lunes, 23 de enero de 2012

El hombre moderno vive en...

0 imaginaciones

En verano del año 2009 colgué la crítica de Metro Cúbico, una obra de teatro bastante singular, que os recomendé encarecidamente. Aquí podéis leer su crítica.

Hace unos meses me enteré de que esta obra realmente formaba parte de una trilogía llamada “El hombre moderno” formada por Metro cúbico, El gran atasco (obra que vi un año después pero que no reseñé) y Burö (obra que han estrenado recientemente). Esta trilogía se llama así porque sus autores piensan que el hombre moderno lo que hace es vivir en casas cada vez más pequeñas, vivir en un atasco y vivir en el trabajo.

Metro cúbico

Volví a ver la obra hace unos días y me gustó tanto como la última vez. El actor apenas habla, tan sólo emite algunos sonidos para expresar lo que está sintiendo en cada momento. Como ya hice la crítica en su momento, tan solo me gustaría recalcar dos escenas: en la primera, el actor imita al boxeador Rocky, convirtiendo dos cuerdas de tender en un ring; y en la segunda, teniendo un enjambre de moscas en su metro cúbico, comienza a hacer yoga haciendo que el grupo de moscas forme el signo de interrogación (?) para golpearlas de repente y matar a todo el grupo que forman en un último momento un signo de admiración (!)


Puntuación del teatrómetro:
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic


El gran atasco

Esta obra la vi hace año y medio y no me propongo hacer ahora mismo una crítica exhaustiva sobre ella sino explicaros brevemente su argumento y recomendaros que vayáis a verla.
Esta obra narra cómo un hombre conoce a una mujer mientras conduce (ella lleva una maleta y le ruega que la lleve en su coche). Entonces, quedan atrapados en un atasco que durará años y, en el cual, los dos personajes vivirán sus vidas como si en un barrio se tratara.
Para dejaros con la intriga y para que os animéis a verla os lanzo la siguiente pregunta: ¿Qué creéis que contiene la maleta de la mujer?


Puntuación del teatrómetro:
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

Burö

Burö es la última parte de la trilogía “El hombre moderno”. En ella se cuenta cómo el hombre vive encadenado a su trabajo… y a su jefe.
Con una escenografía hecha enteramente de cartón (una caja rectangular tamaño real que gira y se abre dando lugar a los diferentes escenarios: el ascensor, la oficina, el servicio, el despacho del director y la ciudad), un (¿o dos?) actores y material audiovisual, Kubik Fabrik ha montado una obra peculiar.
La música está seleccionada de forma magistral, acompañando y completando el significado de casi cada escena. Genial es “el momento Nespresso” que vive el protagonista a lo George Clooney.
Otro punto a destacar es el alejamiento que provoca la obra con respecto al espectador cuando el protagonista de la obra, convertido en un monstruo cubierto enteramente de post-it amarillos responde una llamada telefónica. Cuando habla con su interlocutor que está al otro de la línea y al cual el espectador no escucha, dice que está haciendo de monstruo en un teatro y que puede hablar ya que está en un descanso. Tras unas pocas palabras más, vuelve a su papel como si nada hubiera sucedido.
El idioma que se utiliza durante casi toda la obra es el francés excepto en un momento en el que, extrañamente, el protagonista habla en castellano con acento latino. Ese cambio, a pesar de ser drástico (está claro que los acentos de ambos idiomas son diferentes), queda muy logrado en la obra.
A pesar de tener un montaje magnífico y varios toques realmente geniales, la exageración de los gestos en ciertos puntos de la obra hace que sea la que más larga se hace de las tres. En mi opinión, como obra no llegaría a mucho, pero la escenografía (y no me caso de repetirlo) le triplica el valor. Solo por eso, merece la pena ir a verla (ah, y por los esfuerzos que hace el actor para subir pisos y pisos de escaleras).
Puntuación del teatrómetro:
Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic


Más información

¿Dónde puedo ver la obra?
Sala Kubik Fabrik (C/ Primitiva Gañán, 5, Barrio de Usera, Madrid)

¿Cuándo ponen cada obra?
Burö: Jueves, viernes y sábados a las 20h
Metro cúbico: Sábados a las 21:30h
El gran atasco: Domingos a las 19h

¿Cuánto cuesta?
1 espectáculo: 14 euros
2 espectáculos: 18 euros
La trilogía completa: 22 euros

sábado, 21 de enero de 2012

Lectura quincenal

0 imaginaciones
Escándalo en Bohemia

Arthur Conan Doyle

Ella es siempre, para Sherlock Holmes, la mujer Rara vez le he oído hablar de ella aplicándole otro nombre. A los ojos de Sherlock Holmes, eclipsa y sobrepasa a todo su sexo. No es que haya sentido por Irene Adler nada que se parezca al amor.

Su inteligencia fría, llena de precisión, pero admirablemente equilibrada, era en extremo opuesta a cualquier clase de emociones. Yo le considero como la máquina de razonar y de observar más perfecta que ha conocido el mundo; pero como enamorado, no habría sabido estar en su papel. Si alguna vez hablaba de los sentimientos más tiernos, lo hacía con mofa y sarcasmo. Admirables como tema para el observador, excelentes para descorrer el velo de los móviles y de los actos de las personas. Pero el hombre entrenado en el razonar que admitiese intrusiones semejantes en su temperamento delicado y finamente ajustado, daría con ello entrada a un factor perturbador, capaz de arrojar la duda sobre todos los resultados de su actividad mental. Ni el echar arenilla en un instrumento de gran sensibilidad, ni una hendidura en uno de sus cristales de gran aumento, serían más perturbadores que una emoción fuerte en un temperamento como el suyo. Pero con todo eso, no existía para él más que una sola mujer, y ésta era la que se llamó Irene Adler, de
memoria sospechosa y discutible.

Era poco lo que yo había sabido de Holmes en los últimos tiempos. Mi matrimonio nos había apartado al uno del otro. Mi completa felicidad y los diversos intereses que, centrados en el hogar, rodean al hombre que se ve por vez primera con casa propia, bastaban para absorber mi atención; Holmes, por su parte, dotado de alma bohemia, sentía aversión a todas las formas de la vida de sociedad, y permanecía en sus habitaciones de Baker Street, enterrado entre sus libracos, alternando las semanas entre la cocaína y la ambición, entre los adormilamientos de la droga y la impetuosa energía de su propia y ardiente naturaleza. Continuaba con su profunda afición al estudio de los hechos criminales, y dedicaba sus inmensas facultades y extraordinarias dotes de observación a seguir determinadas pistas y aclarar los hechos misteriosos que la Policía oficial había puesto de lado por considerarlos insolubles. Habían llegado hasta mí, de cuando en cuando, ciertos vagos rumores acerca de sus actividades: que lo habían llamado a Odesa cuando el asesinato de Trepoff; que había puesto en claro la extraña tragedia de los hermanos Atkinson en Trincomalee, y, por último, de cierto cometido que había desempeñado de manera tan delicada y con tanto éxito por encargo de la familia reinante de Holanda. Sin embargo, fuera de estas señales de su actividad, que yo me limité a compartir con todos los lectores de la Prensa diaria, era muy poco lo que había sabido de mi antiguo amigo y compañero.

[...]


! Para leer más pincha aquí o compra el libro de relatos cortos, que te recomiendo encarecidamente, Seis enigmas para Sherlock Holmes

lunes, 2 de enero de 2012

Recomendaciones

0 imaginaciones
El desierto de hielo

Maite Carranza



En esta novela nos presenta principalmente la historia de Selene, la madre de Anaíd -la elegida del cabello de fuego que posee el cetro de poder-.
Tras cumplirse la profecía que se auguró en El clan de la loba, Anaíd es más vulnerable que nunca a los peligros que la acechan y madre e hija se ven forzadas a huir. En ese viaje, Selene le contará su historia con la cual la joven elegida conocerá sus orígenes.

De los tres libros de esta saga, sin ninguna duda, éste es el que más me atrapó. Quizá porque cuenta una desde un punto de vista más maduro que el de la protagonista, Anaíd. Las aventuras y desventuras de su madre sin duda emocionan, ya que están narradas años después de que ocurrieran, tras tiempo de reflexión. En esta novela encontraréis de todo: misterio, aventura, combates, amor...
Como curiosidad, decir que fue el primer libro que me leí de la trilogía ya que desconocía que fuera una saga. Al principio del mismo, se hacían referencias al pasado de Anaíd que, aunque realmente corresponden al primer libro, bien pueden ser tomadas como un pasado cualquiera de un libro que no tiene un volumen anterior. Por tanto, se puede leer prácticamente como un libro individual, ya que la historia de Selene empieza y termina en este libro.
Por supuesto, la trilogía completa es muy interesante y entretenida, pero yo os recomiendo particularmente este, que es al que tengo especial cariño.

Estracto de la obra
[...]
No podía hacer partícipe a Gunnar de mis sospechas. Por un momento había pensado en la posibilidad de que su Camilla hubiese sido una Omar y hubiese muerto a manos de alguna Odish. Había coincidencias: Camilla oía a las ballenas, guardaba secretos y murió desangrada. ¿Me estaba volviendo fantasiosa?
Y me di cuenta de que en los últimos meses me habían rodeado muchas historias fantasiosas, de amores trágicos e imposibles: Helga, Bridget y Camilla me perseguían. Las brujas no creemos en las casualidades, así pues ¿querían decirme algo? Tres muertas me susurraban al oído palabras de aviso. ¿De qué me avisaban?
Pero su aviso era inútil, yo no quería escucharlas. Como tampoco quise entender a Lola, que apareció empapada y chamuscada bajo unos tablones de la cubierta. Temblaba como una hoja y buscaba mi calor y mi compañía. Había sobrevivido a la tormenta y al rayo. Como yo.
[...]
Datos técnicos sobre el libro

Título: El desierto de hielo
Autora: Maite Carranza
Editorial: Edebé
Saga: La guerra de las brujas
ISBN: 978-84-2367-851-8


La puntuación de BF:

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic

¡¡Feliz 2012!!

0 imaginaciones
Pues, aunque sea con un día de retraso, os deseo a tod@s, un feliz año nuevo.
Leed mucho, imaginad muchas historias, pasáoslo genial y que se cumplan todos vuestros deseos.


© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib