martes, 2 de octubre de 2012

RESEÑA: El cerrajero del rey de María José Rubio

*Con la colaboración de La esfera de los libros*

SINOPSIS
En el inicio del siglo XVIII, el joven Francisco Barranco llega a Madrid para trabajar en el taller de José de Flores, con el que aprenderá el oficio del hierro y los secretos de los cerrajeros reales, las únicas personas que guardaban las llaves de todas las puertas del Alcázar real. El muchacho pronto demuestra su extraordinaria habilidad y sus ganas de llegar al ser el mejor dentro del gremio, lo que le granjeará el total apoyo de su maestro y la terrible inquina de otro aprendiz.
Francisco entabla amistad con un actor de comedias que le abre las puertas del palacio de los Goyeneche, donde descubre el amor prohibido por la condesa de Valdeparaíso y se mete de cabeza en los oscuros politiqueos de la corte en una época convulsa en la que Isabel de Farnesio lucha por mantener su poder frente a su hijo, el futuro Fernando VI y su nuera Bárbara de Braganza. Sin saberlo, el cerrajero se convertirá en el centro de una intriga cortesana que busca descubrir una nueva manera de fundir el acero para convertir a España en una nueva potencia bélica.

RESEÑA

De llaves e intrigas...


El cerrajero del rey nos presenta la historia de España (en especial, de lo que sucede en Madrid) desde 1714 hasta 1759 a través de la vida de Francisco Barranco, hijo de un hidalgo venido a menos que termina convirtiéndose en cerrajero real.
Al comienzo de la novela, la autora nos presenta a Francisco como un muchacho de trece años, "fuerte y enérgico, de pelo oscuro como sus ojos y mirada noble y profunda". A pesar de aburrirse mortalmente en la escuela, Francisco siente una verdadera fascinación por los libros y por el aprendizaje, rasgo de su carácter que se irá incrementando a lo largo de su vida.
Teresa Salado, su madre, decide llevarlo a Nuevo Baztán para tratar de sacar a su hijo adelante. Allí, se encuentran prácticamente por casualidad con el maestro cerrajero José de Flores, quien le acepta como aprendiz, hecho que cambiará la vida del pequeño Francisco para siempre.
-Francisco, creo que debes aligerar la carga de trabajo, si es que quieres sobrevivir al tiempo de aprendizaje -dijo Nicolasa, posando delicadamente su mano en el hombro del chico.
-¿No es fascinante el modo en el que el hierro se moldea como el barro cuando está caliente, y se envuelve duro como roca cuando se enfría? -contestó Francisco, todavía absorto en la faena.
Tras despedirse de su madre, Francisco se traslada a vivir a Madrid con el que será su maestro. Allí se enccuentra con Félix Monsiono, un joven de diecisiete años que lleva trabajando en la fragua de José de Flores desde hace dos años. El maestro lo acogió cuando el muchacho estaba a punto de convertirse en maleante. Su infancia difícil le convierte en una persona llena de odio, lo cual se incrementará aún más con la envidia que sentirá hacia Francisco cuando su destreza en la fragua haga que le adelante como aprendiz y cuando consiga el amor de Josefa, una de las hijas de José de Flores.

Por otro lado, en esa casa, Francisco también encontrará amor y llegará a sentirse muy querido gracias a Nicolasa (la mujer del maestro), que lo tratará como a un hijo, y a Josefa. Josefa es la hija mayor de José de Flores, tiene la misma edad que Francisco y es "una mujercita dulce y parsimoniosa, de una belleza singular". Tiene el "pelo oscuro, siempre recogido y bien peinado, la tez pálida y unos rasgados ojos grises". Y, además, una de sus principales virtudes es la bondad que siempre la caracterizará, al igual que el amor que siempre sentirá por ese joven hijo de hidalgo.
-No lo consideraré mala suerte, sino exceso de confianza por mi parte. En fin, que le aproveche al ladrón el dinero que con tanto sudor me merecí. Ya ves, podría haberlo empleado en comprarte un regalo.
-¿A mí? -preguntó con escepticismo Josefa.
-Sí, a ti. ¿Por qué no?
-No tienes por qué hacerme ningún regalo.
-¿Acaso no me aceptas un halago?
-Depende, Francisco. Hay halagos que compromten y prefiero que seas cauto. A cualquier mujer le gusta que la cortejen, pero me niego a que pienses que el hecho de ser alumno de mi padre te da derecho a intentar engatusarme, ni soñar que soy presa fácil. Si acaso has imaginado algo así, ahórrate la palabrería vana. No soy de ésas -dijo Josefa, remarcando altivamente sus palabras.
Tras cinco años de aprendizaje, Francisco llega a la mayoría de edad. Un día conoce a Pedro Castro, un cómico que trabaja en la compañía de Luis Rubielos, y que se convertirá en su mejor amigo y confidente. "Su conversación era siempre para Francisco un alivio, una ráfaga de aire fresco, porque al margen de su sempiterno optimismo, poseía información variopinta sobre cualquier asunto". Gracias a él, acude al teatro del Príncipe (lo que hoy es el teatro Español de Madrid) y allí verá por primera vez a María Sancho Barona, una joven dama de diecinueve años y de extraordinaria belleza. "El pelo recogido en ondas, de un rubio ligeramente blanqueado con polvos de arroz, a la moda, servía de marco perfecto a su boca sonrosada y sus profundos ojos verdes". Desde ese momento, Francisco quedará totalmente prendado de ella y se convertirá en un amor tan real como imposible.

Otros personajes fundamentales en la vida de Francisco Barranco son Sebastián de Flores y Miguel de Goyeneche. De Flores es otro maestro cerrajero, un caballero delgado, pero de complexión fuerte, "maduro, de rostro afilado y ojos grises y desafiantes. Él tendrá otra forma de ver el futuro de su oficio diferente a la de José de Flores, lo cual provocará en Francisco más de una indecisión.
Por otro lado, Miguel de Goyeneche es un hombre un año mayor que Francisco. Se conocen cuando el primero tiene diecinueve años y el segundo dieciocho. Es el segundón del financiero Juan de Goyeneche y, por tanto, su educación quea "relegada a un plano inferior a la del primogénito". Además, posee "cualidades de consumado jinete y espadachín, amén de un innegable atractivo físico".
La relación de Francisco con estos dos personajes se puede decir que es inversa. Mientras que al principio trata con cierto recelo con Sebastián de Flores y con gran confianza con Goyeneche, según avanza la historia se ve cómo siente más aprecio por el primero y se va distanciando del segundo.
El comentario de Goyeneche hirió profundamente la sensibilidad de Francisco. Le pareció que Miguel, con todas sus virtudes, se comportaba de una forma manipuladora y falsa en su relación con el sexo femenino. Se acordó de la condesa de Valdeparaíso y sintió rabia en su interior. Goyeneche no se merecía la entrega de una mujer tan bella de apariencia como de corazón.
Como se puede observar, El cerrajero del rey es una novela plagada de personajes, la mayoría de ella históricos. Esto simplemente ha sido una pequeña presentación de los principales para situar al protagonista en su ambiente.
Todos esos personajes dan riqueza al texto y hacen que la trama se vuelva compleja. Ahí se ve claramente la destreza de la autora al tejer todas las intrigas. Es cierto sin embargo, que, sobre todo cuando se presentan varios nuevos personajes a la vez, el lector se confunde un poco: demasiados nombres en pocas líneas. Por ello, este libro requiere una lectura lenta y pausada, con la cual poder apreciar cada detalle y asimilar todo lo que en sus líneas se cuenta.
La necesidad de una lectura lenta no viene únicamente por el hecho de familiarizarse con los distintos personajes, sino por el lenguaje utilizado. Hay muchas palabras de época y de uso poco común (al menos en la lengua hablada actual) que dificultan la comprensión exacta del texto si no se conocen. Cuando aparecen se pueden mirar en el diccionario o bien seguir la lectura sin consultarlas. Es cierto que el significado global de los capítulos se entiende, pero esos pequeños detalles lingüísticos se pierden. Precisamente, una de las cosas que he ganado con la lectura de esta novela es vocabulario.

Como punto flaco del texto, me gustaría mencionar que en ocasiones algunos de los personajes me han resultado contradictorios. Con esto quiero decir que no se les llegaba a comprender siempre: al principio podían parecer muy buena gente, luego aprovecharse de la bondad de Francisco, luego ser realmente sus amigos y finalmente no tener ninguna relación estrecha con el cerrajero. Esto sucede en más de una ocasión durante la parte central de la novela. Al principio y al final los caracteres y personalidades de los personajes están bastante claros. Sin embargo, en el núcleo de la historia dan pie a cierta confusión.
Uno de los personajes que me ha dado esta sensación en algún momento es María Sancho Barona. Se tarda en entender cómo es realmente, pero finalmente todos sus actos quedan explicados y justificados. Sin embargo, con la figura de Miguel de Goyeneche, por ejemplo, esa resolución no acaba de llegar.

Ésta una novela histórica por lo que, mediante el placer de la lectura, se aprende parte de la historia de España. En sus páginas queda claro que María José Rubio está documentada sobre la época y sabe explicar los hechos sin dejar cabos sueltos. Su forma de mezclar realidad y ficción me ha parecido brillante; hay un hilo tan delgado separando lo uno de lo otro que el lector puede llegar a dudar en ocasiones si realmente es real lo que se cuenta (con esto me refiero especialmente a las relaciones entre personajes, no a los hechos históricos en sí).
Quizás otra pega que se le podría poner a la novela, en relación con la forma de presentar los hechos, es que el tiempo pasa a veces muy rápido y a veces muy despacio. En ocasiones está indicado explícitamente, pero en otras simplemente se da a entender que ha habido una elipsis. El hecho de no indicar cuánto trascurre entre elipsis y elipsis puede resultar algo confuso.

Como conclusión, simplemente recalcar de nuevo que El cerrajero del rey ha sido ante todo una lectura para leer con calma, saboreando cada página. No es una novela ligera y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de enfrentarse con el texto, pero desde luego abre el gusto por la novela histórica y eso tiene su mérito. La trama de intrigas está muy bien tramada y muy bien resuelta.
Así que ya sabéis, si os animáis a leerla, con calma, buena letra y ¡a disfrutarla que se lo merece!


CURIOSIDADES

  • La autora ha recibido el Premio Ciudad de Cartagena 2012 de novela histórica.
  • En la página 413 he encontrado una errata: "Fabricar la piedra filosofal y el elixir de la vida eterna capaces de asegurar la inmortalidad del hombre... -concluyÓ ella, con emoción impregnada en sus palabras.
  • EJEMPLO DE FRASE con algunas de las palabras extraídas de la novela:
"Amén de ser timorato, era orondo. Trabajaba en las covachuelas de palacio y solía tener aviesas intenciones. Bebía en picheles mientras le iluminaban los blandones de plata."

Además de ser tímido, era gordo. Trabajaba en las secretarías de despacho (que ahora se llaman minsiterio) y que se encontraban en los sótanos del palacio real.y solía tener malas intenciones. Bebía en un vaso alto y redondo, ordinariamente de estaño, mientras le iluminaban los candeleros.

VALORACIÓN:

postimage postimage postimage postimage

FICHA TÉCNICA:

Título: El cerrajero del rey
Autor: María José Rubio
Editorial: La esfera de los libros
Colección: Novela histórica
Formato: Cartoné
Número de páginas: 640
ISBN: 978-84-997-0310-7
Precio: 22,90 €
Fecha publicación: 14/02/2012

Otros formatos:

E-book (Precio: 9,49 €)

! Para más información, pincha aquí.

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

1 imaginaciones:

  1. No lo conocía pero la novela histórica es de mis favoritas y sobre este periodo no he leído demasiado, por lo que estaría bien leerla
    besos

    ResponderEliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de 48h. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib