domingo, 29 de julio de 2012

¿Casada, monja o puta?

La escuela de la desobediencia

Paco Becerra

(dirigida por Luis Luque)


Hace ya más de una semana que fui a ver La Escuela de la desobediencia y no había escrito la crítica hasta ahora porque, realmente no sabía qué decir. Al contrario de muchos críticos que se regodean en los defectos de las obras/películas de las que hablan, a mí me resulta mucho más fácil (más cómodo y menos comprometido) comentar algo que me ha gustado mucho. 
Hablar sobre lo que no te ha gustado de una cosa me resulta mucho más complicado (y más aún si no terminas de saber qué es lo que no te ha gustado).

Lo primero que me gustaría decir acerca de La Escuela de la desobediencia es que plantea un argumento que me llamó mucho la atención y por el que tenía muchísimas ganas de ir a ver la obra: la educación sexual de las mujeres en el siglo XVI. Desde luego, siempre nos parece que "antes", esto era un tema tabú -y probablemente lo era-, pero eso no quiere decir que las mujeres no supieran del tema.
En esta obra, Luque nos plantea que las tres únicas cosas que podía ser un mujer de esa época eran: casada, monja o puta. Para las mujeres de bien, la última opción queda "automáticamente" descartada, de modo que solo les queda elegir -o que eligan por ellas- entre casarse o entrar en un convento. Lo curioso de La Escuela de la desobediencia -y de donde empieza a surgir el humor- es que parece que la segunda opción puede ser aún más sexual que la tercera.
El montaje de La escuela de la desobediencia invita a imaginar un salón literario, ese espacio íntimo donde la mujer podía desarrollar su gran potencial.
Para mi es emocionante pensar que Susanne y Fanchon van a ser encarnadas para mostrar que la mujer ha sentido, siente y sentirá placer sexual con la misma intensidad que el hombre. Que tiene el derecho a tener una educación al respecto, las jóvenes eran educadas en la ignorancia y por lo tanto su infelicidad estaba garantizada.
Nuestras protagonistas defiende lo contario, desobedecen y por lo tanto son más libres.
Susanne nos cuenta que el ímpetu de la naturaleza no entiende de normas escritas por ninguna mano de hombre. Buscan breves espacios de libertad a través de la piel.
En intimidad ellas se presentan libres, divertidas, preciosas, sabias, inocentes, filósofas, idealistas, inteligentes, transgresoras. Sostienen un vocabulario sin ambages, un ideario contundente sin resquicio alguno al discurso de la doble moral, la ven, la señalan y se aprovechan de ella. Ahí radica su grandeza.
Luis Luque

A pesar de ser la actriz de la que esperaba más, Cristina Marcos (interpretando a Susanne) no ha terminado de convencerme. Si bien la expresividad de su cara en ciertas situaciones me pareció simplemente genial, su tono de voz y su forma de hablar no me llegaron. Me sonaba estridente y fuera de contexto. Realmente la parte de la obra en la que me gustó fue en la final, cuando ya no enseña a su alumna sino que escucha sus progresos.

María Adáñez (da vida a Fanchon) es la que realmente ha brillado en la obra. Hasta ahora, era una actriz completamente desconocida para mí y, no sé por qué pero no esperaba demasiado de ella. Sin embargo, me ha sorprendido muy gratamente. Su manera de dar vida a alguien totalmente inocente es preciosa y sabe ir modificando la personalidad de su personaje poco a poco, sin perder del todo esa pureza.
Representa a la alumna que supera a su maestra.

En conclusión, es una obra entretenida aunque algo cansina por el abusivo uso de eufemismos para referirse a los genitales. Quizá sea mejor de lo que he comentado, pero lo malo de ir a ver una obra desde hace mucho tiempo es que, si no cumple las expectativas, te gusta menos de lo habitual.
De todas formas, presenta un tema interesante.

Puntuación del teatrómetro:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

¿Dónde y cuándo se ha representado?

En el teatro Bellas Artes de Madrid del 13 de junio al 15 de julio.
Antes de llegar a este teatro, La escuela de la desobediencia ha estado de gira por España desde enero, como podéis consultar aquí.

Fotos del montaje:




! Para más información, pincha aquí.

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

2 imaginaciones:

  1. OMG
    Qué fuerte, si Luis Luque es ese chaval de mi clase que comía papel O_O ¿Desde cuando dirige obras de teatro? :O xD
    Chorradas aparte, la tal María ¿no es la que hace de Lucía en Aquí No Hay Quien Viva? Si no es, se le parece mucho.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!

    Ya decía yo que me sonaba ese nombre... xD
    Pues no lo sé... No veía "Aquí no hay quien viva" -_-'
    ¡Gracias por comentar! ^^

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib