sábado, 16 de junio de 2012

Las consecuencias de la reclusión y el odio



La leyenda negra

Arlet Hinojosa Martínez

Sinopsis oficial

Navarra, finales del siglo XVI: nacen dos niñas gemelas y su madre fallece tras el parto. Una de las niñas tiene una marca de nacimiento que hará que la ente la tema y la odia, por lo que desde su infancia, para protegerla, la ocultan al mundo. Años más tarde, en el pueblo donde viven las jóvenes tienen lugar una serie de horribles sucesos que llaman la atención de la Inquisición.

Reseña

A finales del siglo XVI nacen dos hermanas gemelas, cuya madre muere en el parto. Debido a que una de ellas, tiene una marca de nacimiento (la marca del diablo), Reine -la mujer a la que la madre de ambas encargó cuidarlas- la recluye en la casa para protegerla de la gente y, así, que no sea vista. Mientras su hermana Elaia tiene una infancia alegre y hace travesuras con su amigo del alma Adame, Zumar vive aislada y sin amigos. Esto provoca que vaya sintiendo un odio profundo hacia su hermana y hacia los que decidieron hacerla una desdichada para protegerla. 
Este es el planteamiento inicial de La leyenda negra. No es demasiado original en el sentido de que vuelve a plantear el antagonismo entre dos hermanas en apariencia idénticas, pero de carácter muy diferente. Una de ellas, Zumar, decide vengarse por el castigo injusto a la que han sometido de pequeña y en eso consiste toda la obra: en las tramas que va organizando en el pueblo y que aterrorizan a los habitantes.

La leyenda negra surge a partir de un hecho histórico, pero a partir de, nada más. La historia es totalmente ficticia; únicamente se usan algunos nombres reales como el del pueblo, Zugarramurdi, o el del Inquisidor, Juan del Valle. Quizá la obra peca de venderse en exceso como una historia basada en hechos reales. Sin embargo, como la propia autora dice al final del libro: "Una de las finalidades que tenía esta historia era reducir el limbo entre la realidad y lo ficticio a un fino hilo, en el cual los personajes hacían equilibrios para no caer". Y eso desde luego que lo consigue. A menos que el lector tenga conocimiento acerca de lo ocurrido en la llamada Leyenda negra, bien se puede pensar que la novela es mucho más histórica que ficticia.
¿Pero y Lucero? ¿Cómo se va a considerar histórica si aparece el diablo como personaje? Esta es una pregunta que probablemente haya aparecido en tu mente, querido lector, al leer la palabra histórica. Si bien es cierto que opino que la novela debería ser presentada como una obra de ficción que toma como detonante un acontecimiento histórico, también lo es la libertad que tiene el escritor para encandilar a sus lectores, confundiéndoles y haciéndoles plantearse si lo que leen es cierto o no, como sucede por ejemplo en una novela que recomiendo a todos de Juan José Millás: Papel mojado. La autora ha realizado una labor de documentación para ambientar lo mejor posible la historia en un siglo XVI real que, por su mano, se convierte en "ficticio". Precisamente esa labor y el uso de palabras de época como Locronio (el nombre que tenía Logroño en esa época) aportan realismo a la novela.

En contraposición con este, digamos, punto flaco, la novela se caracteriza por estar escrita de forma hábil y con un estilo cuidado que hace que la lectura sea muy fluida. Como única crítica, me gustaría mencionar la frecuencia con la que se anteponen los adjetivos a los sustantivos. Si bien es cierto que los adjetivos explicativos se posicionan de esa forma con fines literarios, al leer mucho este tipo de estructura, puede llegar a parecer algo altisonante y artificial. Sin embargo, en los diálogos la naturalidad con la que están tejidos es muy destacable.

Los personajes principales -Zumar, Elaia y Adame- están magníficamente perfilados con descripciones deliciosas que no agotan al lector ya que cada dato aparece en un momento diferente de la obra. De esta forma, el lector va  conociendo a los personajes poco a poco, según avanza la novela.
De Lucero, como ser misterioso que es, se conocen muy pocos datos. Sin embargo, son suficientes para que el lector pueda imaginarse a la criatura en su mente con libertad. Casi se le conoce más gracias a las sensaciones que experimenta Zumar a su lado. Para conseguir que la historia al final se vuelva a reconducir al ámbito realista (incluso histórico) del que se ha ido alejando debido a los sucesos terribles que van sucediendo en el pueblo, la autora soluciona hábilmente la existencia de este diablo.
Los personajes secundarios están trazados con menor detalle, pero con igual delicadeza. Reine, Miguel, Gabriel, don Francisco y Juan del Valle tienen su momento de importancia en la obra y las descripciones van acorde a dicha relevancia.

Para finalizar, me gustaría mencionar dos episodios de la novela que me han parecido algo incongruentes.
El primero tiene lugar al comienzo del capítulo IX y es el momento en el que un hombre del pueblo descubre que su hija está embarazada sin estar casada y que no sabe quién es el padre. Furioso, golpea a su mujer  -que está embarazada- cuando ella trata de defender a la joven. Ella cae al suelo y se pone de parto con solo cuatro meses de gestación. Esta escena, desde mi punto de vista, es completamente innecesaria para la novela y puede llegar incluso a parecer incoherente. Bien es cierto que al final se menciona de nuevo en el epílogo para tratar de atar ese cabo suelto, pero perfectamente se podría haber omitido.
El segundo episodio sería el propio epílogo, lo cual hace que el final sea débil en comparación con el resto de la novela. La autora trata por todos los medios de convencer al lector de que su historia no tiene moraleja por medio de uno de los personajes. Sin embargo, ese personaje resulta el más inesperado posible y la persona a la que le habla lo es aún más. Este cierre provoca que la novela no se termine con una sonrisa o con una sensación de placer sino con confusión, al no entender bien el porqué de ese final.

En conclusión, La leyenda negra es una obra ágil, de lenguaje y estilo cuidado que se lee con facilidad y que capta la atención del lector desde el primer momento, también debido al misterio que cuentan sus páginas. Está escrita por una autora joven y novel, de ahí probablemente los puntos flacos mencionados anteriormente. Sin embargo, de nuevo volviendo a su edad, aplaudo la novela y entiendo que ganara el premio literario que ganó. Espero que sean los comienzos de una larga carrera porque sin duda este estilo de escribir promete.

La puntuación de BF:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

Sobre la autora

Arlet Hinonosa Martínez es la ganadora del Premio Jordi Sierra i Fabra 2011. Con solo quince años ha conseguido escribir una novela que atrapa al lector y que hace que las palabras fluyan con gracia.

Es la hija de Arlette Geneve, una escritora de corte romántico que ha escrito obras como Las espinas del amor o La promesa de Highlander. Sin embargo, no creo que se la vaya a conocer como "la hija de" -incluso creo que sería injusto- porque, tras leer a la una y a la otra, tienen estilos completamente diferentes y, por el momento, la temática de su narrativa también es distinta.


Datos técnicos sobre el libro

Título: La leyenda negra
Autora: Arlet Hinojosa Martínez (Premio Jordi Sierra i Fabra 2010)
Editorial: SM
ISBN: 9788467550085
Páginas: 206
Precio: 7.65€

Patt / Administradora de Devoim

Comencé mi andadura en este rinconcito literario y teatral allá por 2008 y desde entonces he sido la autora de todos los contenidos del blog, así como de su diseño. En la actualidad ando a vueltas con el SEO. Mi mantra: "Nunca dejes de aprender".

3 imaginaciones:

  1. Tengo muchísimas ganas de leer este libro, no solo por la sinopsis que me llama muchísimo la atención, sino porque la autora es de LGG y el hecho de que a su edad haya ganado el Jordi Sierra Fabra y haya publicado dice mucho. Muy buena reseña ^^

    ResponderEliminar
  2. Vaya, no sé como consigues captar todas esas cosas en un libro... Yo no soy capaz o.O
    Por cierto... ¿en serio recomiendas Papel Mojado?¿EN SERIO? No aguanto ese libro ¬¬ xD

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Anita: Muchas gracias :)

    cevcc: Pues ya ves... leyendo xDDDD
    ¿Que no lo aguantas? O_O No me lo puedo creer, cevcc. Pero si tiene un final super original... y te hace darle vueltas y vueltas y vueltaaaas ^^ En fin... para gustos, los colores, ¿no? :)

    Gracias a las dos por comentar.

    Un saludo imaginativo...

    Patt

    ResponderEliminar

Imagina...

Tus comentarios también forman parte del blog. Muchísimas gracias por escribirlos; me encanta leerlos.

Si marcas la casilla "avisarme", recibirás mi respuesta en tu correo en un plazo de máximo de una semana. Aunque también puedes volverte a pasar por Devoim y descubrirla tú mismo/a. ¿Qué opción prefieres?


NOTA: La moderación simplemente la tengo activada para que no se me escape ningún comentario porque hace un tiempo, repasando entradas, me di cuenta de que había bastantes que no había leído en entradas antiguas y me dio mucha pena no haberlos visto en su momento.

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib