observaba sus movimientos valo­rando si se preparaban para atacar. Nadie parecía dispuesto. 
«Paranoia», pensé. Hice lo posible por aparentar serenidad, aunque solo sentía desasosiego y la mirada 
se me iba a todas partes en busca de algún asidero tran­quilizador. 
Al cabo de un rato me harté. Tenía que pedirle ayuda a alguien. Subí por las escaleras mecánicas a la 
zona de restauración de la segunda planta. Encontré una mesa en una esquina donde descansar y pensar. 
Fue entonces cuando vi a C. Lyle apoyado en la co­lumna.

! Para leer el capítulo completo, pincha aquí.

viernes, 12 de julio de 2013

Reto LÍBRATE DE LOS 13 PRIMEROS

4 imaginaciones
¡Hola a tod@s!

Como muchos de vosotros, tengo una laaaaaaargaaaa lista de libros pendientes, como podéis comprobar en En mente y eso que ahí no están todos. Por tanto, he decidido hacer un nuevo reto para librarme (y vosotros también si os unís) de unas cuantas lecturas que aparecen ahí. ¿De cuáles? ¿Por qué?


Primero contesto a la segunda pregunta. Resulta que este año apenas he podido leer por placer, como habréis notado si seguís el blog; no aparecían muchas reseñas, ¿verdad que no? Y, después de un mes de vacaciones, la verdad es que no me he puesto porque ¡no me apetecía! ¿Os lo podéis creer? Después de tantas páginas durante el curso, no tenía fuerzas para seguir. Como ahora parece que estoy empezando a retomar el ritmo -y para aprovechar bien el veranito-, he decidido retarme a mí misma para ponerme un poco al día.

¿Y cómo? Pues aquí viene la respuesta a la primera pregunta: leyendo los 13 primeros libros que aparecen en esa lista antes de que acabe el año. Os imaginaréis por qué he elegido esa cifra, ¿verdad? (Menos mal que no estamos en 2002 porque sí no... de poco iba a servir el reto...)

Aquís os dejo la lista de estos libros (que como podéis ver son los 13 primeros que aparecen en la columna de la derecha de la sección "por leer"). Los iré tachando según vaya avanzando.
Los extraordinarios secretos de April, May y June (en proceso)
¡Qué trastos!
Olvidado Rey Gudú 
Otoño azul
Pandemonium
Mudaÿÿan
Memorias de un amigo imaginario
Lágrimas en la lluvia
El vals lento de las tortugas
Reckless
Dónde los árboles cantan
La elegancia del erizo
El caballero de la armadura oxidada
¿Y vosotros? ¿Podéis seguir este reto? ¡Pues claro! (os lo había dicho antes entre paréntesis... hay que fijarse... es broma).

¿Hay que ser seguidor de este blog obligatoriamente? No. ¡Cualquiera puede apuntarse!

¿Y cómo? Muy sencillo. Basta con llevarse a cualquier sitio de vuestro blog el banner del reto con link a esta entrada y hacer una entrada para poner vuestra lista de 13 libros para poder ir tachándolos.

¿Y si no tengo blog? Pues tampoco pasa nada. Esto es un reto personal. La cuestión es hacerlo para que esa interminable lista de pendientes que todos tenemos. Si se tiene blog, pido lo de llevarse el banner más que nada para seguir el procedimiento de otros retos iniciados por otros blogs y para darle difusión a este y, además, para que los visitantes de vuestros blogs vean los retos que estéis realizando, incluido este.

¿Hasta cuándo tenéis para completar el reto? Hasta fin de año: 2013, 31 de diciembre, 23:59 horas.

¿Qué libros hay que leer? Los 13 primeros libros de la "lista de pendientes". Con esto no me refiero a esos tres libros que os acabáis de comprar y que tenéis pendientes por leer, sino a esos que ya llevan un buen rato en vuestras estanterías esperando, esperando, esperando... y siendo relegados por nuevas adquisiciones.

¿Y podéis leer otros libros además de estos 13? Claro, cuánto más leáis mejor. Eso sí, yo os recomendaría que no dejéis el reto para los últimos meses, sino que vayáis alternando libros de esta lista con libros nuevos que os vayan regalando o que os vayáis comprando. En mi caso, esta lista la he hecho teniendo en cuenta grosor y género de libros para poder leerlos uno detrás de otro de forma variada y, hasta que no acabe con ellos, no pretendo leer otros nuevos; este reto es para librarse de los pendientes. Pero ya digo que esto es la forma en la que pretendo realizar el reto yo.

¿Y cuál es el premio? La satisfacción personal por haber conseguido cumplir un reto (¿más?), que no está nada mal, ¿verdad?

Aquí os dejo los banners en dos tamaños (con su html correspondiente) para que os lo llevéis a vuestros blogs si decidís apuntaros al reto:
Banner 200 px de ancho


Banner 150 px de ancho



¿Alguien se anima?

miércoles, 10 de julio de 2013

Entre el cliché y las grandes reflexiones

1 imaginaciones
Croquetas y wasaps

Begoña Oro


SINOPSIS
¿Te has preguntado alguna vez qué quedará de ti cuando ya no estés? Clara sí. Justo cuando está al borde de la piscina. Y tiene dos opciones: tirarse de cabeza cuando todo su cuerpo grita para que lo haga, o quedarse quieta tapándose las orejas con las manos.

WASAPS EN LA CARÁTULA DEL LIBRO
¿Esto de qué va?
De croquetas.

Pues yo no veo ninguna.
Es que también va de eso:
de la ausencia, de lo que no está

¿¿Ein??
Y de lanzarse a la piscina.

¿Pero no iba de croquetas?
Sí, es también.

¿De jamón?
No lo sabrás hasta que no las
pruebes. Pero te gustarán.

¿Seguro? ¿Cómo lo sabes?
Solo te digo que te gustarán.

FICHA TÉCNICA:

Título: Croquetas y wasaps
Autor: Begoña Oro
Editorial: SM
Formato: Rústica
Número de páginas: 232
ISBN: 978-84-67551-90-7
Precio: 9,95 €

! Para más información, pincha aquí.

RESEÑA

Este libro lo conocí gracias a la Blogger Lit Con (que diréis, "jolín, qué pesada, siempre con ese encuentro", pero es que es así, allí pasaron muchas cosas). Y, después de ver el trailer de la novela, me entraron unas ganas tremendas de leerlo porque la verdad es que ahí, la autora y la editorial lo venden muy requetebién.

No es el primer libro publicado por Begoña Oro; es el segundo. El primero fue Pomelo y limón, un libro que según algunas crónicas que he leído, ha parecido tener una gran acogida en la blogosfera. Sin embargo, como os imaginaréis, no lo he leído, así que no tengo opinión sobre él. Esta novela también tiene booktrailer y ya sabemos que para gustos los colores, pero el de Croquetas y wasaps me da la sensación de que llama más al lector. Es más curioso.

El booktrailer del libro que nos ocupa he dicho que es más curioso. Llama más. Porque promete algo diferente. Algo que no está en el argumento (al menos el de la primera parte, que es la excusa para el que se desencadena en la segunda, es demasiado cliché), sino en el regusto que se va quedando según se va avanzando al siguiente párrafo.

Oro nos presenta a Clara (o Garza, como la llama su amigo Unai), una adolescente que anda locamente enamorada de Lucas, pero que ve que su amor no es correspondido y se siente muy desgraciada por ello. Como dice la autora en el trailer, ella vive en un trabalenguas, el cual entenderéis si os adentráis en las 229 páginas que ha escrito.
Querer a Lucas es fácil. Lucas es guapo y tiene una sonrisa desarmante. Lucas es como un paquete de chicles en la caja de un hipermercado.
Lo ves y lo quieres. Así, sin preparación.
Durante toda la primera parte de la novela, realmente Clara se me ha hecho un personaje de lo más insoportable y atontado. Así, lo digo sin rodeos. Sobre todo en el primer tercio he sentido unas ganas tremendas de dejar el libro porque no la aguantaba más. Como bien explicó este año un profesor que tuve, no podemos no querer a nuestros protagonistas o hacer que sean más importantes los secundarios porque eso hace que la historia, que en teoría se quiere contar, falle. En Croquetas y wasaps no ocurre lo segundo exactamente, pero la verdad, si he acabado la novela, no ha sido por Clara.

Desde la mitad hacia el final, Clara, al principio casi imperciptiblemente, empieza a cambiar y esto provocaba que consiguiera pasar más capítulos (de entre una y tres páginas cada uno) cada vez sin cerrar el libro, respirar, y volverlo a abrir. Y, aunque realmente, como ya he dicho, no he seguido la historia por ella, su voz ha conseguido narrarme su historia de forma más cautivadora.

Clara es la protagonista y la que cuenta lo que ocurre. Pero hay otros personajes, cada cual más interesante que el anterior. En primer lugar, están la madre y el padre de Clara, dos opuestos. Ella es una mujer apasionada de las palabras esdrújulas y que habla de forma algo rimbonbante. Suele discutir con su padre, el abuelo de Clara, y según Clara, no tiene mucho tiempo para su hija. Por otro lado, el padre de Clara, según ella, es aburridísimo y hace cosas aburridísimas, lo cual muchas veces es un bálsamo para ella.

En segundo lugar, está el abuelo de Clara, un geropunk que no sabe decir una frase sin meter un par de tacos en ella. Pero se ha convertido en uno de mis personajes favoritos. Es un hombre vital, que estrena cada semana una camiseta nueva y es muy cotillo. Tras esa imagen, se esconde un hombre destrozado por la muerte de su mujer, la abuela de Clara. Desde su muerte, lleva siempre bajo el brazo el último cuadro que su esposa dejó a medio terminar.
Cielos, estoy a punto de entregarme a mi propia fantasía romántica en el desierto con un beduino misterioso que oculta su sonrisa tras un turbante. ¿No es patético? ¿No es ridículo? ¿Es esdrújulo? ¿Es frecuente? ¿Es normal?
¿Qué opinas, papá? ¿Qué opinas, mamá?
¿Y tú? ¿Qué opinas tú?
Y en tercer lugar está Unai, un chico algo misterioso que siempre viste de negro. El booktrailer no lo pinta especialmente atractivo, pero desde su primera aparición fue el personaje que más me llamó la atención. Parecía tan sencillo, tan inmune a los ataques de Clara... y tan lejano del estereotipo de "chico misterioso". A pesar de que no hay muchos encuentros entre ellos dos, desde el principio, se ve que si Clara dejase de estar menos ciega con Lucas, se daría cuenta de que es alguien en quien, ya sea de amigo o de algo más, se podría confiar. Además, oculta un secreto que, como lectora, tenía muchas ganas de desentrañar (y uno de los motivos por los que continué leyendo)

La novela presenta un tono de confesión, en el que Clara nos cuenta el viaje interior que ha realizado y nos lo ofrece a modo de enseñanza para alguien que se encuentre en la misma situación que ella o como vacuna para que alguien que no se encuentre en esa situación, nunca llegue a padecer esa "enfermedad". Y eso es lo que nos muestra Begoña Oro en su trailer. Porque ESO es lo que atrapa de la novela, no el argumento inicial de una chica que sufre muchísimo por un amor no correspondido y que se vuelve muy melodramática.

Esas letras mayúsculas me llevan a otro aspecto positivo y curioso del libro, que tiene cierto aspecto de diario. Clara escribe las palabras clave en MAYÚSCULAS, sus fantasías en un color grisáceo, los mensajes de whatsapp en negro y en negrita e ingluye emoticonos y dibujos. Esto hace que el formato y no solo el contenido transmita información. Algo original y acertado, desde mi punto de vista.

Y ya por último, me gustaría hablar de las reflexiones. Hay un par de ellas que realmente me han impactado, aunque haya algunas con las que no estoy de acuerdo. Ellas muestran a la Clara de verdad, su interior, lo que pasa por su cabeza y no deja salir al exterior. Con ellas, muchas veces -incluso al principio- su voz me atrapaba para después sacarme disparada de las páginas cuando volvía a su tran-tran. Creo que estas mini reflexiones (digo mini porque muy extensas no pueden ser dada la extensión de los capítulos) son lo mejor de la novela y con lo que sin duda me quedo. De modo que, para terminar esta reseña, os dejo una. Muy en la línea de Clara, muy expresada con su voz... y muy positiva.
Y solo quería regodearme en mi triunfo, que cuando algo bueno nos pasa, hay que vivirlo. Hay que lanzarse de cabeza a esa piscina de felicidad, zambullirse sin miedo, perder el traje de baño, empaparse el pelo, irritarse los ojos, tragar agua, apurar hasta quedarse casi sin aire... Dame todos los daños colaterales de la felicidad, pero dame felicidad.


PUNTUACIÓN DE BF:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic 

BOOKTRAILER:
 
 

¿Y vosotros? 
¿Habéis leído esta novela? ¿Qué os ha parecido? 
¿Habíais leído Pomelo y limón? ¿Me la recomendaríais?

lunes, 8 de julio de 2013

Ganador/a del concurso KÉTCHUP

5 imaginaciones
Sí, ya llegó el momento. Toca decir quién ha sido el/la afortunado/a del concurso KÉTCHUP.


Esta vez, como eráis poquitos, todos teníais un alto nivel de probabilidades de ganar. Y, ¿de quién dependíais? De random.org
Aquí tenéis la lista de participantes.
Y RANDOM ha decidido que...

...el/la afortunado/a que se lleva el libro dedicado de "Nubes de kétchup" con marcapáginas a juego a casa es:



¡¡Enhorabuena, Silvia!!
De acuerdo con la política de concursos del blog, tienes 5 días (hoy inclusive) para mandarme tus datos (nombre, dirrección y teléfono) a imaginacion-literatura@hotmail.com para poder hacerte llegar tu premio.

Si no habéis tenido suerte esta vez, no os desaniméis. En la sección de concursos, tenéis muchos otros sorteos de mano de otros blogs en los que participar y pronto Devoim organizará otro concursito.

¡Gracias a todos por participar!


PREMIO RECLAMADO Y RECIBIDO

sábado, 6 de julio de 2013

Lectura quincenal

1 imaginaciones
 

Capítulo 1: EL MÉTODO CIENTÍFICO DE LA MENTE

Algo siniestro ocurría en las granjas de Great Wyrley. Ovejas, vacas, caba­ llos: uno por uno se desplomaban sin vida en medio de la noche. La causa de la muerte: un corte largo y no muy profundo en el estómago que provocaba un desangramiento lento y doloroso. Los granjeros estaban indignados; la comunidad, horrorizada. ¿Quién querría maltratar así a esos seres indefensos?

La policía creía haber dado con el autor: George Edalji, el hijo de un párroco local de ascendencia india. En 1903, a los veintisiete años de edad, Edalji fue sentenciado a siete años de trabajos forzados por la mutilación de un poni que había sido hallado en una zanja cercana al domicilio del párroco. De nada sirvió que el párroco jurara que su hijo estaba durmien­ do en el momento de los hechos, que las matanzas y mutilaciones siguie­ ran después de que George hubiera sido encarcelado y —sobre todo— que las principales pruebas fueran unas cartas anónimas que supuestamente habían sido escritas por George y en las que se confesaba autor de los he­ chos. Los agentes, dirigidos por el capitán George Anson, jefe de policía de Staffordshire, estaban seguros de haber hallado al culpable.

Tres años después, Edalji fue puesto en libertad. El Home Office, el Ministerio del Interior británico, había recibido dos peticiones —una firmada por diez mil personas y otra por un grupo de trescientos aboga­ dos— que alegaban su inocencia por falta de pruebas. Aun así, el caso estaba lejos de darse por cerrado. Puede que Edalji fuera libre como per­ sona, pero seguía siendo considerado culpable. Antes de que lo arrestaran trabajaba de procurador y ahora no podía volver a ejercer su profesión.

En 1906, George Edalji tuvo un golpe de suerte: Arthur Conan Doyle, el famoso creador de Sherlock Holmes, se había interesado en su caso. Aquel invierno, Conan Doyle quedó en encontrarse con Edalji en el Grand Hotel de Charing Cross. Y en cuanto sir Arthur vio a Edalji desde el otro lado del hall, se desvaneció al instante cualquier duda que pudiera tener sobre la inocencia del joven. Como él mismo escribió después:
[Edalji] ya había llegado a mi hotel para la cita y al venir yo con retraso pasaba la espera leyendo el periódico. Lo reconocí por su tez oscura y me detuve a observarlo. Sostenía el periódico cerca de los ojos y un poco de lado, lo que no solo era señal de fuerte miopía, sino también de marcado astigmatismo. La idea de que aquel hombre recorriera los campos por la noche y atacara al ganado evitando la vigilancia de la policía era ridícula... Ahí, en esa tara física, residía la certeza moral de su inocencia.
Pero aunque Conan Doyle se quedó convencido, sabía que haría falta algo más para llamar la atención del Ministerio. Así que viajó a Great Wyrley para reunir pruebas sobre el caso. Entrevistó a lugareños. Examinó las escenas de los hechos, las pruebas, las circunstancias. Se reunió con el cada vez más hostil capitán Anson. Visitó la vieja escuela de George. Examinó los anónimos supuestamente enviados por él y se vio con el grafólogo que había peritado su autoría. Luego preparó un informe con todos los datos y lo presentó en el Ministerio.

¿Las cuchillas ensangrentadas? Las manchas no eran de sangre, sino de herrumbre, y en todo caso no podían producir la clase de heridas que habían sufrido los animales. ¿La tierra en la ropa de Edalji? Nada que ver con la zanja donde el poni había sido hallado. ¿El experto en grafología? Ya en otras ocasiones había cometido errores que habían conducido a condenas injustas. Y, claro, estaba la cuestión de la vista: ¿de verdad al­ guien con tal astigmatismo y miopía era capaz de recorrer los campos mutilando animales por la noche?

Finalmente, en la primavera de 1907, Edalji fue absuelto de la acusa­ción de maltrato animal. No fue la victoria total que Conan Doyle había esperado —George no tuvo derecho a indemnización por su arresto y su estancia en prisión—, pero era más que nada y Edalji pudo volver a ejer­ cer. Según Conan Doyle, la comisión de investigación encontró que «la policía llevó a cabo su investigación no con el objeto de averiguar quién era el culpable, sino con el fin de hallar pruebas en contra de Edalji, por­ que ya daba por cierto que había sido el autor». En agosto de ese mismo año se creó el primer tribunal de apelación de Inglaterra con la misión de ocuparse de futuras condenas erróneas y el caso de Edalji fue uno de los principales motivos de su fundación.

Todos los amigos y conocidos de Conan Doyle se quedaron impresio­ nados, pero ninguno dio tanto en el clavo como el novelista George Meredith. «No voy a mencionar el nombre del que sus oídos ya estarán hartos —dijo Meredith en alusión a Sherlock Holmes—, pero el creador del maravilloso detective amateur ha demostrado lo que es capaz de hacer en el mundo de lo real.» Sherlock Holmes es obra de la imaginación, pero el rigor de su pensamiento es una realidad. Si se aplican correctamente, sus métodos dan lugar a cambios tangibles y positivos, y van mucho más allá del mundo del delito. 

! Para seguir leyendo el primer capítulo, pincha aquí.


¿Qué os ha parecido esta curiosa historia que encabeza el libro de Maria Konnikova?
¿Os esperabáis a un Conan Doyle sherlockiano?

jueves, 4 de julio de 2013

Libro y obra teatral de julio

1 imaginaciones
¡Buenos días de jueves!

Estamos a 4 de julio y, como ya sabéis, esto indica que toca anunciar la novela y obra teatral del mes. ¿Listos? Aquí las tenéis...

Para el libro del mes de marzo, he elegido la novela La oscura verdad de Mara Dyer de Michelle Hodkin. La información sobre este libro me llegó allá por abril. ¿Por qué no lo he puesto en esta sección antes? Porque, aunque me picó la curiosidad, con tantas cosas en la cabeza, al final se me olvidó que lo tenía pendiente en la bandeja de entrada y ahora, buscando y limpiando el mail del blog, he encontrado el correo que me mandó Maeva. Además, la Blogger Lit Con ha influido en esta "recuperación de memoria", ya que, como leísteis en mi crónica, Maeva organizó algo muy especial ese día (haz click aquí para saber qué). Uno de los regalos fue esa fantástica bolsa de la novela. De modo que aquí la tenéis, elegida como libro del mes. Ah, y antes de pasar a la sinopsis, ¿no os parece curioso esa "pérdida de memoria", teniendo el cuenta el argumento de esta historia?

Mara Dyer está convencida de que lo más extraño que le puede suceder es despertar en un hospital sin acordarse de por qué ni cómo ha llegado hasta allí.
Está equivocada.
Sospecha que la Policía en realidad no sabe nada del accidente en el que murieron sus amigos y que ella no puede recordar.
Está en lo cierto.
Mara Dyer cree que después de todo lo que le ha pasado es imposible que se vuelva a enamorar.
Se equivoca de nuevo.
Aquí os dejo el booktrailer:


! Para más información, pincha aquí.


Como obra teatral del mes, he elegido La noche toledana de Lope de Vega, obra interpretada por la compañía joven de Teatro Clásico. Tras representarse en Madrid y en Alcalá de Henares, ahora la compañía viaja a Almagro con motivo de su festival de teatro clásico. Yo la vi hace poco. El argumento me pareció un poco pobre con un final más que predecible y con un enredo que se me hizo algo pesado. No es de lo que más me ha gustado de Lope. Sin embargo, la compañía joven se muestra de nuevo firme, moderna y con una buena dirección. A pesar de que el conjunto del elenco me gustó, me gustaría destacar especialmente el trabajo de la actriz protagonista, Natalia Huarte, y del actor que interpreta al criado de su amado, Jonás Alonso.
Aquí os dejo el argumento:


La noche como aliada de los deseos amorosos, como ocultación de los impulsos inconfesables, como esperanza de alcanzar lo inalcanzable mientras los demás duermen. Esta obra de Lope está impregnada de horas nocturnas desde que el sol se pone hasta el alba. Comienza en un mesón-posada en una ciudad en fiestas y termina a altas horas de la madrugada en ese mismo lugar, abriendo puertas-sorpresa donde nadie parece estar con quien creía estar. Y todo por despecho de una mujer enamorada que hace y deshace a su gusto para conseguir su objeto de deseo.

El personaje que encadena la mayoría de los conflictos se llama Lisena; que bajo el disfraz de Inés mueve los hilos de los hombres y mujeres que pueblan ese microcosmos. Y todo con el fin de que Florencio vuelva a colocarla en el centro de su corazón. Lisena se hace pasar por una criada pero no parece una criada. Sus gestos elegantes y su encanto atraerán a los que por allí pasan. Casi todos terminarán en el patio de la posada como gatos nocturnos en celo maullando sonetos a la luna para que les sea propicia.Cita picarona preparada por Inés-Lisena para ridículo de los hombres:”Qué ciertos vienen al puesto.- No hay ave tonta engañada como el hombre, a nuestro cebo”.

! Para más información, pincha aquí y/o aquí.

martes, 2 de julio de 2013

Lista de participantes del concurso KÉTCHUP

4 imaginaciones
Como indica el título de esta entrada, aquí está la lista de participantes del concurso KÉTCHUP. Os dejo unos días para que comprobéis que todo está bien y luego publicaré el ganador mediante random.org.

         Nick                                                                                           Papeletas

Fuencisla Talens Galicia (1 punto).............................................1
Anastasia Macovei (2 puntos).................................................2-3
estelblau (1 punto)....................................................................4
Silvia (4 puntos)......................................................................5-8
Rubén M. S. (15 puntos)........................................................9-23
Hayar. AmanteDeLosLibros (4 puntos).................................24-27
Sofia (3 puntos)....................................................................28-30
masqueamipropiavida (6 puntos)...........................................31-36
Miriam (1 punto).....................................................................37

¡¡Mucha suerte a tod@s!!

lunes, 1 de julio de 2013

Crónica de la BloggerLitCon 2013

3 imaginaciones
Sí, por fin he encontrado un huequito para escribir la crónica del encuentro bloguero de este año (justo un mes después de que tuviera lugar). ¡Un gran encuentro! ¿Por qué? Fuimos unos 260 blogueros de todas las partes de España. Es increíble cómo, en cuatro años, esta iniciativa ha crecido tantísimo.

Aquí os pongo la foto grupal que nos hicimos al comienzo del día:


Esta quedada realmente fue de tres días:
  • 31 de mayo: Pre-quedada - en la Fnac de Callao (Madrid)
  • 1 de junio: Quedada - en la Feria del libro de Madrid (Parque del Retiro)
  • 2 de junio: Post-quedada - en la Feria del libro de Madrid (Parque del Retiro)
Yo únicamente fui a la Quedada, de modo que eso es lo que os puedo contar.

Llegué tranquilamente al punto de encuentro, algo más tarde la hora acordada, pero aún seguía estando allí todo el mundo, por lo que pude incluso salir en la foto grupal (sí, una de las cabecitas del fondo soy yo). 

Allí nos dieron a todos nuestro horario para que supiéramos los eventos y las firmas que iban a tener lugar ese día:



En esta edición de la quedada, me encontré con blogueros que ya conocía, con otros que acababa de conocer en el encuentro con Annabel Pitcher y conocí a un grupo de blogueras en una cola y rápidamente nos hicimos una piña.

Lo primero de ese día fue ir a la caseta de Maeva Young (caseta 190), donde daban un regalito a los 100 primeros que les visitaran. Y con esto es con lo que nos encontramos los blogueros. ¡Ta-chán!
  • Una bolsa de la novela ¿Quién es Mara Dyer? con una chapa a juego.
 

Y esta bolsa contenía:
  • Un ejemplar de la revista Cosmopolitan (lo regalé, así que no os puedo enseñar la foto)
  • Un ejemplar de El círculo

Y yo lo completé con esta colección de marcamáginas, en la que he incluido el marcapáginas de la Blogger Lit Con:


Y después, me fui a la cola de Cornelia Funke (Laura Gallego por supuesto, imposible, ni lo intenté). Allí fue donde conocí al grupito de blogueras al que me uní. Mientras esperábamos a que llegara la autora, me pasé un momentito porla caseta de Neo Plataforma, donde, por venir de la quedada bloguera, te daban un regalito a elegir entre 3. Yo elegí esta libretita. Los otros dos eran dos espejitos de otras dos novelas.


Tras la firma de Cornelia Funke, fuimos a dar una vuelta por la feria y, sobre las 12:45, nos fuimos al picnic que había organizado SM con motivo de la quedada y en el que se sortearían ejemplares de la última novela de Begoña Oro Croquetas y wasaps. Al parecer, a parte de panchitos, hubo croquetas, pero, por desgracia, llegamos demasiado tarde para probarlas. Aquí os dejo algunas fotitos (hechas por Epi de La estantería literaria).




Tras eso, tocaba la comida (que, la verdad, después del picnic, a mí por lo menos me hacía poca falta). Fue un momento de relax bajo la sombra de un árbol.

Y después llegaron los juegos. Los organizadores nos dividieron en diez grupos que competíamos para conseguir unos suculentos premios (¡¡libros graaaatiiiis!!). Se trataba de juegos muy literarios como el pasapalabra literario, la patata caliente, un trivial, etc. Yo empecé en el grupo 7 (el de Bella), pero acabé en el 10 (el de Epi) porque tenía poca gente. Al final no ganamos, pero nos lo pasamos genial.


Mientras los organizadores hacían los recuentos de puntos de los juegos y de los votos para los diplomas (de miss y mister blogger, de mejor blog, de blog más constante y de blog con mejor diseño), tuvimos una charla con tres autores de literatura fantástica: Antonio Martin  Morales, José Antonio Cotrina y Alberto Morán Roa.


 Por cierto, atención al curioso invento con el que Iria consiguió amplificar el sonido del amplificador:


Y por fin llegó el reparto de premios y de diplomas. Aquí os dejo la foto de los cuatro afortunados que consiguieron diplomas. Democráticamente. Con una votación de todos (los que participaron en los juegos) los asistentes.


Y... me tuve que marchar por motivos de trabajo, de modo que no llegué a la despedida oficial. Me despedí de los blogueros con los que había estado ese día y de alguno más que vi y me marché con una gran sonrisa en la cara. Había sido un día genial. Aquí os dejo mi cartelito identificativo hecho expresamente para la ocasión: 




Y, por último, os dejo dos vídeos de dos blogueras que resumen el gran encuentro:


Vídeo realizado por Uka (administradora de Nube de palabras)



Vídeo realizado por Bella (administradora de Soñadores de libros)


¿Y vosotros? ¿Fuisteis? 
¿No la conocíais? Si es así, ¿os gustaría ir a la del año que viene?

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib