viernes, 12 de noviembre de 2010

Recomendaciones (1): Wetti y Babs de Christine Nöstlinger

1 imaginaciones
¡Hola, devoimeros! Os presento una nueva sección que el blog tendrá a partir de ahora:

Recomendaciones


Esta sección consistirá en lo siguiente: aquí recomendaré libros que no sean de los que circulan ahora por los blogs; es decir, libros más "raros". Por ello no serán novedades, aunque, como en todo, podría haber excepciones. Eso sí, no serán reseñas propiamente dichas sino breves "apuntes" en las que explique la sinopsis y algún dato para justificar por qué recomiendo este libro. Probablemente, también cuelgue algún pasaje del libro en cuestión para que podáis ver por vosotros mismos si os atrae o no.
Y sin más dilación, aquí os presento el primero...


En esta novela nos presenta a una chica de unos dieciséis años llamada Bárbara 
Wetti para los amigos que pertenece a una familia bastante humilde; viven en una casa de dos habitaciones y media sin baño. Sus padres se enfrentan a una situación económica realmente difícil, lo que acarrea profundos problemas en el matrimonio, que llega incluso a la separación. Tras una larga ausencia de clase debido a que ha tenido que atender a su hermano pequeño, que se encontraba enfermo, Bárbara Wetti encuentra una agenda garabateada en su pupitre. Gracias a ella conoce a Stefan Oberleitner y a su familia. Stefan es un chico rebelde que pasa completamente de los estudios, es desordenado... un desastre. Su padre es un hombre de negocios adinerado que apenas pisa la casa. Lali, la hermana pequeña de Stefan, es una chiquilla regordeta y extremadamente cariñosa totalmente opuesta a su hermano. Y Sofía es la nueva pareja del padre de Stefan que, más que ser la pareja de un hombre, más bien parece la niñera.

En esta familia tan extraña más incluso que la suya Bárbara encuentra un refugio, un lugar donde esconderse de sus propios problemas. Para ellos será Babs y no Wetti.

Ésta es una deliciosa historia que nos cuenta cómo Bárbara va cambiando por las situaciones que se le ponen delante, cómo las va sobrellevando y cómo consigue integrarse en una familia que no es la suya hasta conseguir que el lector a veces se olvide de que, en realidad, a Wetti, le espera una casa vacía y triste.

Tiene momentos cómicos que tienen mucho que ver con los títulos de los capítulos, que son inusualmente largos. Como ejemplo, os pongo el del primero: "Capítulo en el que se desperdician inútilmente muchos metros de venda elástica".

Por último, cabe destacar las maravillosas ilustraciones de Karin Schubert que le dan un toque diferente a la novela.

EXTRACTO DE LA OBRA:


[...]
Stephan debió de intuir sus pensamientos, e ironizó:
¡A Sofía nos la ha enviado el cielo para que no nos echemos a perder!
Lali se metió dos lonchas de embutido en la boca. Mientras las engullía dijo:
¡Hoy está otra vez majareta!
Y se le escapó un poco de embutido.
Stephan se limpió el trozo que su hermana le había escupido sobre la mano.
Siempre está zampando y aún no ha aprendido a hacerlo en condiciones murmuró. Se levantó, cogió su cuenco y se fue de la cocina.
Bárbara no sabía si debía seguirlo. Pero no le había invitado a hacerlo y continuaba teniendo hambre. Un embutido tan selecto no lo comía nunca en casa, y, según la abuela Hasi, comprar rábanos en invierno era un pecado mortal. Así que decidió quedarse en aquella cocina tan nutritiva.
¿Por qué eres amiga de ese majadero? preguntó Lali. Normalmente nadie quiere ser su amigo.
¡Lali, no hables así! le regañó Sofía.
¡Si es verdad! Lali volvió a coger embutido. ¿Pero eres su amiga o no? le preguntó. Y, dirigiéndose a Sofía, añadió: Es que él no conocía su nombre. Tuvo que decirle que se llama Babs.
Bárbara se sintió obligada a dar una explicación, y contó la historia de la agenda.
[...]

FICHA TÉCNICA:

Título:
Wetti y Babs
Título original: Wetti und Babs
Autora: Christine Nöstlinger
Editorial: Edelvives
Colección: Aladelta internacional
ISBN: 978-84-263-3832-7

VALORACIÓN:
postimagepostimage postimage postimage postimage

martes, 9 de noviembre de 2010

Concurso TWO YEARS

2 imaginaciones
En honor al segundo aniversario del blog, abro este concurso en el que colabora Anaya.


Requisitos para participar:

-Tendréis que ser seguidores del blog
-Responder a una preguntita…

Bueno, y dicho esto… vamos a las bases, que es lo que seguramente os importará (los premios… al final).

1.- Este es un concurso nacional (Si sois de fuera pero tenéis una dirección en España, no hay problema ^^)
2.- Para participar es obligatorio ser seguidor del blog.
3.- Para entrar en el concurso tendréis que mandar un mail al correo del blog (imaginación-literatura@hotmail.com) con los siguientes datos:
  • Nick de blogger (con link a vuestro perfil)
  • Todas las EE que hayais hecho (con links); os servirán para conseguir puntos*
  • La respuesta a esta pregunta:
    ¿Qué añadiríais, mejoraríais, cambiaríais o eliminaríais del blog?**
    ¡! Atención, esta pregunta será la que decidirá mayormente los ganadores –habrá que tener en cuenta las EE, por supuesto– así que curráosla. Servirá para que este blog mejore y sea un lugar más entrañable para todos. Podéis decir lo que se os ocurra, desde el aspecto, hasta el contenido de las entradas, pasando por las secciones… Eso sí, ser respetuosos por favor. A nadie le gusta leer ordinarieces ^^ Un blog no siempre cumple dos añitos… así que… es su momento para dar un paso adelante…
4.- Plazos: El concurso comienza hoy y terminará el 31 de diciembre a las 23:59 hora peninsular.
5.- Premio único: Un ejemplar de El ladrón del fuego, publicado por Anaya.


6.- Leed atentamente la política de concursos del blog para que luego no haya ningún problema.

*¿Cómo conseguir EE?
+1 Ser seguidor nuevo del blog (es decir, que te has hecho seguidor para entrar en el concurso)
+2 Ser seguidor antiguo del blog (es decir, que eras seguidor antes de que empezara el concurso)
+3 Comentar en esta entrada
+4 Poner el banner del concurso en la sidebar de vuestro blog.
+5 Anunciar el concurso en vuestro blog con una entrada específica para ello (a estos 5 puntos se le añadirá uno más por anunciarlo en twitter, otro por anunciarlo en facebook, etc)
+6 Realizar una breve crítica/opinión acerca de la portada del libro que va a ser el premio: El ladrón del fuego. Comentad brevemente lo que os llama la atención, lo que no os gusta, lo que os sugiere de la historia…
Máx. de puntos posibles: 21 ó 22.

**La mejor respuesta (por original, por desarrollada, por número de sugerencias…) se llevará 20 puntos. La segunda mejor respuesta se llevará 15 puntos.

Pues creo que esto es todo... por ahora... ¿Quién sabe si habrá alguna sorpresa de última hora? Después de todo, esto es un aniversario... ^_^

Aquí os dejóel banner para la sidebar...

Image and video hosting by TinyPic





Se agradecerá la máxima difusión ^_^

martes, 2 de noviembre de 2010

Lectura quincenal

0 imaginaciones
La novia maldita

Nina Blazon


Capítulo 1: Corceles negros

El forastero golpeó a nuestra puerta en mitad de la noche. Sobresaltada me desperté y escuché
atentamente, mientras sentía los latidos de mi corazón en la garganta. «¡Lazar Kosac!», me vino abruptamente a la mente. En la penumbra de la alcoba vi que Bela también estaba sentada, erguida en la cama. En el exterior bramaba una de las muchas tormentas de primavera.
—Mujer muerta —murmuró mi hermana—. Tulipanes y plumas de paloma.
—Sigue durmiendo, Bela —le susurré, levantándome de la cama.
Padre ya se había levantado; oí sus pasos, irregulares y pesados. Una puerta chirrió. Después, silenciosos, como las pisadas de los ratoncillos, los rápidos pasos de mis hermanas pequeñas. Cuando bajé por la escalera, vi sus caras a la sombra de la puerta. Majda, la más pequeña, aún parpadeaba con ojos adormilados, apretando entre sus dedos el pico de su camisón, como si pudiera retener así su último sueño. Detrás de Majda estaba mi hermana mayor, Jelka. Ella ya sujetaba el hacha en la mano, y sabía manejarla como pocos por aquí, en la aldea del valle.
— ¡Coge el garrote! —me ordenó.
No hizo falta que me lo dijera dos veces. Yo ya estaba corriendo hacia el gancho grande de la
pared del que colgaba la nudosa madera. Pesado y familiar, yacía en mi mano; mis dedos conocían cada rendija y cada nudo.
De nuevo, un impaciente puño golpeó contra la puerta.
—¡Abrid! —tronó una voz de hombre—. ¡Por el amor de Dios, abridme la puerta!
Desconcertada, Jelka frunció el ceño. También yo me extrañé. El hombre de ahí afuera, si bien hablaba nuestro idioma, lo hacía con un acento extranjero. Dos años atrás no nos habría extrañado en absoluto. Entonces venían muchos viajeros a nuestras montañas, provenientes de Novi Sad, Temesvár y Agram, a veces de Viena y de Ragusa. Una vez incluso pasó por aquí un adinerado latino con muchos sirvientes. Venía de Venecia y era comerciante. Todos ellos veían nuestra casa, con su pozo de agua y su espacioso establo, y agradecían el haber encontrado una posada.
Pero ahora ya era rara la vez en que nos sobresaltábamos durante nuestra parca cena por oír los
tronadores cascos de los caballos al pasar a toda prisa por aquí. Desde que el ladrón Lazar Kosac y su banda atemorizaban la zona, la mayoría de los viajeros evitaban el paso por Fruška Gora o bien hacían el recorrido al galope, protegidos por escoltas armadas. A pesar de todo, más de un viajero había caído en manos de los ladrones y se había arrastrado herido de muerte hasta el borde de nuestra huerta. Allí lo encontraba después mi padre, a la mañana siguiente, e iba a por nuestro caballo para llevar el cadáver junto a las demás tumbas en la ladera, muy alejadas de nuestro propio cementerio. Nuestros difuntos..., mi madre y mi hermana Nevena, que hacía un año se había precipitado por el barranco del valle, descansaban en un pequeño círculo de tilos, muy lejos del último lugar de descanso de los viajeros sin nombre, sobre cuyas tumbas
nosotras plantábamos rosas silvestres y espinos blancos para proporcionarles paz. Y tal como
mandaba la costumbre, mi padre les clavaba a los muertos un cuchillo en el corazón y envolvía y ataba sus cuerpos en redes de pescar con las que les enterrábamos. Eso debía impedirles que volvieran al mundo de los vivos. Aun así, yo a menudo sentía miedo y untaba nuestras puertas con ajo.
Sin embargo, el huésped de esta noche no daba en absoluto la impresión de estar moribundo. La
lluvia tormentosa tamborileaba contra las paredes de madera como si fuera el eco de sus golpes de puño. Jelka se mantenía erguida con su arma. La engrasada hoja del hacha estaba deseosa de probar la sangre del ladrón. Yo me coloqué junto a la puerta y alcé el garrote. Mi padre agarró con más fuerza su viejo y deteriorado sable.
—¿Quién va? —su tronante voz no hacía sospechar que pertenecía a un hombre menudo y curvado; padre parecía menguar de año en año.
—Un viajero —contestó el forastero—. Vengo de Hungría y llevo muchos días de camino. Con este tiempo he perdido de vista a mis hombres. Os daré un buen dinero por darme cobijo si me dejáis entrar..., al menos hasta que escampe la tormenta.
Jelka y mi padre intercambiaron una mirada sin saber qué hacer. A la luz de los palos candentes clavados en un soporte de hierro sobre la mesa, Jelka de repente se parecía tanto a mi madre que dolía mirarla.
—¿Será una trampa? —susurró preocupada.


! Para leer el capítulo completo pincha aquí

© 2008-2017 Deja volar tu imaginación... (by Patt) Todos los derechos reservados.
Coprights @ 2016, Blogger Templates Designed By Templateism | Templatelib